Las aves en grave riesgo: 1 cada 10 críticamente amenazada



El 13% del total de especies de aves está críticamente amenazada

Fecha de Publicación
: 25/02/2018
Fuente: Crónica (México)
País/Región: Internacional


Muchas de las aves que sufren mayor presión son las que viven en ecosistemas vulnerables al cambio climático o las que viven en ecosistemas amenazados por el crecimiento de las ciudades, señala la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. En México, aves como el quetzal y el águila arpía siguen gravemente amenazadas
La supervivencia de 26 por ciento de las especies de aves del mundo está en peligro y el 13 por ciento del total de especies de aves conocidas ha sido clasificado como “críticamente amenazado”. Éstas son las cifras actualizadas, al cierre del año 2017, de la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Muchas de las aves con mayor presión son las que viven en ecosistemas vulnerables al cambio climático o en ecosistemas amenazados por el crecimiento de las ciudades.
Al mismo tiempo que se conmemora el Año Mundial de las Aves Migratorias, la UICN y la organización BirdLife International informaron que, al concluir 2017, aumentó a 222 el número de especies de aves “críticamente amenazadas”, incluyendo 21 especies que no se han visto desde hace una década.
México tiene algunos casos de recuperación de especies como el águila real y el flamenco rosado, pero otras siguen gravemente amenazadas, como el quetzal y el águila arpía. Además, México es un lugar que recibe a numerosas aves migratorias; por ejemplo, uno de los fenómenos únicos en el mundo es “Río de Rapaces”, fenómeno que se presenta en el otoño y consiste en el paso, a través de territorio mexicano, de 6 millones de aves carnívoras que migran de Canadá y Estados Unidos a México, Centro y Sudamérica.
“Las aves son un grupo bien estudiado y sirven como grandes indicadores de la salud del medio ambiente. Cada una de las especies en riesgo de extinción es una preocupante llamada de alarma para tomar acción ahora mismo. Afortunadamente tenemos algunas historias de éxito, como la conservación del kiwi y algunos pelícanos, lo que demuestra que cuando se organizan los apoyos y se invierten recursos, los esfuerzos de conservación realmente dan resultados”, indicó Ian Burfield, coordinador de ciencia global de BirdLife International.
La actualización del número de especies “críticamente amenazadas” señala el cambio climático y la sobrecaza como dos de las causas mejor documentadas de la disminución de la población de muchas especies, particularmente las aves marinas.
En total, se considera que 222 especies de aves en todo el mundo ya están en peligro crítico, lo que las pone a un paso de la extinción o “posiblemente extintas”.
Entre las aves que es muy probable que desaparezcan está el escribano aureolado (Emberiza aureola). Esa especie asiática que alguna vez fue común ha experimentado un descenso catastrófico del 80 por ciento de la población en sólo 13 años y ahora está en la lista de especies en peligro crítico. Esa ave, de colores brillantes, comúnmente es atrapada y vendida como alimento en el mercado negro de China, a pesar de estar legalmente protegida en ese país.
Otras aves amenazadas se hallan en ecosistemas vulnerables a los cambios del clima, por ejemplo, los ecosistemas árticos y costeros. Los búhos nival (Bubo scandiacus), que anteriormente se consideraban de menor preocupación, ahora son vulnerables, con amenazas que van desde la caza ilegal hasta el cambio climático.
Las gaviotas tridáctilas (Rissatridactyla) están teniendo problemas para alimentar a sus polluelos a consecuencia de la sobrepesca y el cambio climático, una situación que se hizo eco de muchas otras especies de aves marinas. El alcatraz del Cabo (Moruscapensis), por ejemplo, ha recurrido a las embarcaciones pesqueras en busca de alimentos y ahora depende de los desperdicios arrojados de los barcos, esencialmente “comida chatarra” de baja nutrición que reduce la tasa de supervivencia de los polluelos recién nacidos.
Del mismo modo, el kea (Néstor notabilis), un loro oriundo de Nueva Zelanda, ha sido incluido en la lista en peligro de extinción porque los turistas siguen alimentándolos con alimentos no saludables como el pan y las papas fritas, lo que les causa severos problemas de salud y muerte a temprana edad.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs