Residuos nucleares en depósitos subterráneos

CE apuesta por almacenar los residuos nucleares en depósitos subterráneos

Fecha de Publicación: 03/11/2010
Fuente: Europa Press
País/Región: Unión Europea


La Comisión Europea ha propuesto una nueva normativa para evitar los riesgos derivados de la contaminación radiactiva y ha apostado por buscar una solución definitiva a los desechos procedentes de las centrales nucleares, los combustibles usados y los resultantes de la investigación médica almacenándolos en depósitos subterráneos.
La nueva directiva, presentada por el comisario de Energía, Günther Oettinger, obligará a los Estados miembros a presentar como muy tarde en 2015 planes nacionales con un calendario detallado de construcción y gestión de instalaciones de almacenamiento, una evaluación de costes y un sistema de financiación.
El Ejecutivo comunitario deja en manos de los Estados miembros elegir el lugar de almacenamiento nuclear en función de las características geológicas y la opinión de los expertos. Además, permitirá la cooperación entre Estados miembros en esta materia de manera que puedan usar conjuntamente un depósito situado en uno de ellos.
No obstante, prohibirá la exportación de los residuos fuera del territorio europeo, algo que Oettinger ha calificado de "inaceptable". "Construir las centrales nucleares aquí y tirar nuestros desechos en otro sitio es inaceptable. Si están fuera de nuestro territorio no tendremos ningún control y el riesgo de seguridad aumentaría", ha alegado el comisario.
También ha querido dejar claro que cada Estado miembro es "responsable" de la gestión de sus residuos y que no se podrá obligar a nadie a aceptar desechos que no sean suyos pero, otra cosa distinta es que los países pequeños cooperen con los grandes para poder afrontar los costes de construccion de los almacenes nucleares.
Según datos de la Comisión, la UE genera al año unos 7.000 metros cúbicos de residuos nucleares y en los países con gran presencia de centrales, como Francia, Suecia o Finlandia entre el 3% y el 4% del coste de la producción de energía eléctrica se destina a la financiación de la gestión de residuos. También son estos tres países los que prevén crear almacenes definitivos de aquí a 2025.
De momento, Bruselas ha evitado poner fecha a la construcción de estos vertederos nucleares, aunque el comisario no descarta hacerlo dentro de tres o cuatro años, cuando disponga de la 'hoja de ruta' de los 27 Estados miembros con sus planes de gestión. La opinión pública tendrá que estar informada de las intenciones de sus respectivos gobiernos y poder participar en la decisión que finalmente tomen las autoridades nacionales.
Aunque la directiva no especifica la profundidad a la que deberían situarse los depósitos, el comisario ha dicho que tendrían que estar al menos a 300 metros, aunque todo dependerá de la geología de cada país. Los planes nacionales podrían asimismo incluir técnicas de construcción adecuadas en función del tipo de suelo y las instalaciones no deberán estar selladas para permitir el paso cuando tenga que comprobarse si el funcionamiento es correcto.
Sobre el encendido debate que la cuestión de los almacenes nucleares ha generado en España, Oettinger ha respondido que no es exclusivo de España porque en numerosos Estados miembros ocurre lo mismo con los desechos industriales y nucleares, dado que los actores locales y regionales mantienen sus reservas respecto al lugar de almacenamiento. No obstante, recordó que estas decisiones se toman de manera "transparente y democrática" en los Parlamentos nacionales.
Más de 50 años después de que comenzara a funcionar la primera central nuclear europea, la de Calder Hall, en Reino Unido, siguen sin existir en la UE soluciones definitivas para los residuos nucleares, que son almacenados de forma provisional. Sólo algunos Estados miembros, como Suecia, Finlandia o Francia están en este momento en fase de planificación.
Aunque los depósitos provisionales son necesarios para reducir la temperatura de los elementos combustibles y los residuos de alta actividad radiactiva, no son una buena solución a largo plazo porque, al estar en la superficie o cerca de ella, existe el riesgo de accidentes. El almacenamiento en profundidad es, por lo tanto, el recomendado por los expertos y la Organización Internacional de la Energía Atómica (OIEA).
En la UE hay un total de 143 plantas nucleares en uso, distribuídas en 14 Estados miembros. Francia es el país con más instalaciones nucleares (58) seguida de Reino Unido (19) y Alemania (17). España tiene ocho centrales y Polonia e Italia están planeando construir.
La propuesta de directiva que ha presentado la Comisión tiene que contar ahora con el visto bueno del Consejo y el Ejecutivo comunitario espera que se adopte en 2011.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs