Aquaman contra la minería en los océanos

 


“Aquaman” lanza alerta sobre la minería en los océanos tras estrenar documental

Fecha de Publicación
: 04/02/2023
Fuente: El Espectador (Colombia)
País/Región: Internacional


Jason Momoa, que en julio de 2022 fue nombrado como defensor de la vida bajo el agua por el Programa de la ONU para Medio Ambiente, es el narrador de un documental recién lanzado que denuncia la carrera de los grandes grupos industriales para extraer valiosos metales del fondo del Pacífico.
El actor estadounidense Jason Momoa, famoso por su papel de “Aquaman”, el superhéroe que vive en el mar, lanzó un grito de alarma en el Festival de Cine de Sundance contra los peligros de la minería en los fondos marinos.
La estrella hawaiana es el narrador de “Deep Rising”, un nuevo documental estrenado el viernes en la cita anual del cine independiente, que denuncia la carrera de los grandes grupos industriales para extraer valiosos metales del fondo del Pacífico.
Los partidarios de la minería en aguas profundas afirman que el níquel y el cobalto, utilizados en las baterías de los automóviles eléctricos, pueden extraerse del lecho marino, lo que contribuiría a reducir la dependencia de los combustibles fósiles.
Pero conservacionistas y científicos temen que las extracciones devasten sistemas marinos poco conocidos que desempeñan un papel crucial en la regulación del clima. Algunas naciones han pedido prohibir este tipo de minería.
“Hubo momentos en los que lloré y me emocioné” al narrar la película, dijo Momoa, antes de su estreno mundial en el festival Sundance que se celebra hasta el 29 de enero en Utah, oeste de Estados Unidos.
“Es muy importante, usar tu poder para el bien. Son todas cosas que me apasionan”, añadió el actor, que siguió cursos de biología marina cuando era estudiante y defiende a los océanos en el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.
El documental sigue a los principales protagonistas de esta naciente industria, entre ellos The Metals Company, una compañía canadiense que quiere explotar Clarion Clipperton, una vasta extensión del fondo marino cerca de Hawái.
El director ejecutivo de la empresa, Gerard Barron, promete a ricos inversores que se hará poco daño a “la parte más árida y desolada del planeta”, en contraste con la actual devastación de las selvas tropicales.
Pero el director del documental, Matthieu Rytz, dijo que “sabemos muy poco” sobre el riesgo real para las profundidades oceánicas.
“La extracción en el fondo marino es solo una carrera, porque aún no tenemos suficiente conocimiento científico para entender realmente lo que sucede allí”, afirmó.

“El nuevo petróleo”
The Metals Company dijo que espera extraer anualmente 10 millones de toneladas cada año a partir de 2025.
Esta empresa es apenas una de una veintena de centros de investigaciones o corporaciones que tienen contratos de exploración oceánica y esperan la luz verde para comenzar la minería a escala comercial.
El documental de Rytz argumenta que la crisis energética no tiene una “solución milagrosa” y que la carrera que se está gestando para recolectar metales cruciales no es más que “el nuevo petróleo” y podría desencadenar futuras guerras por los recursos.
La película muestra reuniones de la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos, en una “oscura sala en Kingston”, Jamaica, donde los delegados deciden “el futuro del 65% de la superficie del planeta”.
“Esto va más allá de la jurisdicción nacional. Es alta mar”, dijo Rytz. “Nos pertenece a todos o a nadie”, añadió.
Rytz habla en la película con científicos que defienden la necesidad de explorar fuentes de energía alternativas, limpias y más abundantes, como el hidrógeno, para los motores de los coches, o de ampliar opciones de transporte como los trenes de alta velocidad.
“No necesitamos estos metales en primer lugar”, dijo.
“En los lugares que vamos a minar será un daño total. No hay daño a medias. Es como talar una selva tropical”, sostuvo.
Para Momoa, al ver película, “se supone que uno se debe cuestionar las cosas”, discutirlas y decir: ‘Necesitamos repensar todo’”.
.

Minería ilegal hace estragos en la Amazonia ecuatoriana

 


Ecuador, un ejemplo de expansión de minería ilegal hacia la Amazonia

Fecha de Publicación
: 04/02/2023
Fuente: Agencia IPS
País/Región: Ecuador


Las operaciones policiales de Ecuador en 2022 han descubierto niveles impactantes de deterioro ambiental causado por la minería ilegal en la provincia de Napo, lo que indica que dicha práctica continúa proliferando en áreas remotas de la selva amazónica.
El caso más reciente se dio a conocer el 24 de noviembre, cuando fueron arrestadas seis personas, entre ellas un exfuncionario de la agencia de recursos naturales de Ecuador, por operar minas ilegales en la provincia de Napo, al norte del país.
En esta zona del Amazonas ecuatoriano, poco desarrollada y de difícil navegación, la minería de oro se ha expandido en un catastrófico 21 000 % en las últimas dos décadas, según cifras publicadas por el Proyecto de Monitoreo de la Amazonía Andina (MAAP) en agosto de este año. Unas 556,8 hectáreas de la provincia habían sido tomadas por la minería ilegal en 2020.
Y este crecimiento no muestra signos de desaceleración. El organismo de control encontró al menos 120 sitios mineros que operaban en Napo en 2021.
La vertiginosa velocidad de la expansión de la minería ilegal ha tenido un profundo efecto en el medio ambiente.
El uso de metales pesados y productos químicos letales para extraer oro de los sedimentos en las vías fluviales de la provincia, incluido el río Napo, que se extiende por 1130 kilómetros, ha causado estragos en los ecosistemas locales, según señala el MAAP.
Un informe del año 2020, publicado por la Universidad Regional Amazónica Ikiam en conjunto con el Ministerio de Ambiente y Agua (MAAE) de Ecuador, respalda estos datos, y revela que aproximadamente 90 % de los ríos analizados en Napo tenían cierta toxicidad, lo que apunta a “niveles crónicos de contaminación” que amenazan la vida silvestre y las comunidades locales.
El deterioro ambiental de Napo, aunque muy preocupante, no es inusual dentro del contexto amazónico. Hace parte de una creciente lista de áreas remotas en toda la región amazónica que están siendo explotadas por sus recursos, y cuyo aislamiento sirve casi como una barrera protectora frente a las indagaciones.
Como InSight Crime informó recientemente, cada vez se están conociendo más focos de minería y tala ilegales bastante concentradas en toda la cuenca del Amazonas.
En el sur de Perú, la minería ilegal de oro ha seguido avanzando, a pesar de la intensa represión gubernamental desde hace varios años.
En 2019, la Operación Mercurio intentó expulsar a 5000 mineros ilegales de La Pampa, en el departamento de Madre de Dios. Si bien la operación logró trasladar a la mayor parte de los mineros, estos simplemente se trasladaron hacia áreas desconocidas del Amazonas, devastando el medio ambiente a medida que avanzaban.
Las comunidades indígenas en los alrededores de Madre de Dios registraron un aumento del 128% en la deforestación minera después de la Operación Mercurio, según señaló el MAAP este año.
Y en Suriname, el embalse de Brokopondo ya es un foco de minería ilegal de oro, que invade áreas protegidas como el Parque Natural de Brownsberg. Durante décadas, los funcionarios policiales no han logrado desplazar a los pequeños mineros en el remoto parque, debido a la falta de recursos estatales.
En Roraima, al norte de Brasil, las zonas poco accesibles de la reserva de Yanomami se han vuelto bastante rentables para los garimpeiros (mineros ilegales).
Allí se han construido pistas clandestinas para la entrega de maquinaria pesada y para retirar los minerales extraídos. Los garimpeiros operan con tanta impunidad, que pueden invadir el territorio yanomami con bombas de gas y con tiroteos para acceder a posibles sitios mineros.
En el Valle del Javari, un remoto territorio indígena en el oeste de Brasil en la frontera con Perú y Colombia, la tala ilegal, la pesca ilegal y el tráfico de drogas han prosperado durante años. La zona llamó la atención internacional a principios de este año, debido al asesinato del periodista británico Dom Phillips y del activista indígena brasileño Bruno Pereira.
.

Alta contaminación de Peces de agua dulce en EEUU

 


Comer un pescado de río en EE.UU. equivale a beber agua contaminada durante un mes, según estudio

Fecha de Publicación
: 03/02/2023
Fuente: Agencia DW
País/Región: Estados Unidos


La contaminación a base de PFAS constatada en peces de agua dulce capturados en la naturaleza es 278 veces más elevada que la de los ejemplares criados en piscifactorías.
Comerse un pescado proveniente de un río o un lago en Estados Unidos equivale a ingerir durante un mes agua contaminada con productos químicos como el teflón, conocido por su impermeabilidad, según un nuevo estudio publicado por la revista Environmental Research.
Las sustancias químicas perfluoroalquiladas y polifluoroalquiladas (PFAS) son una gran familia de productos sintéticos, desarrollados en los años 1940 para resistir la humedad y el calor. Son utilizados en los revestimientos antiadherentes, los textiles o los envoltorios de productos alimenticios.
Las PFAS resisten la degradación y permanecen en el medio ambiente de manera muy prolongada. A nivel sanitario tienen impacto en el hígado, en el nivel del colesterol. Algunos de esos productos aumentan el riesgo de cáncer.

El estudio
Los científicos de este estudio analizaron 500 muestras de pescados de lagos y ríos estadounidenses entre 2013 y 2015.
El índice medio de contaminación era de 9,5 microgramos por kilo, según el estudio. Tres cuartas partes de esas muestras mostraban una contaminación a base de PFOS, que son una subgama de sustancias dentro de las PFAS.
Ese índice de contaminación equivale a beber durante un mes agua contaminada con 48 partes de PFOS por billón.
Según la reglamentación en vigor en Estados Unidos, un agua es considerada sana para el consumo humano si contiene como máximo 0,2 partes de PFOS por billón.
La contaminación a base de PFAS constatada en peces de agua dulce capturados en la naturaleza es 278 veces más elevada que la de los ejemplares criados en piscifactorías.
PFAS, "la mayor amenaza química para la especie humana"
Esas conclusiones son "particularmente preocupantes a causa del impacto que sufren las comunidades desfavorecidas que consumen pescado como fuente de proteínas o por razones socioculturales", explicó a la AFP David Andrews, de la organización  Environmental Working Group, que pilotó el estudio.
Los PFAS son "probablemente la mayor amenaza química para la especie humana en el siglo XXI", añadió Patrick Byrne, investigador de contaminación medioambiental de la universidad británica John Moores de Liverpool.
"Este estudio es importante porque representa la primera prueba de la transmisión directa de las PFAS del pescado al hombre", indicó.
El estudio fue publicado a iniciativa de Dinamarca, Alemania, Holanda, Noruega y Suecia, que presentaron el pasado viernes una propuesta de prohibición de PFAS a la Agencia Europea de Productos Químicos.
Esta propuesta reafirma la posición de esos cinco países, según la cual el uso de las sustancias PFAS no ha sido suficientemente controlado en Europa.
.

Mas de un cuarto de la vida desaparecería a finales de siglo

 


El 27% de la vida en la Tierra habrá muerto a finales de siglo según un superordenador

Fecha de Publicación
: 03/02/2023
Fuente: Esquire - Hearst Magazines International
País/Región: Internacional


El estudio no es nada optimista respecto al futuro de los seres vivos en nuestro planeta. Vamos de mal en peor.
Por mucho que los científicos pusieran en marcha uno de los superordenadores más potentes de Europa, los resultados sigue siendo los mismos: la extinción masiva de plantas y animales no se está ralentizando. Al contrario, va en aumento.
Un nuevo estudio de un científico de la Comisión Europea y un profesor australiano han modelizado los cambios climáticos y de uso del suelo y su impacto en las especies vegetales y animales. Los resultados son desoladores: según el superordenador, el 10% de todas las especies vegetales y animales desaparecerán en 2050, y el 27% de la diversidad de vertebrados, en 2100. Sí, es decir, más de una cuarta parte de nuestros animales desaparecerá en unos 75 años.
Los científicos cargaron los modelos con 33.000 especies virtuales que podrían dispersarse y adaptarse, 15.000 redes alimentarias adaptables e incluso el potencial de especies invasoras. Las simulaciones, cuyos resultados se publican en Science Advances, midieron la contribución de las interacciones ecológicas al número de extinciones, modelizando cómo las extinciones "primarias" provocadas directamente por el cambio climático y de uso del suelo conducían a otras extinciones.
Las simulaciones observaron la respuesta de las especies a intervalos mensuales entre 2020 y 2100, constatando un rápido descenso de la diversidad entre 2020 y 2050 a partir de entonces, lo que sugiere que las próximas décadas revisten especial importancia para el futuro de la biodiversidad.
Las principales ventajas de utilizar el superordenador permitieron a los científicos crear "Tierras virtuales", con las vidas de plantas y animales directamente conectadas con el clima, el uso del suelo y otras plantas y animales. Gracias a este efecto de reacción en cadena, la pérdida de biodiversidad se amplifica hasta un 184%, según el estudio, lo que demuestra que no tener en cuenta las interacciones ecológicas lleva a subestimar gravemente la actual crisis de biodiversidad.
Pero perder animales no es lo único que se avecina, gracias a la modelización. "Las comunidades perderán hasta la mitad de las interacciones ecológicas", dice el estudio. "El modelo revela que el peaje extremo del cambio global para la diversidad de vertebrados podría ser de importancia secundaria en comparación con los daños a la estructura de la red ecológica".
En algunas de las peores simulaciones, desaparecieron hasta la mitad de las conexiones en las redes alimentarias entre especies. Cuanto más grandes eran las especies, más arriba se encontraban en la cadena alimentaria y más vulnerables eran a los efectos posteriores a las extinciones.
"A menos que los profesionales de la conservación empiecen rápidamente a incorporar en su planificación la complejidad de las interacciones ecológicas y su papel en los procesos de extinción", escriben los autores del estudio, "evitar la actual crisis de biodiversidad se convertirá en un objetivo inalcanzable".
.   

El lago Chad se achica y aumentan los conflictos

 


El cambio climático exacerba los conflictos entre comunidades y también los desplazamientos

Fecha de Publicación
: 02/02/2023
Fuente: Portal cambio16.com
País/Región: Chad


El lago Chad, que alguna vez fue uno de los más grandes de África, está desapareciendo progresivamente, por el cambio climático y por conflictos persistentes, a menudo relacionados con la presencia de grupos extremistas. En el tiempo, sus poblaciones se han vuelto muy vulnerables, debido a que ambos factores han impulsado tensiones entre las comunidades y generado importantes desplazamientos de personas.
En los últimos 60 años, el tamaño del lago ha disminuido 90% como resultado de la sequía prolongada y los impactos de la crisis climática. La superficie del lago ha pasado de 26.000 kilómetros cuadrados en 1963 a menos de 1.500 kilómetros cuadrados en la actualidad. Esta reducción, que se conoce como un desastre ecológico, no solo ha destruido los medios de subsistencia sino que implica una pérdida de biodiversidad invaluable. Y un caos para la sobrevivencia del hombre y el ambiente.
El grupo de derechos humanos Refugees International elaboró un informe exhaustivo sobre la situación en esa región. En consecuencia, pidió que el tema sea abordado como punto central en una conferencia internacional de alto nivel en Niamey, la capital de Níger.
Encontró que la reducción de los recursos naturales debido al clima adverso está aumentando las tensiones entre las comunidades, lo que a su vez dispara el número de desplazamientos. La organización humanitaria independiente dijo que alrededor de 3 millones de personas han sido desplazadas y otros 11 millones necesitaban asistencia humanitaria.
“Durante demasiado tiempo, no se ha prestado suficiente atención a cómo el cambio climático alimenta la violencia y el desplazamiento”, señaló Alexandra Lamarche, autora principal del informe, a The Associated Press. “Las respuestas internacionales a la crisis de la cuenca del lago Chad se han centrado singularmente en la presencia de grupos armados”.

Cambio climático achica el Lago Chad
La región del lago Chad enfrenta “mucho más que una crisis por el cambio climático y ecológica”, afirmó Mabingue Ngom. Asesor principal del director ejecutivo de la agencia de población de las Naciones Unidas. “Es un tema humanitario que toca la paz y el desarrollo regional”.
Durante más de una década, la presencia de Boko Haram y la Provincia de África Occidental del Estado Islámico (ISWAP) en la cuenca ha sido el centro de la participación regional e internacional.
La violencia estalló en 2009 cuando Boko Haram, un grupo extremista islámico, lanzó su campaña armada en el noreste de Nigeria. Desde entonces, la inseguridad se ha extendido a los países vecinos a lo largo las orillas de la cuenca del lago Chad: Chad, Níger y Camerún.
Es comprensible que los actores internacionales y los gobiernos regionales hayan centrado la atención y los recursos en la amenaza a la seguridad que representan estos grupos insurgentes. Pero han ignorado la interacción entre el cambio climático, la violencia comunitaria y el desplazamiento forzado de la población civil, sostiene la organización.
Las comunidades locales y desplazadas en Chad dijeron a Refugees International que antes del surgimiento de los grupos insurgentes, la competencia por los recursos naturales ya estaba generando conflictos en todo el país. Esta competencia a menudo se llevó a cabo a nivel comunitario y se centró en la tierra y el agua. Ocurrió con frecuencia entre diferentes grupos, como pastores, pescadores y agricultores.
Estos conflictos inicialmente se hicieron menos frecuentes con la aparición de grupos extremistas e insurgencias. Sin embargo, la lucha por los recursos que el cambio climático hizo más escasos ha resurgido recientemente, desplazando a las comunidades de la región.

Crisis humanitaria: violencia, hambre y desplazados
Ahora tanto los grupos armados como la violencia entre comunidades están obligando a las personas a huir. Como dijo un trabajador de la ONU al equipo de Refugees International, “el cambio climático mantiene la inseguridad” en la cuenca del lago Chad.
Hoy, 11 millones de personas en toda la región necesitan asistencia humanitaria. La mitad de las cuales están experimentando una inseguridad alimentaria aguda. Más de 3 millones de personas han sido desplazadas, la mayoría dentro de las fronteras de sus propios países.
Los niveles de desplazamiento interno son más altos en el noreste de Nigeria. La mayoría de estas personas fueron expulsadas de sus hogares por la violencia vinculada a grupos armados como Boko Haram e ISWAP, que tienen bastiones en el área. Desafortunadamente, la crisis en el noreste de Nigeria ha eclipsado la situación en Camerún, Chad y Níger.
La violencia de los insurgentes también ha llevado a muchos donantes y agencias de ayuda a ignorar cómo el cambio climático aviva las llamas de la violencia en la región en general.
A pesar de estas necesidades apremiantes, las respuestas humanitarias de los cuatro países de la región de la cuenca van subfinanciados año tras año. A finales de 2022, el llamamiento humanitario de cada país solo había recibido entre el 42 y el 59% de los fondos necesarios para que los grupos de ayuda brinden asistencia.
Todas las partes interesadas deben ir más allá de un enfoque securitizado de los desafíos compartidos que enfrentan la región, sugirió el grupo. Ese enfoque pasa por alto cómo ambos factores alimentan la inseguridad.
La Tercera Conferencia de la Cuenca del Lago Chad y la próxima revisión estratégica de la Comisión de la Cuenca del Lago Chad ofrecen oportunidades para cambiar de rumbo.

Eventos extremos serán más abundantes
La agencia meteorológica de las Naciones Unidas advirtió que la cuenca del lago Chad “es particularmente vulnerable a los eventos extremos relacionados con el cambio climático, como inundaciones y sequías”. Y emitió alertas de que “los eventos extremos probablemente se volverán más abundantes. Y causarán sequías e inundaciones más frecuentes con impactos en la seguridad alimentaria y seguridad general en la región”.
“La lucha por el acceso a los recursos naturales (en Logone Birni) obligó a 60.000 personas a buscar refugio en el vecino Chad a fines de 2021”, dijo Alexandra Lamarche, autora principal del informe.
La cuenca del lago Chad en África occidental y central cubre el 8% del continente africano. Y alberga a 42 millones de personas cuyos medios de vida giran en torno al pastoreo, la pesca y la agricultura, según cifras de la Comisión de la Cuenca del Lago Chad.
Reiteró la experta que la conferencia es “la oportunidad perfecta para que los donantes internacionales se comprometan con soluciones a largo plazo. Para abordar el nexo entre el cambio climático, la violencia y el desplazamiento en la región”.
.

Chile anuncia la extinción de una nueva especie

 


Ministra del Medio Ambiente confirma la extinción de una nueva especie

Fecha de Publicación
: 02/02/2023
Fuente: ADN Radio (Chile)
País/Región: Chile


Maisa Rojas hizo hincapié en que el 25% de las especies existentes en Chile, no existen en ningún otro lugar del mundo, por lo que su desaparición sería aún más impactante.
La ministra del Medio Ambiente, Maisa Rojas, dio a conocer la noticia de la extinción de una nueva especie en el marco del Congreso Futuro 2023.
Se trata del Pingo Pingo (Ephedra trifurcata), una planta herbácea que tenía beneficios medicinales como el tratamiento de afecciones urinarias y descongestión de las vías respiratorias. La especie se suma así a las 18 variedades ya extintas en el país.
“La declaramos extinta”, estas fueron las palabras de Rojas, quien agregó que actualmente existen casi mil grupos de flora y fauna en peligro de desaparecer.
La jefa de la cartera comentó además: “El 25% de las especies están siendo amenazadas por un conjunto de impulsores, y al menos de que tomemos medidas urgentes, más de un millón de especies está en peligro de extinción en los últimos años”.

Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas
Maisa Rojas hizo hincapié en que el 25% de las especies existentes en Chile, no existen en ningún otro lugar del mundo, por lo que su desaparición sería aún más impactante.
Debido a la gravedad de la situación, la ministra se refirió a la discusión existente en el Congreso para crear el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas, el que permitiría agilizar y focalizar las medidas a tomar respecto a este tema.
“Chile no resiste más poder enfrentar esta crisis sin contar con este servicio”, dijo la ministra del Medio Ambiente.
.

Desde Chile alertan sobre los cultivos de salmón

 


ONG chilenas alertan del impacto de viveros de salmón en la Patagonia

Fecha de Publicación
: 01/02/2023
Fuente: Agencia EFE
País/Región: Chile


Organizaciones ecologistas alertaron este martes al Gobierno de Chile sobre el impacto "incompatible con la preservación de la naturaleza" que los viveros de salmón pueden tener en la Reserva Nacional Kawésqar, en la Patagonia chilena, conformado por extensos fiordos con gran valor ecológico marino y terrestre.

Impacto de los cultivos de salmón en una reserva nacional
Así lo hicieron las ONG Greenpeace, la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA) y la Fiscalía del Medio Ambiente (FIMA), en un informe dirigido a la Corporación Nacional Forestal (Conaf) del Ministerio de Agricultura de Chile, que prepara un plan para organizar la gestión de la
Reserva Nacional Kawésqar.
En un comunicado este martes, las tres organizaciones, tras las conclusiones de su informe, reclamaron a las autoridades chilenas que prohíban sin excepciones la acuicultura marina de especies invasoras en parques naturales.
El estudio arrojó que el 43 % de los centros salmoneros que existen dentro de la Reserva Kawésqar tienen un uso intensivo de antibióticos, escapes de salmones o incidentes como accidentes navales que "ponen en riesgo su alto valor ecológico".
"El informe da cuenta de la incompatibilidad ambiental y jurídica de permitir la salmonicultura en espacios de protección ambiental como la Reserva Kawésqar", aseguró la abogada de AIDA, Cristina Lux.

68 concesiones de salmonicultura
Las tres organizaciones ecologistas indicaron que, actualmente, existen 68 concesiones de salmonicultura aprobadas dentro de la Reserva Kawésqar, 57 de ellas ya en trámite, que ponen en riesgo áreas protegidas de interés ecológico y turístico.
La Reserva Kawésqar, situada en el sur húmedo de Chile, está formada por fiordos con una basta naturaleza que, según apuntan las ONG, absorben dióxido de carbono y contribuyen a reducir el impacto del calentamiento global, procesos clave para enfrentar la crisis climática.
En concreto, los ecologistas apuntaron a la multinacional noruega Nova Austral, que tiene ya diversos procesos sancionadores por infracciones como sobreproducción, daño ambiental y ocultación de información.
"Los argumentos técnicos y jurídicos existen, por lo que hacemos un llamado a cumplir con la ley y no permitir la aprobación e instalación de centros salmoneros en la Reserva Nacional Kawésqar y a poner un freno definitivo a la expansión de esta industria", añadió la coordinadora de campañas de Greenpeace, Estefanía González.

Impacto negativo en la naturaleza que rodea al parque
Chile es uno de los mayores productores de salmón en el mundo, con un sector acuícola muy extenso, y cada mes exporta al mercado global decenas de miles de toneladas de esa y otras especies de pescados.
Las organizaciones en defensa del medioambiente han criticado en diversas ocasiones el impacto negativo que los criaderos de salmón pueden tener en la naturaleza que los rodea, por la concentración de peces que se dan en esas instalaciones y los productos químicos que se usan para su crianza.
.

La ONU alerta también de la contaminación por los plásticos

 


La ONU califica de «catástrofe en ciernes» el impacto de la contaminación por los plásticos

Fecha de Publicación
: 01/02/2023
Fuente: Rebelion
País/Región: Internacional


De este modo definió Naciones Unidas la reunión del Comité intergubernamental (2.500 delegados de 147 países) de negociación en torno a la contaminación por materiales plásticos, principalmente en el medio marino; se celebraron las sesiones, con el fin de elaborar un instrumento internacional jurídicamente vinculante, entre el 28 de noviembre y el 2 de diciembre de 2022 en Punta del Este (Uruguay).
La reunión previa de la Asamblea de la ONU para el Medio Ambiente, celebrada en marzo en Nairobi, llegó a un acuerdo para la redacción de un tratado vinculante sobre las limitaciones. El comunicado de Naciones Unidas aportaba los siguientes datos sobre “la magnitud del problema”: la contaminación generada por el plástico pasó de 2 millones de toneladas en 1950 a 348 millones en 2017; se ha convertido en una industria mundial valorada en 522.600 millones de dólares.
Así, los impactos generados por la producción y contaminación por esta materia supone una “catástrofe en ciernes”. En 2050, las emisiones de gases de efecto invernadero -vinculadas a la producción, uso y eliminación de estos materiales químicos sintéticos- podrían representar el 15% de las emisiones permitidas (según el objetivo de limitar el calentamiento global a 1,5ºC).
En  marzo de 2022 la ONU alertaba, asimismo, de que más de 800 especies marinas “se ven afectadas por la contaminación (causada por los plásticos)”, por peligros como la ingestión y el enredo, entre otros; el panorama se completaba con el volumen de residuos de plástico –cerca de 11 millones de toneladas anuales- que cada año llegan hasta los océanos (la cifra podría triplicarse en 2040).
Una de las fuentes de información básicas es el documento titulado De la contaminación a la solución (Programa para el Medio Ambiente de la ONU, 2021), que daba cuenta de conclusiones como la siguiente: “Los microplásticos pueden introducirse en el cuerpo humano por inhalación y absorción a través de la piel y acumularse en los órganos, incluida la placenta”.
El informe, subtitulado Una evaluación global de la basura marina y la contaminación por plásticos, añade: “Probablemente la ingesta de microplásticos a través de los alimentos de origen marino suponga una grave amenaza para las comunidades costeras e indígenas en las que las especies marinas son la principal fuente de alimentación”.
El pasado 2 de diciembre, Greenpeace calificó de “”avances lentos” las conclusiones a las que llegaron los dirigentes gubernamentales en la reunión (de Uruguay) para el Tratado Global de Plásticos.
Mientras los líderes políticos celebraban las sesiones, la organización ecologista proyectó imágenes y mensajes sobre los desechos; reivindicó limitaciones a la producción y usos del plástico, “mantener el petróleo y el gas bajo tierra” y también señaló la responsabilidad de los “grandes contaminadores”: Coca-Cola, PepsiCo, Nestlé o Unilever, entre otros.
Unos meses antes, en septiembre, Greenpeace ya denunció que –en colaboración con el Gobierno de Egipto-, la multinacional Coca-Cola se convirtiera en uno de los espónsor de la 27ª Conferencia sobre el Cambio Climático de la ONU, celebrada entre el 6 y el 18 de noviembre en la ciudad de Sharm-El Sheik (Egipto); la ONG ambientalista recordó que la firma de refrescos produce anualmente 120.000 millones de botellas de plástico desechables; y que los plásticos se fabrican a partir de combustibles fósiles.
En el estado español, Ecologistas en Acción ha promovido campañas informativas y de sensibilización sobre las basuras marinas; en el contexto de la iniciativa internacional Clean up the sea (Limpiemos el mar), un centenar de activistas limpiaron durante tres días –en mayo de 2022- las playas de ocho municipios españoles, en las que recogieron 760 kilogramos de basura, sobre todo bolsas, botellas y envoltorios de plástico.
Ecologistas en Acción recordó que cada minuto se utilizan en el mundo un millón de bolsas de plástico, que requieren –para su fabricación- 100 millones de barriles de petróleo anuales.
El Gobierno de España (PSOE y Unidas Podemos) aprobó el 27 de diciembre el Real Decreto de Envases y Residuos de Envases; y el 8 de abril, las Cortes Generales, la Ley de Residuos y Suelos Contaminados para una economía circular. Integrada por Ecologistas en Acción, Amigos de la Tierra, Greenpeace, Retorna, Rezero y Sufrider España, la Alianza Residuo Cero evaluó de modo positivo el Real Decreto de Envases: “Ha priorizado la salud de las personas y la protección del entorno por encima de las presiones del lobby del plástico”.
En concreto, valoran las organizaciones, el Decreto “apuesta por una hoja de ruta (…) para la llegada del Sistema de Depósito de envases de bebidas, con el que se pueda poner fin a los 35 millones de envases de bebidas que cada día contaminan el entorno y dañan la salud de las personas”. Otro punto destacado por Alianza Residuo Cero es la confirmación de que el Ministerio para la Transición Ecológica prohíbe el uso de sustancias tóxicas –Ftalatos o Bisfenol A- en los envases alimentarios.
Mientras, continúan las alertas sobre los riesgos. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) señala que cerca de 229.000 toneladas de plástico son vertidas anualmente al mar Mediterráneo; los países con una tasa más elevada ´de vertidos (de plástico) son Egipto, Italia y Turquía; asimismo, más de un millón de toneladas de plásticos se han acumulado en el citado mar (informe The Mediterranean: Mare Plasticum, 2020).
“La contaminación por plásticos se ha introducido en la cadena alimentaria marina y está afectando significativamente la productividad de algunos de los ecosistemas marinos más importantes del mundo, como los arrecifes de coral y los manglares”, concluye la organización WWF; y la mayor parte de especies en el océano han tenido contacto con la contaminación por estas sustancias (Informe Impactos de la contaminación por plásticos en los océanos sobre las especies, la biodiversidad y los ecosistemas marinos, enero 2022).
.

Otro estudio evidencia al glifosato como potencial carcinógeno

 


Publican nueva evidencia del glifosato como potencial carcinógeno

Fecha de Publicación
: 31/01/2023
Fuente: El Espectador (Colombia)
País/Región: Estados Unidos


El estudio fue elaborado por investigadores de los Institutos Nacionales de Salud y de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, del gobierno de los Estados Unidos.
Desde hace décadas, las comunidades y algunos científicos han alertado sobre las consecuencias en la salud humana que puede tener el uso de herbicidas como el glifosato. En Colombia, el debate ha girado en torno a la utilización de este herbicida en las aspersiones aéreas que se hacían como parte de las estrategias para frenar el aumento de los cultivos de uso ilícito.
En los últimos años, distintos estudios han ido arrojando resultados que permiten establecer relaciones entre el uso de herbicidas, principalmente glifosato, con mayores riesgos de padecer cánceres. Ahora, un estudio recién publicado por investigadores de los Institutos Nacionales de Salud y de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (NIH y CDC, por sus siglas en inglés), apunta en la misma dirección.
En la investigación, que fue publicada en la revista académica Journal of the National Cancer Institute, los científicos analizaron las concentraciones de glifosato y de biomarcadores de estrés oxidativo en la orina de 268 hombres agricultores que declararon usar el herbicida, frente a otros 100 hombres que no eran agricultores.
El estrés oxidativo, explican los NIH, es una afectación que se presenta cuando hay muchas moléculas inestables libres en el cuerpo y no existen suficientes antioxidantes para eliminarles. Esto puede ocasionar daños en las células y tejidos que, entre otras enfermedades, puede llevar a la aparición de cáncer y otras enfermedades.
En síntesis, lo que encontraron los investigadores luego de llevar a cabo los análisis, es que las concentraciones urinarias de glifosato eran más altas en los agricultores que habían utilizado glifosato en días recientes o a lo largo de su vida.
“Nuestros hallazgos contribuyen al peso de la evidencia que apoya una asociación entre la exposición al glifosato y el estrés oxidativo en humanos y pueden informar las evaluaciones del potencial carcinogénico de este herbicida”, concluyeron los científicos en su estudio.
Según The Guardian, Bayer, la empresa que comercializa el producto Roundup cuyo principal ingrediente es glifosato y que enfrenta múltiples demandas a lo largo del mundo por este herbicida, desestimó los hallazgos del estudio y apuntó que tiene “limitaciones metodológicas significativas que afectan a su fiabilidad”.
.

La OIEA apoya el vertido de agua contaminada de Fukushima

 


El OIEA: El vertido de Fukushima se basará en “altos estándares de seguridad”

Fecha de Publicación
: 31/01/2023
Fuente: El Periódico de la Energía
País/Región: Japón - Asia


La descarga al Pacífico de agua tratada para retirar la mayor parte de isótopos radiactivos se llevará cabo "cumpliendo los más altos estándares internacionales de seguridad" que ha fijado el regulador nuclear nipón
El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) señaló hoy que el vertido al mar de agua contaminada y procesada de la central nuclear de Fukushima previsto para los próximos meses se basará “en los más altos estándares internacionales de seguridad”, ante la inquietud de países vecinos y del Pacífico.
El director del departamento de seguridad nuclear del OIEA, Gustavo Caruso, se pronunció así durante una rueda de prensa ofrecida este viernes en Tokio, con motivo de la cuarta visita a Japón de una misión de este organismo dirigida a supervisar los preparativos para el vertido desde la accidentada planta de Fukushima Daiichi.
La descarga al Pacífico de agua tratada para retirar la mayor parte de isótopos radiactivos se llevará cabo “cumpliendo los más altos estándares internacionales de seguridad” que ha fijado el regulador nuclear nipón (NRA) y que se basan en los de la propia OIEA, afirmó Caruso.

La seguridad en Fukushima
El cumplimiento de estos estándares garantiza que el vertido “será seguro para la salud humana”, dijo el experto, quien también señaló que la OIEA se encargará de “vigilar que se respetan los niveles exigidos” en aguas próximas a la planta antes, durante y después de la descarga.
“Continuaremos monitorizando esto durante muchos años”, dijo el enviado de la agencia de la ONU cuyo cometido es velar por el uso seguro y pacífico de la energía nuclear.
La OIEA ya ha comenzado a recoger muestras marinas de las aguas próximas a la central y en varias distancias a su alrededor. Las muestran se enviarán luego a laboratorios propios del organismo y a otros independientes, con vistas a medir el posible impacto medioambiental del vertido y determinar si hay alteraciones que pudieran tener efectos en la salud humana.
“Todos estos datos contribuirán a la transparencia y al conocimiento de la situación”, destacó Caruso.
El plan de las autoridades niponas para verter al mar el agua de Fukushima Daiichi sigue contando con el rechazo de los pescadores locales, cuyas actividades aún no se han recuperado del impacto del desastre atómico desencadenado por el terremoto y el tsunami de 2011.

El vertido de agua
A esta oposición se han sumado las quejas de países vecinos como Corea del Sur y China, así como las naciones insulares del Pacífico, que el pasado miércoles instaron a Japón a replantearse el vertido al considerar necesarios “más datos e información” sobre su impacto en la salud humana y el medio ambiente.
El Gobierno nipón tiene previsto proceder al vertido entre la próxima primavera o el verano, según el plan revisado que aprobó el pasado día 13.
Se trata del agua contaminada con residuos radiactivos tras emplearse para refrigerar los reactores o filtrarse dentro de las instalaciones nucleares, de la que se almacenan unos 1,29 millones de metros cúbicos en bidones dentro de unas instalaciones atómicas donde se agota el espacio.
Ese agua es tratada con un sistema de procesamiento que elimina la mayoría de los materiales radiactivos considerados peligrosos, a excepción del tritio, un isótopo presente en la naturaleza, aunque en baja concentración.
Las autoridades niponas afirman que el vertido tendrá unos niveles de radiactividad por debajo del tope fijado por la Organización Mundial de la Salud para el agua potable, y que por tanto no presentará riesgos para la salud humana ni para el medio ambiente.
La OIEA tiene previsto enviar otra misión a Japón durante el segundo trimestre del año, y a partir de todas estas visitas y de sus comunicaciones con las autoridades niponas elaborará un informe de conclusiones hacia mediados de año, según explicó Caruso.
.

Lula inicia operaciones contra la deforestación

 


Gobierno brasileño inicia operaciones contra la deforestación de la Amazonía

Fecha de Publicación: 30/01/2023
Fuente: La Nación (Argentina)
País/Región: Brasil


Las primeras operaciones del gobierno del presidente izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva para combatir la deforestación en la Amazonía brasileña comenzaron esta semana, informó el viernes la agencia estatal para el medioambiente Ibama.
"El envío de los equipos para iniciar las operaciones de fiscalización comenzó el 16 de enero de 2023", dijo la agencia sin especificar dónde comenzaron estas actividades.
"El objetivo es no comprometer el éxito de estas operaciones", agregaron.
Lula, quien volvió al poder el 1° de enero para su tercer mandato presidencial, prometió acabar con la deforestación hacia 2030, luego de que la devastación en la Amazonía brasileña batiera récords durante la gestión de su antecesor, Jair Bolsonaro.
El expresidente ultraderechista defendió durante su mandato la explotación económica y minera de la Amazonía, y fue blanco de críticas dentro y fuera del país por sus posiciones contrarias a ampliar la demarcación de tierras indígenas y de preservación ambiental.
La deforestación de la selva brasileña se disparó en promedio 75,5% anualmente durante su presidencia (2019-2022).
"El equipo para el medio ambiente montado por el gobierno federal trabaja desde el inicio del período de transición en la construcción de un plan que permita revertir los índices de deforestación observados en los últimos meses", sostuvo el Ibama (Instituto Brasileño para el Medio Ambiente).
Lula dijo el miércoles en su primera entrevista desde su asunción que quiere crear una fuerza de la Policía Federal "para actuar más fuertemente" a favor de la protección de la selva.
En las declaraciones a GloboNews dijo que quiere organizar un encuentro con los presidentes de países amazónicos (Ecuador, Colombia, Perú, Venezuela, Bolivia y Guayana Francesa) para "discutir una política continental" de la preservación de la selva tropical.
"El compromiso es lograr la deforestación cero en la Amazonía para 2030. Y voy a buscar eso con fuego y espada. Voy a necesitar de las Fuerzas Armadas, voy a necesitar de la Policía Federal [...], para que podamos resolver definitivamente este problema en Brasil", dijo el miércoles.
Tras su investidura, Lula firmó una serie de decretos para reforzar la protección de la Amazonía.
Reactivó el fondo de preservación de la selva amazónica, congelado desde 2019 debido a las divergencias sobre el destino de estos recursos con Noruega y Alemania, principales donantes, y el gobierno Bolsonaro. Ambos países expresaron sus intenciones de volver a contribuir con el fondo.
También revocó un decreto que autorizaba la explotación minera de las tierras indígenas y bajo protección ambiental.
La reducción de la deforestación es una de las soluciones preconizadas por expertos para enfrentar el calentamiento global, acelerado por el uso indiscriminado de combustibles fósiles y la acción humana.
.

Eslovenia sacrificó más de 200 osos pardos en el 2022

 


Más de 200 osos pardos fueron sacrificados en Eslovenia en 2022

Fecha de Publicación
: 30/01/2023
Fuente: Agencia SWI
País/Región: Eslovenia


Eslovenia, un pequeño país alpino con la mitad de su territorio cubierto por bosques, sacrificó en 2022 a 206 osos, un 60 % más que en el año anterior, y cuatro lobos, tres más que en 2021, en medio de protestas de ONGs para la protección del medio ambiente.
La regulación de la población de osos pardos, lobos y linces, especies protegidas en este país, es objeto de constantes controversias, ya que los agricultores se quejan del daño que los animales les ocasionan.
Mientras, las organizaciones de protección del medio ambiente hacen campañas públicas y jurídicas contra el sacrificio de estos animales salvajes.
El gobierno liberal-ecologista del primer ministro, Robert Golob, en el poder desde junio, ha convocado un grupo de expertos que deberían adoptar un nuevo plan respecto al oso pardo, que entraría en vigor a partir de 2024.
En la primera mitad del siglo XX la caza y las campañas agresivas de los agricultores diezmaron a estos animales, de forma que se convirtieron en especies en peligro de extinción y las autoridades tomaron medidas para protegerlas.
El lince fue completamente extinguido, pero en 1973 seis ejemplares fueron traídos desde Eslovaquia, y recientemente la población fue rejuvenecida por varios linces de Rumanía.
Los expertos estiman que en el país viven actualmente unos 120 lobos silvestres y cerca de 1.100 osos.
Las autoridades registraron en 2022 más de 300 incidentes, con 119.000 de euros de daños causados por osos, sobre todo ataques a ganado, daños a frutales y colmenas, y unos 190 incidentes, con 100.000 euros de daños causados por lobos, sobre todo con ataques al ganado.
.

Avestruz climática: muchos prefieren obviar el tema

 


¿Por qué mucha gente no quiere saber nada del cambio climático?

Fecha de Publicación
: 28/01/2023
Fuente: Hipertextual
País/Región: Internacional


Algunas personas no quieren leer sobre cambio climático. Otras han caído en la ecoansiedad y todo les preocupa. ¿Pero a qué se deben ambos fenómenos psicológicos?
Las noticias sobre cambio climático nos bombardean continuamente. Como resultado, hay quien ha entrado en un estado de nerviosismo, ya bautizado como ecoansiedad, que reviste de culpabilidad casi cualquier acción que pueda conllevar un pequeño paso hacia el calentamiento global. En el otro extremo, pero sin caer en el negacionismo, también hay quien opta por vivir tranquilo, evitando la información sobre cambio climático. Y esta no es poca. 2022 fue el quinto año más cálido desde que existen registros y parece que 2023 sea aún peor. Se espera que la mitad de los glaciares se derritan a lo largo de este siglo, mientras que las temperaturas del mar no hacen más que aumentar. Todo esto, además, está propiciando que los fenómenos meteorológicos sean mucho más extremos
Evitar informarse sobre todo eso parece ser la versión actualizada y medioambiental del famoso “ojos que no ven, corazón que no siente”. La razón es que estas personas no son negacionistas del cambio climático. Son conscientes del problema e incluso toman sus propias medidas para evitarlo en la medida de lo posible. Sin embargo, prefieren no leer ni escuchar sobre ello. Bastante saben con lo que saben.
¿Es esta una buena medida contra la ansiedad? ¿Hay alguna explicación científica detrás? Para contestar a estas y otras preguntas en Hipertextual nos hemos puesto en contacto con el psicólogo Carlos Sanz Andrea. Con él, hemos comprendido un poco mejor que muchas personas han decidido no informarse sobre cambio climático por el mismo motivo que en su día lo hicieron con la pandemia.

No es acerca de negacionismo
Antes de hablar sobre los motivos que llevan a algunas personas a evitar la información sobre cambio climático, es importante dejar claro que no se trata de negacionistas.
Los negacionistas se oponen al hecho de que el clima global esté cambiando. O, como mucho, lo reconocen, pero se resisten a aceptar que tenga relación con la actividad del ser humano. En cambio, quien decide no informarse lo hace precisamente porque sabe que lo que dice esa información es cierto. De hecho, suelen tomar medidas individuales para combatir el cambio climático.
Estas personas, a menudo, se han visto muy influenciadas emocionalmente. Buen ejemplo de ello es el caso de Estados Unidos, un país en el que las políticas de Donald Trump forjaron una mentalidad negacionista en muchos ciudadanos. A pesar de eso, un estudio publicado en 2019 demostró que las implicaciones emocionales en relación con el cambio climático han aumentado en los últimos años, incluso más que la propia concienciación sobre el mismo. Se llegó a esta conclusión después de realizar dos encuestas ciudadanas, una en 2013 y otra en 2018. En la segunda, el 73 % de los participantes declaró que el cambio climático está ocurriendo, mientras que el 62% señaló que es causado por el ser humanos. Esto suponía, respectivamente, un 11% y un 15% más que cuando se hicieron estas mismas preguntas en 2013.
Por otro lado, en 2018 el  72% de los estadounidenses dijo que el cambio climático es importante para ellos personalmente y el 69% reconoció sentirse preocupado por ello. Estas cifras se correspondían a aumentos del 17% y el 16% en comparación con 2013.

La ecoansiedad entra en escena
Por lo tanto, las connotaciones emocionales del cambio climático han aumentado más deprisa que las que podrían considerarse meramente intelectuales. Esto, según explicaron en aquel momento los autores del estudio, se debe a la carga emocional que supone experimentar las consecuencias del cambio climático: olas de calor, incendios, sequía… Cada vez tenemos más de estos fenómenos, por lo que la carga emocional será cada vez mayor. Esto lleva a la ecoansiedad, pero también a la evitación de la información.

¿Por qué evitamos informarnos del cambio climático?
En los últimos años, hemos tenido un bombardeo constante de malas noticias. No solo en relación con el cambio climático. También con la pandemia de coronavirus o la guerra de Ucrania, por ejemplo. Esto ha llevado a que nos sintamos saturados de información, llegando a umbrales que pueden cambiar nuestra forma de informarnos.
“Sabemos que cuando se nos aplica un estímulo de forma suficientemente repetida y en intervalos cortos, la tasa de respuesta se estabiliza produciendo un fenómeno de habituación”, explica Sanz Andrea. “Ocurre en todos los contextos, incluso en los muy extremos”. Esto, según añade el psicólogo, no es malo hasta cierto punto. “A nivel conductual, es evolutivamente beneficioso para no quedarnos bloqueados, pero conlleva el riesgo de que perdamos la noción de la relevancia de ciertos asuntos”.
Es lo que está ocurriendo con el cambio climático. Recibimos tantas noticias sobre temperaturas extremas o fenómenos meteorológicos fuera de lo común que estamos empezando a habituarnos.
Y puede parecer que esa habituación genera insensibilidad, pero no se trata exactamente de eso. De hecho, que muchas personas dejen de informarse es precisamente la consecuencia de una gran sensibilización ante el problema. El psicólogo nos lo compara con los sentimientos que tuvieron muchas personas durante los confinamientos de la pandemia de COVID-19.
Y es que, en el caso contrario, caeríamos en esa famosa ecoansiedad, que puede llegar a afectarnos mentalmente. “Es relevante ejecutar este alejamiento en casos en los que empieza a afectar a la actividad cotidiana”, aclara Sanz Andrea. “Y también si empieza a suponer rumiaciones obsesivas en torno a problemas tan grandes que no están bajo nuestro control”.

Ecoansiedad por el cambio climático
A menudo, las personas que padecen ansiedad lo hacen por obsesionarse con múltiples escenarios diferentes de situaciones que escapan a su control. Esto es en parte lo que lleva también a la ecoansiedad. Ahora bien, eso no significa que el cambio climático esté fuera de nuestro control. Debemos valorar qué lo está y qué no, alcanzando un equilibrio para que esto no afecte a nuestra salud mental. “Lo ideal sería tomarse un tiempo para calibrar lo que está dentro de nuestro control, cuanto más cercano a nuestro círculo cotidiano con más esmero debemos dedicarnos a crear hábitos y conductas”, cuenta el psicólogo. Además, añade que podemos realizar causas solidarias.
Todo esto nos ayuda a fomentar lo que se conoce como “pensamiento catedral”. Esto hace referencia a la posibilidad de “pensar más allá de nuestra generación e incluso de nuestro propio tiempo de vida”.
Es aplicable a muchos aspectos; pero, en relación con el cambio climático, consistiría, por ejemplo, en “reciclar, reducir el uso de envases, reutilizar bolsas, cambiar dispositivos de iluminación, etc.”. Todo esto puede hacerse sin necesidad de leer noticias, de modo que se evita la saturación, se actúa para resolver el problema y, a la vez, se minimiza la ecoansiedad.

No todo depende de nosotros individualmente
Para evitar la ecoansiedad, más allá de evitar leer información, hay que comprender que no todo depende de nosotros a nivel individual. “Si no hay una reacción comunitaria, la ecoansiedad será cada vez más común”, advierte Sanz Andrea. “No solo es un asunto que tenga consecuencias en la salud mental de los afectados, sino también a nivel físico y comunitario”. Por eso, recuerda que “el afrontamiento ante la problemática del cambio climático no puede limitarse a ir desplazándonos a medida que se inundan o desertizan zonas que antes eran habitables”. Tampoco se debe optar por la resignación. Informarse menos durante un tiempo, de hecho, no significa resignarse. “Debemos apoyar cada iniciativa, incluidas las empresariales que estén hechas de buena fe, y presionar a nuestras instituciones”.
Estas son las mejores medidas para evitar la ecoansiedad. Y es que, con la información sobre el cambio climático, en ocasiones pasa como con las campañas políticas. Muchas veces, estas solo convencen a quien ya está convencido. Con la información sobre el clima, quienes evitan conocer más datos normalmente lo hacen porque ya están sobradamente concienciados y las consecuencias les generan temor y nerviosismo. Lo importante es hacer presión para que aquellos que deben leer esa información lo hagan y tomen medidas al respecto. Sobre todo, las grandes empresas y las instituciones, pues son quienes pueden tomar las mayores medidas. Así, quizás, algún día podamos leer buenas noticias para variar.
.

La contaminación lumínica aumenta un 10% anual

 


Esta generación dejará de ver las estrellas: la contaminación lumínica crece un 10% al año

Fecha de Publicación
: 28/01/2023
Fuente: El País (España)
País/Región: Internacional


El brillo nocturno provocado por las luces humanas no deja de aumentar y solo los astros más brillantes pueden verse ya en las ciudades
Sirio, Vega, Arturo, Canopo y quizá dos de las tres que forman la constelación Alfa Centauri. Esas serán las únicas estrellas que verán la mayoría de los habitantes de las ciudades del hemisferio norte antes de que acabe este siglo. Al menos, esos son los cálculos que hacen los científicos que, con la ayuda de miles de personas que miran al cielo cada noche, han medido el brillo nocturno generado por las luces artificiales: no ha dejado de aumentar en la última década hasta oscurecer la cúpula celeste.
El problema de la contaminación lumínica no ha dejado de crecer desde que los astrónomos tuvieron que salir de las ciudades para ver las estrellas, ya en el siglo pasado. Pero su magnitud ha crecido exponencialmente en lo que va de este. Un trabajo publicado en 2016 estimó que el 83% de la población mundial tiene cielos nocturnos contaminados. Al año siguiente, otro trabajo dirigido por el investigador del Centro Alemán de Investigación en Geociencias de Potsdam Christopher Kyba confirmó que las noches de la Tierra eran cada vez más brillantes: el resplandor generado por las luces artificiales estaba creciendo a un ritmo del 2,2% al año. Pero la cosa ha resultado ser mucho peor.
En realidad, el brillo nocturno artificial de la Tierra estaría aumentando un 9,6% cada año desde hace al menos una década, según una investigación publicada hoy en Science. Eso supone casi quintuplicar las cifras obtenidas hasta ahora. Para ponerlo en perspectiva, Kyba, también autor principal de este nuevo trabajo, afirma que “a este ritmo de cambio, un niño nacido en una zona donde son visibles 250 estrellas, solo será capaz de ver 100 cuando cumpla 18 años”. Y si llegara a los 80, “quizás solo cinco de las estrellas más brillantes aún serían visibles”, añade el investigador alemán.
Hay mucha diferencia entre el 2,2% de aumento del estudio de 2017 y el 9,6% del trabajo actual. No es que una de las cifras esté mal, las dos están bien, pero se obtuvieron por caminos muy diferentes. Hasta ahora, casi todas las investigaciones sobre contaminación lumínica a escala global se han apoyado en datos de los satélites. Hay algunos, como el Suomi NPP de la agencia espacial NASA y meteorológica NOAA (ambas de EE UU), dedicados a medir la luz artificial emitida desde la Tierra. Podría parecer que estos artefactos, desde arriba, captan muy bien el resplandor nocturno, pero no.
Los radiómetros o cámaras satelitales no registran bien la contaminación lumínica horizontal, la luz emitida por fachadas, escaparates o carteles publicitarios que también opaca la vista del cielo. Más importante es lo que recuerda Alejandro Sánchez de Miguel, investigador de la facultad de Ciencias Físicas de la Universidad Complutense: “Estos satélites están centrados en el infrarrojo y las partes rojas y verde del espectro. En el azul, son simplemente ciegos. Y son precisamente los LED azules los que están protagonizando la gran transición de la iluminación exterior, con la tecnología LED sustituyendo a las lámparas de sodio ámbar o amarillas. La luz azul es también “la que mejor se dispersa por el cielo y a la que es más sensible el ojo humano por la noche”, añade Sánchez de Miguel, que no ha participado en el presente trabajo de Kyba,
El factor humano es la segunda gran aportación del nuevo estudio publicado en Science, tras el aumento acelerado del brillo nocturno detectado. Los cálculos no se han basado en lo que veían los satélites desde arriba, sino en lo que veían los humanos desde abajo. Los resultados del trabajo de Kyba se apoyan en más de 51.000 observaciones realizadas por personas de todo el mundo que se instalaron una app del proyecto Globe at Night, impulsado por la Fundación Nacional de Ciencias (NSF), una agencia gubernamental de Estados Unidos. Los participantes debían mirar al cielo y elegir entre una serie de siete mapas estelares, el que mejor se ajustaba a lo que veían. Así, se recopilaron miles registros durante 12 años.
“Las observaciones individuales no son muy precisas, pero la potencia del método viene de la combinación de miles de ellas, ya que la media de todas esas observaciones imprecisas es en realidad muy estable”, sostiene Kyba. La otra ventaja de este método es que se basa en la percepción humana. “Imagine que con una observación instrumental encuentro que el componente rojo del brillo del cielo ha disminuido en un 70%, pero el componente azul ha aumentado en un 30% [lo que está sucediendo con la transición LED]. ¿La situación mejoró o empeoró? Es muy difícil estar seguro con el instrumento. Con las observaciones humanas, sabemos de inmediato lo que significa para los humanos”, añade el científico germano.
El trabajo tiene un punto débil, que es también el mismo factor humano. La gran mayoría de las observaciones proceden de América del Norte, Europa y el este de Asia (Japón y Corea del Sur). Es decir, las conclusiones del trabajo solo serían válidas para estas zonas. En el resto del planeta habría que seguir confiando en lo que están registrando los satélites.
Fabio Falchi es investigador del Istituto di Scienza e Tecnologia dell’Inquinamento Luminoso (Italia). Sobre este estudio, recuerda que “el ojo humano no es mejor, simplemente considera la banda de paso exacta de su sensibilidad para comunicar al cerebro el brillo percibido”. La banda de paso o pasabanda (passband) se refiere al rango de frecuencias que pueden pasar a través de un filtro, en este caso el ojo humano. “Si queremos estudiar el efecto de la contaminación lumínica en ocultar la visibilidad de las estrellas, el ojo es un buen sensor y los satélites no tienen esta banda de paso”, añade.
Falchi, que hace un mes publicó un trabajo sobre el impacto del resplandor nocturno en los telescopios del mundo, ha publicado junto a su colega del Departamento de Física Aplicada de la Universidad de Santiago de Compostela, Salvador Bará, un comentario en Science al trabajo de Kyba. En uno de sus párrafos dice: “Mirando las imágenes y vídeos de la Estación Espacial Internacional del hemisferio nocturno de la Tierra, las personas generalmente se quedan maravilladas con la belleza de las luces de la ciudad, como si fueran las luces de un árbol de Navidad. No se dan cuenta de que son imágenes de la contaminación”. Y añaden: “Es como admirar la belleza de los colores del arcoíris que la gasolina crea en el agua y no darse cuenta de que es contaminación química”.
.

Europa con poca nieve, problemas a futuro

 


La importancia de la nieve y las consecuencias de su escasez

Fecha de Publicación
: 27/01/2023
Fuente: Agencia DW
País/Región: Europa


Europa vive un invierno con poca nieve, y las consecuencias las sufren no solo los deportes de invierno. Si la falta de agua de deshielo se prolonga, la navegación, la agricultura y el suministro eléctrico se resienten.
En Alemania, Francia, Austria, o la República Checa, la temporada de esquí está en peligro. En muchos lugares, hace demasiado calor para que se dé el blanco fenómeno metereológico: en lugar de nieve, cae lluvia. Y ese es un problema que tiene grandes consecuencias.
"En el ciclo hidrológico, la nieve juega un papel importante, porque retiene el agua durante cierto tiempo. El agua contenida en la nieve no fluye directamente, sino que lo hace en verano o primavera", explica Daniel Farinotti, catedrático de Glaciología de la Escuela Politécnica Federal (ETH) de Zúrich y del Instituto Federal Suizo de Investigación Forestal, de la Nieve y del Paisaje (WSL).
Solo cuando la nieve se descongela, el agua de deshielo se libera gradualmente en el medio ambiente, llegando a lagos y ríos y a las aguas subterráneas. Sin la función amortiguadora de la nieve, esta agua falta más adelante, en los meses venideros. Los ríos, que suelen alimentarse del deshielo, tienen niveles más bajos.

Navegación y suministro eléctrico
El agua de deshielo es crucial como reserva hídrica para los meses con menos precipitaciones, en verano y otoño. Pero "el deshielo de los glaciares y la disminución de la nieve podrían agravar en el futuro las situaciones de estiaje en el Rin desde Basilea hasta el mar del Norte", afirma un estudio de la Comisión Hidrológica Internacional de la Cuenca del Rin (CHR), una asociación de organizaciones científicas de los estados ribereños junto a los que discurre el famoso río europeo. Es cierto que los modelos climáticos predicen que en el futuro lloverá más en invierno, pero el estudio augura que la lluvia, probablemente, no podrá compensar la falta de agua de deshielo.
Las crecientes repercusiones del estiaje en verano son considerables y afectan a todos los que utilizan el agua a lo largo del Rin. El estudio prosigue aventurando que el transporte de mercancías por el Rin podría verse perjudicado durante una media de más de dos meses al año hacia finales de siglo. Las centrales eléctricas podrían producir menos electricidad y los proveedores de agua potable, así como la agricultura, tendrían que prepararse para una escasez de agua más frecuente. Esto se debe a que las plantas tienen una gran demanda de agua en veranos secos y calurosos.

Cuencas de retención y conservación del agua
Para volver a disponer de más agua, que probablemente faltará cada vez con más frecuencia debido a la falta de deshielo en primavera y verano, se necesitarían embalses artificiales adicionales para almacenar las precipitaciones del invierno, afirma Marc Zebisch, climatólogo de Eurac Research, un centro de investigación interdisciplinar con sede en Tirol del Sur. Sin embargo, se trata siempre de una intervención en la naturaleza y, sobre todo en las montañas, el espacio para estas balsas de retención es limitado.
Robert Steiger, geógrafo e investigador turístico del Instituto de Finanzas de la Universidad de Innsbruck, subraya que también hay que tener en cuenta lo que aún puede cultivarse en el futuro. "En el valle del Po (Italia), por ejemplo, nos planteamos cultivar mucho menos arroz porque este requiere de mucha agua", explica Steiger, de la organización ecologista Protect our Winters (POW).
Es más, "si en invierno llueve más en lugar de nevar, hay riesgo de desprendimientos", agrega Steiger. Especialmente cuando coinciden el deshielo y las fuertes lluvias.

Menos radiación solar
La nieve blanca también refleja la luz del sol. Sin ella, los suelos se calientan más rápido y se vuelven más secos. La lluvia también se escurre más rápido en suelos secos en lugar de filtrarse. Y los suelos secos también pueden aumentar el riesgo de incendios en las paredes: "Un entorno más seco es más inflamable", afirma Daniel Farinotti.
"La nieve es un filtro solar de la Tierra, protege contra el calentamiento", dice Zebisch. Desde una perspectiva global, son especialmente importantes las regiones polares, es decir, el hielo marino, pero también las grandes zonas nevadas de la tundra, por ejemplo en el norte de Escandinavia o en Siberia.
.

Blog Archive

Temas

Archivo de Blogs