La polilla Trump



Por qué a esta polilla le pusieron Donald Trump

Fecha de Publicación
: 22/01/2017
Fuente: Clarín (Argentina)
País/Región: Internacional


En Estados Unidos es común asignar nombres de presidentes a especies de fauna y flora descubiertas por los científicos. Pero ésta tiene una razón particular. 
En todo el mundo, los nombres de los presidentes suelen terminar bautizando calles y avenidas importantes. No es el caso de Donald Trump. A dos días de su asunción al frente de la Casa Blanca, el magnate ya tiene la primera especie con su nombre: una nueva polilla descubierta en la frontera entre Estados Unidos y México.
Barack Obama termina su segundo mandato con la cifra récord de nueve especies de seres vivos que tienen una denominación científica con raíz en el apellido del 44º presidente de Estados Unidos. Theodore Roosevelt, segundo en esta singular lista de taxonomía presidencial, tiene por el momento siete especies a su nombre.
Trump bate este récord porque "le hicieron el honor", antes de tomar posesión como presidente electo.
Según publica la revista especializada ZooKeys en su número de enero de 2017, el biólogo Vazrick Nazari ha propuesto la asignación del nombre científico Neopalpa donaldtrumpi a una especie descubierta recientemente en California (Estados Unidos) y Baja California (México).
Es una pequeña polilla de la familia de las Gelechiidae (como la polilla del tomate, Tuta absoluta) que tiene como característica física destacada unas escamas de color amarillento en la parte delantera de su cabeza. El científico autor del descubrimiento considera que estas escamas frontales tienen cierto parecido con el jopo de Donald Trump.
“El descubrimiento de esta micro-polilla distinta en la densamente poblada y zoológicamente bien estudiada California meridional subraya la importancia de la conservación de los hábitats frágiles que aún contienen especies no descritas y amenazadas, y destaca la escasez de interés en la taxonomía a nivel de especie de pequeños elementos faunísticos en Norteamérica”, dice su descubridor.
“Al asignar a esta especie el nombre del 45º presidente de los Estados Unidos, espero atraer la atención pública y el interés por la importancia de la taxonomía alfa (la especialidad que se dedica a la descripción y estudio inicial de especies) para entender mejor el componente de micro-fauna hasta ahora poco conocido de la biodiversidad de América del Norte”, continúa Nazari
En el anecdotario naturalista relacionado con la presidencia de Estados Unidos no se puede olvidar -también con cierto sentido del humor- las diversas referencias a la oruga del Megalopyge opercularis difundidas en los dos últimos años a través de internet.
Los jóvenes naturalistas y fotógrafos Jeff Cremer y Phil Torres localizaron en la selva amazónica de Perú en 2003 algunos ejemplares de una oruga que les recordó al que en aquella época era simplemente un multimillonario con aspiraciones políticas.
Los comentarios irónicos -y la difusión de fotografías y vídeos-- aumentó el año pasado cuando se confirmó la candidatura de Trump a la presidencia de Estados Unidos. En efecto, las imágenes de esta especie muestran un relativo parecido con el rubio copete del a partir de ahora inquilino de la Casa Blanca.
La oruga del Megalopyge opercularis vive en diversas zonas del continente americano y presenta apariencias bastante diversas, aunque en todos los casos sus pelos son altamente urticantes.
Incluso las autoridades de Estados Unidos han advertido durante los últimos años de que en caso de observar un animal de esta especie, los ciudadanos se abstengan de acercarse o tocarlo, porque realmente puede ser peligroso para la salud de las personas.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs