El Duttaphrynus melanostictus complica a Madagascar



Un sapo tóxico asiático amenaza con mermar la biodiversidad en Madagascar

Fecha de Publicación
: 07/02/2016
Fuente: Bolsamania
País/Región: Madagascar


Existe un animal en Madagascar que no es nativo de Madagascar pero que está matando a muchos animales que evolucionaron en esta región insular de África.
Se trata del sapo común asiático, “Duttaphrynus melanostictus”, que habita la India y hasta en China. Se sospecha que el sapo llegó a Madagascar entre los años 2007-2010, proveniente del sudeste asiático, y no fue propiamente identificado en la isla hasta el 2014.
Existe un animal en Madagascar que no es nativo de Madagascar pero que está matando a muchos animales que evolucionaron en esta región insular de África y tierra del lemur. Es un sapo tóxico que llegó a la isla desde Asia y se asentó en ella, y ahora los científicos advierten que el inocente sapo tóxico es una amenaza tanto para la biodiversidad de esta región como para la vida humana en ella.
Como está sucediendo ahora en Nueva Zelanda, en donde antes no había ratas, y hoy están por todos lados, ocasionando que haya menos comida para otras especies, y el Gobierno neozelandés busca formas de deshacerse de ellas, en Madagascar los expertos en invasiones de animales no nativos, herpetólogos y versados en erradicación de especies molestas, estudian un plan de desaparecer a este sapo. Afirma que existe “una ventana de oportunidad” de lograrlo.
Y el sapo ni enterado. Se trata del sapo común asiático, “Duttaphrynus melanostictus”, que habita la India y hasta en China. Se sospecha que el sapo llegó a Madagascar entre los años 2007-2010, proveniente del sudeste asiático, y no fue propiamente identificado en la isla hasta el 2014. Llegaron unos cuantos y ahora se calcula que la población de este anfibio se ha disparado hasta los cuatro millones, expandiéndose cada año a un ritmo de dos kilómetros.
¿Pero cuál es el temor? Ese, su expansión descontrolada por toda la isla. James Reardon, un experto en erradicación nezelandés, parte del Departamento de Conservación de ese país, y coautor del reporte sobre los peligros que supone este sapo, afirma que si este anfibio hace del sistema de canales Pangalanes, la erradicación de este sapo “no será una opción”. Otro miedo son los efectos de la rana en los humanos. En Madagascar es común comer anfibios, y se sabe que el sapo asiático ha causado muertes.
Los sapos suelen ser presas de mamíferos, aves y reptiles, pero el sapo asiático ha desarrollado una estrategia para ser considerado un mal aperitivo. Ellos secretan una toxina que envenena a su depredador, y si Madagastar tiene menos predadores, en consecuencia, aumenta el número de ratas, y eso nunca es bueno. El sapo asiático puede adaptarse a diversos hábitats y extender su prole con una rapidez extraordinaria. Un sapo asiático hembra puede producir 40,000 huevos cada año.
Christian Randrianantoandro es el otro autor del estudio y afirma que el sapo asiático ha interrumpido la cadena alimenticia de este ecosistema. Las consecuencias no son poca cosa. En Nueva Zelanda, las ratas encontraron el paraíso pues en este lugar, en el que la vida evolucionó en formas maravillosas (muchas aves dejaron de volar porque no había quien se las comiera), estos roedores son los reyes pues no tienen depredadores naturales. Nadie casa ratas, nadie come ratas, pero las ratas si están acabando con el alimento de otras especies como lo es la weta.
La weta es un insecto gigante que vivía en paz en Nueva Zelanda pero desde la llegada de las ratas a la isla, con las expediciones de exploradores, ahora está en peligro de extinción y, junto con ella, también aves y otros animales que se alimentaban de ellas.
Por eso el temor de que los sapos asiáticos acaben con la singular fauna de Madagascar es serio. “Sin una acción rápida, se espera que los efectos de este sapo sean devastadores”, dijo a The Guardian. Hay 300 especies de ranas en Madagascar registradas y casi todas no se encuentran en ninguna otra parte del mundo.
El reporte que alerta de esta situación ha sido elaborado por Pete McClelland, James T. Reardon, Fred Kraus, Christopher J. Raxworthy y Christian Randrianantoandro y por asociaciones conservacionistas.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs