Solo un consumo racional nos salvará

Solo un consumo racional permitirá salvar a la Tierra

Fecha de Publicación: 30/01/2008
Fuente: El Comercio


El experto sueco Ian Moffat reconoce que el hombre consume hasta el 25% más de la capacidad de recuperación del planeta. Está en el país para hablar sobre este tema.
El término huella ecológica se utiliza cada vez con una mayor frecuencia ¿cómo debe ser entendido?
Es una forma muy clara de demostrar cuál es el impacto de las actividades del ser humano sobre el planeta. Al principio se hablaba solo sobre el impacto ecológico, pero a raíz de investigaciones recientes hechas en Escocia y Australia se logró vincular a los aspectos económicos de la sociedad con la protección ambiente.

Y, ¿cuál es el impacto de esta huella ecológica sobre la conservación del planeta?
Según Matias Wackeman, de la Red de la Huella Ecológica Mundial, las actividades humanas exceden a la capacidad de recuperación de la tierra. Eso se determina a través de indicadores como la cantidad de tierra consagrada a los bosques y a la agricultura, la bioproductividad de los mares, la capacidad de absorción de C02, de tierra dedicada a la conservación de la biodiversidad y la destinada a construir las ciudades.

Pero, ¿qué tan dramáticos son los resultados?
Tenemos un solo planeta, pero hemos talado los bosques, realizado pesca excesiva en los mares, contaminado la atmósfera... Si seguimos así, las cosas van a empeorar aún más. Por eso buscamos, mediante varias investigaciones y modelos de simulación, un modelo de desarrollo más racional y la huella ecológica sea menor.

¿Y hasta ahora qué tan graves son los impactos?
A escala mundial, la huella es excesiva. Estamos consumiendo entre un 20 y 25% más que la capacidad de la bioproductividad del planeta. Por eso es necesario que aportemos a la solución y dejemos a las futuras generaciones un desarrollo sustentable.

A propósito, ¿qué implica ese desarrollo sustentable?
Se debe tener en cuenta que el consumo de agua, energía y alimentos es excesivo sobre todo en los países en desarrollo. Cambiar aquello demanda mucha voluntad, además del uso de tecnologías más racionales, fuentes de energía alternativas... Los políticos, los empresarios y la comunidad en general deben juntos buscar un desarrollo sustentable. En el Reino Unido, por ejemplo, se construyen viviendas que evitan emisiones de carbono. Todo para reducir el impacto ecológico.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs