Denuncian biopiratería en Puebla, México

Los Piratas de la Biodiversidad llegaron a Puebla

Fecha de Publicación
: 04/05/2018
Fuente: Central Puebla
País/Región: México


La biopiratería es un hecho.
Aunque suena más bien a una película de ciencia ficción de Steven Spielberg o a un libro de Michael Crichton, es algo que está pasando en Puebla.
Para ser específico, es un hecho que ocurre en Puebla desde mayo del 2017.
Vamos poniéndonos en orden con este término que suena muy rimbombante.
La Biopiratería se define como el uso y aprovechamiento ilegal, irregular o inequitativo de recursos biológicos y sus derivados. A Esto hay que agregar cuando los conocimientos tradicionales de los pueblos indígenas son tomados por investigadores para después ser registrados como propiedad intelectual por grandes corporativos.
Algo muy parecido, pero en la industria textil, ocurrió con los diseños utilizados por tiendas de la cadena Inditex (Zara, Pull & Bear, Massimo Dutti, Bershka) o aquél escándalo protagonizado por una diseñadora francesa que se “inspiró” en un tejido mixe. Usaron patrones realizados por décadas en distintas comunidades, después los registraron y consiguieron un beneficio económico sin que los pueblos vieran un centavo. ¿Se acuerdan de los casos?
Bueno, pues en Puebla, gracias al hoy ex delegado de Conafor, Humberto Aguilar Viveros, entraron una serie de investigadores para poder llevarse toda la información posible de especies animales y vegetales de más de 20 ejidos o parcelas ejidales pertenecientes a ocho municipios de la Sierra Nororiental de Puebla, entre ellos: Teziutlán, Cuautempan, Tlatlauquitepec, Zacapoaxtla, Cuyuaco, Chignautla, Zautila y Xochiapulco.
(Hablamos del mismo Humberto Aguilar Viveros que apenas salió muy indignado por la situación de su partido, el PRI, pero no mostró indignación alguna cuando permitió la entrada a Puebla de los investigadores que llevaron a cabo esta especie de saqueo.)
Y me van a decir, ¿a mí en qué madres me afecta eso?
El biopirataje provoca que todo el conocimiento de los pueblos indígenas originarios de la sierra nororienteal sea después aprovechado por las grandes transnacionales farmacéuticas.
Las empresas dedicadas a los fármacos y a la industria cosmética están utilizando información de nuestros pueblos, toman especies endémicas de Puebla, registran todos los conocimientos obtenidos de los pueblos indígenas y no retribuyen en lo mínimo a los pueblos de los que toman esta información.
Y lo peor fue que nuestras autoridades dieron paso libre a esta nueva forma de pirataje.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs