Transgénicos no tan necesarios ni eficaces según estudio



Informe del New York Times señala que transgénicos no aumentan productividad ni reducen uso de herbicidas

Fecha de Publicación
: 17/11/2016
Fuente: ANF
País/Región: Estados Unidos - Internacional


En ese sentido, afirma el estudio, EEUU marcha detrás del principal productor europeo, Francia, en la reducción del uso de herbicidas e insecticidas y la productividad.
Un amplio estudio del diario estadounidense New York Times llegó a la conclusión de que el uso de transgénicos no ha aumentado la productividad ni ha reducido el uso de pesticidas en EEUU y Canadá en comparación con la situación que se registra en países europeos.
La mayor parte de Europa rechaza el cultivo de transgénicos, mientras que EEUU y Canadá los adoptaron hace 20 años. Al comparar los resultados en ambos continentes, utilizando datos independientes e investigaciones académicas se demuestra que el uso de transgénicos no cumplió con sus dos principales promesas, afirma el New York Times.
Los defensores de los transgénicos dijeron que cumplían dos objetivos principales: al hacer a los cultivos inmunes a los efectos de los herbicidas y resistentes a varias plagas, generarían más productividad y menos uso de pesticidas.
El análisis del periódico señala que ninguna de las dos cosas se comprueba en la realidad.
Datos de Naciones Unidas no reflejan que EEUU y Canadá tengan mayor productividad de alimentos por hectárea con respecto a Europa. Otro estudio, de la Academia Nacional de Ciencias de EEUU, concluyó que "existe poca evidencia" de que la introducción de cultivos transgénicos hubiera aumentado la producción en comparación con cultivos convencionales.
Jack Heinemann, profesor de la Universidad de Canterbury de Nueva Zelanda, publicó un estudio que afirma que Europa "no se ha visto afectada de ninguna forma por no elegir la ingeniería genética en la agricultura".
Mientras tanto, el uso de herbicidas en EEUU ha aumentado pese a que los principales cultivos como el maíz, la soya o el algodón son transgénicos.
En ese sentido, afirma el estudio, EEUU marcha detrás del principal productor europeo, Francia, en la reducción del uso de herbicidas e insecticidas.
La United States Geological Survey expresó que después de dos décadas de introducirse en EEUU los cultivos transgénicos, el uso de insecticidas y fungicidas se ha reducido en un tercio, pero el de herbicidas ha aumentado en un 21%. Por el contrario, en Francia, sin usar transgénicos, ha disminuido el uso de insecticidas y fungicidas en 65% y el de herbicidas, en 36%.
Las cifras del Departamento de Agricultura de EEUU muestran cómo el uso de herbicidas se ha disparado en el caso de la soya, uno de los principales cultivos transgénicos, aumentando dos veces y media en las últimas dos décadas, mientras la superficie cultivada solo creció en un tercio.
El estudio del diario establece que los productos transgénicos no producen ningún riesgo para la salud.
Activistas agrícolas señalan que el hecho de que los productos transgénicos no generen su propia semilla vuelve a los productores dependientes de las grandes empresas alimenticias, como la Monsanto, que tienen monopolios en la producción y venta de estos productos.
La industria alimenticia y de insecticidas gana por partida doble con los transgénicos, añade el estudio: las mismas empresas venden las plantas modificadas genéticamente y los venenos necesarios para su crecimiento, como el caso de Monsanto.
.

Buscar

Cargando...

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs