Zimbabwe entró en crisis alimentaria



La sequía y la inflación disparan el hambre en Zimbabwe

Fecha de Publicación
: 13/01/2020
Fuente: ONU
País/Región: Zimbabwe


Más de la mitad de la población del país no come lo suficiente debido a una sequía de tres años y a una creciente crisis económica. La ONU pide ayuda urgente a la comunidad internacional para atender las necesidades de más de cuatro millones de personas.
El Programa Mundial de Alimentos (PMA) hizo un llamado a los países para aumentar el apoyo a Zimbabwe, donde millones de personas se enfrentan al hambre provocado por la sequía prolongada y la crisis económica.
Casi ocho millones de personas, o aproximadamente la mitad del país, no están comiendo lo suficiente, dijo el lunes la agencia de la ONU.
El Programa planea duplicar el número de zimbabuenses a los que asiste, hasta 4,1 millones, pero requerirá más de 200 millones de dólares para satisfacer las necesidades solo en el primer semestre de 2020.
"Tal como están las cosas, nos quedaremos sin alimentos a fines de febrero, coincidiendo con el pico de la temporada de hambre, cuando las necesidades son más altas", dijo Niels Balzer, director adjunto de país del PMA.
"Se necesitan con urgencia compromisos firmes, ya que puede llevar hasta tres meses para que las promesas de financiación se conviertan en alimentos en las mesas de las personas", agregó.

La disminución de las cosechas debido a la sequía en curso
Zimbabwe ha sido golpeado por tres años consecutivos de sequía que han causado que la cosecha de maíz haya caído un 50% este año en comparación con 2018.
Para satisfacer las necesidades crecientes, el PMA se vio obligado a lanzar un programa de asistencia de emergencia para la temporada de carestía en agosto, meses antes de lo esperado.
Hilal Elver, la relatora especial de la ONU sobre el derecho a la alimentación, visitó en noviembre Zimbabwe, donde fue testigo de cómo las mujeres y los niños son los más afectados por la crisis.
“En un esfuerzo desesperado por encontrar medios alternativos de subsistencia, algunas mujeres y niños están recurriendo a mecanismos de defensa que violan sus derechos humanos y libertades más fundamentales. Como resultado, el abandono escolar, el matrimonio precoz, la violencia doméstica, la prostitución y la explotación sexual están aumentando en todo Zimbabwe”, dijo en un comunicado después de su misión de 11 días.

Inflación desbocada que afecta los precios de los alimentos
La crisis del hambre se produce cuando Zimbabwe se enfrenta a su peor recesión económica en una década.
La inflación descontrolada es solo uno de los síntomas, y ha puesto el precio de los bienes básicos fuera del alcance del ciudadano promedio. El PMA informó que el pan ahora es 20 veces más caro que hace seis meses.
El aumento de las dificultades está obligando a las familias a saltarse comidas, sacar a los niños de la escuela o vender ganado, entre otras medidas desesperadas.
Gladys Chikukwa vende tomates en el segundo mercado más grande del país, Sukubva, y le resulta difícil sobrevivir.
"El hecho de que estemos vendiendo tomates en este mercado no significa que tengamos suficientes alimentos para nosotros. Estamos luchando mucho”, dice.
“Nuestro producto se está pudriendo en este mercado debido a los precios. Hoy, los tomates irán por 250 dólares de Zimbabwe, mañana 300 dólares, al día siguiente 400 dólares y la gente no tiene ese dinero".
La financiación es esencial.
La sequía no muestra signos de disminuir, y las previsiones indican otra mala cosecha en abril, según el PMA.
La agencia de la ONU también enfrenta desafíos para ampliar sus operaciones en Zimbabwe, ya que la escasez de moneda local junto con una inflación rápida requiere pasar de la asistencia en efectivo a la distribución de alimentos.
Con otros países del sur de África también afectados por la sequía, las reservas de alimentos deben obtenerse fuera del continente y luego enviarse a la vecina Sudáfrica o Mozambique antes de ser transportadas a Zimbabwe que no tiene litoral.
El PMA necesitará cerca de 200.000 toneladas métricas de alimentos para ayudar a 4,1 millones de zimbabuenses. Balzer, subrayó por qué se necesita tanto el apoyo financiero de la comunidad internacional:
"Si bien el PMA ahora cuenta con el personal, los socios, la capacidad de transporte y logística para un gran aumento en Zimbabwe, es esencial que recibamos los fondos para poder entregar los alimentos. La vida de muchos depende de esto", dijo.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs