Estudio aborda los múltiples contaminantes en los océanos

 


Del océano al cuerpo humano: comprobaron los graves efectos en la salud de la contaminación con plásticos

Fecha de Publicación: 07/04/2021
Fuente: InfoBae (Argentina)
País/Región: Internacional


Por comer peces infectados se pueden generar daños en el sistema nervioso, riesgo de padecer cáncer, enfermedades cardiovasculares y del sistema digestivo, infertilidad masculina y problemas en el desarrollo del bebé en el útero, entre otras consecuencias
La contaminación es responsable de alrededor de nueve millones de muertes prematuras por año, enormes pérdidas económicas, y degradación de los ecosistemas. La contaminación de los océanos, en particular, es una gran parte del total, pero, según expertos, está “insuficientemente reconocida y controlada de manera inadecuada”. Provoca graves amenazas para la salud y el bienestar humanos, pero su magnitud recién comienza a comprenderse.
Los océanos están cada vez más contaminados por distintas causas que tienen un denominador común: las acciones humanas que siguen la tendencia del descarte y el despilfarro de los recursos naturales.
Según un estudio publicado en Annals of Global Health en diciembre, esta contaminación es una mezcla compleja de metales tóxicos, plásticos, productos químicos manufacturados, petróleo, desechos urbanos e industriales, pesticidas, fertilizantes, productos químicos farmacéuticos, escorrentías agrícolas y aguas residuales. Más del 80% proviene de fuentes terrestres y llega a través de ríos, escorrentías, deposición atmosférica y descargas directas. Suele ser más pesada cerca de las costas y más concentrada a lo largo de los países de ingresos bajos y medios.
Esa contaminación llega a los humanos, entre otras formas, a través de la ingesta de animales marinos contaminados. Una vez allí puede producir daños en el sistema nervioso, riesgo de padecer cáncer, enfermedades cardiovasculares y del sistema digestivo, infertilidad y problemas en el desarrollo del bebé en el útero. Además, su impacto en la salud humana recae de manera desproporcionada sobre las poblaciones vulnerables del sur global: “Injusticia ambiental a escala planetaria”, determinaron los autores del estudio, quienes además advirtieron que estos países son justamente los que menos contaminan.
El estudio “Salud humana y contaminación de los océanos” tiene como objetivo “aumentar la conciencia sobre la contaminación de los océanos entre los responsables políticos, los líderes electos, la sociedad civil y el público y catalizar la acción mundial para monitorear, controlar y prevenir la contaminación de los mares”. Los autores dijeron: “Subrayamos el hecho de que la contaminación de los océanos representa un peligro claro y presente para la salud humana. Actualmente, está causando enfermedades, discapacidad y muerte prematura en países de todo el mundo”.
Las principales causas de la contaminación de los océanos son:
- El plástico: se estima que 10 millones de toneladas métricas de estos residuos ingresan a los mares cada año.
- El mercurio: es el contaminante metálico de mayor preocupación en los océanos y se libera de dos fuentes principales: la combustión de carbón y la extracción de oro en pequeña escala.
- Herbicidas y fertilizantes: la propagación mundial de la agricultura industrializada con el uso creciente de estos químicos conduce a la extensión de las floraciones de algas nocivas (cianobacterias) a regiones previamente no afectadas.

Cambio climático y pérdida de biodiversidad
Los contaminantes recién mencionados más el cambio climático afectan gravemente a los ecosistemas marinos. Estas son sus consecuencias:
Los contaminantes derivados del petróleo reducen la fotosíntesis en los microorganismos que generan oxígeno.
Acidificación: el aumento de la absorción de dióxido de carbono en los mares provoca la acidificación de los océanos, que destruye los arrecifes de coral, perjudica el desarrollo de los mariscos, disuelve los microorganismos que contienen calcio en la base de la red alimentaria marina y aumenta la toxicidad de algunos contaminantes.
Los animales marinos consumen los plásticos cuando éstos se descomponen en partículas micro plásticas y nano plásticas que contienen múltiples productos químicos manufacturados. Una investigación del Foro Económico Mundial señala que los peces ingieren plástico en todo el mundo, y el volumen está aumentando..
Bacterias peligrosas como el vibrio están migrando debido a la contaminación y el calentamiento de la superficie del mar.
Disminución mundial de la población de peces: los vertidos industriales, los desechos farmacéuticos, los plaguicidas y las aguas residuales la generan.

Impacto directo en la salud humana
El metilmercurio y los PCB (bifenilos policlorados) son los contaminantes oceánicos cuyos efectos sobre la salud humana se comprenden mejor y que fueron objeto del mencionado estudio.
Los resultados demostraron que pueden llegar a dañar el cerebro de los niños en gestación, si la persona gestante consume mariscos contaminados, causando reducción del coeficiente intelectual y aumentando el riesgo de padecer autismo, trastornos por déficit de atención e hiperactividad, y trastornos del aprendizaje.
Por otra parte, la exposición de personas adultas al metilmercurio aumenta los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares y demencia.
Los productos químicos fabricados (ftalatos, bisfenol A, retardantes de llama y productos químicos perfluorados, muchos de ellos liberados en los mares a partir de residuos plásticos) pueden alterar la señalización endócrina, reducir la fertilidad masculina, dañar el sistema nervioso y aumentar el riesgo de cáncer.
Con respecto a la alimentación, las toxinas de las floraciones de algas nocivas también se acumulan en pescados y mariscos y, cuando se ingieren, estos tóxicos pueden causar un deterioro neurológico grave y hasta una muerte rápida. Además, estas toxinas pueden transportarse por el aire y causar enfermedades respiratorias. También causan enfermedades gastrointestinales e infecciones de heridas profundas.

¿Cuál es la importancia de los océanos?
Los océanos cubren más del 70% de la superficie terrestre, contienen el 97% del agua del mundo, albergan algunos de los ecosistemas más diversos y forman parte esencial las economías de países de todo el mundo. Además, ralentizan el calentamiento global y estabilizan el clima gracias a los organismos microscópicos de los mares que son una fuente importante de oxígeno atmosférico y absorben más del 90% del exceso de calor liberado en el medio ambiente terrestre y casi un tercio de las emisiones de dióxido de carbono.
No solo por su belleza, sino por todo esto son esenciales para la salud y el bienestar humanos. Sin embargo, se encuentran amenazados por el cambio climático ya que las acciones humanas aumentaron la temperatura de las aguas que produjo su acidificación y, por lo tanto, pusieron en peligro miles de especies. También, el descongelamiento de los hielos es un grave problema ya que aumenta su nivel y las tormentas costeras cada vez más violentas ponen en peligro a los 600 millones de personas en todo el mundo que viven a menos de 10 m del nivel del mar.

Recomendaciones de los expertos para cuidar los océanos
Los expertos señalan que los líderes mundiales que reconozcan la gravedad del asunto, involucren a la sociedad civil, y tomen medidas audaces y basadas en pruebas para detener la contaminación en su origen serán fundamentales para prevenir la contaminación de los océanos y salvaguardar la salud humana. Ya hay ejemplos en los que se limpiaron puertos muy contaminados, se rejuvenecieron los estuarios y se restauraron arrecifes de coral.
Además, la prevención de la contaminación genera muchos beneficios: impulsa las economías, aumenta el turismo, ayuda a restaurar la pesca, mejora la salud y el bienestar humanos y avanza en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Estos beneficios durarán siglos.
Algunas políticas que aconsejan los autores del estudio son:
- Eliminar la combustión de carbón.
- Prohibir todos los usos del mercurio.
- Prohibir los plásticos de un solo uso, como ya lo vienen haciendo varios países.
- Mejorar la gestión de los residuos plásticos.
- Mejorar el tratamiento de las descargas industriales, el tratamiento de las aguas residuales y reducir las aplicaciones de fertilizantes y herbicidas.
- Transicionar a gran escala a energías renovables.
- Hacer una transición a una economía circular que genere pocos residuos y se centre en la equidad en lugar de en un crecimiento sin fin.
- Designar áreas marinas protegidas (AMP).
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs