UE vigilará el cambio climático desde el espacio

Europa vigilará el cambio climático desde el espacio

Fecha de Publicación: 04/08/2008
Fuente: HoyTecnología
País/Región: Unión Europea



Europa espera resolver desde el espacio muchos de los interrogantes que el cambio climático plantea en la Tierra. Para ello, la Agencia Espacial Europea pondrá en órbita el próximo septiembre el satélite GOCE (Global Ocean Circulation Experiment), que proporcionará a los científicos información precisa sobre el nivel de los océanos, el espesor de los casquetes polares y la dinámica interna de nuestro planeta, factores claves en la regulación del clima.
Un mapa gravitatorio permitirá a los científicos medir con un margen de error de tan sólo uno o dos centímetros la altura exacta del nivel del mar, indicador que aparece con frecuencia en los debates sobre cambio climático y que hasta ahora nunca se había podido establecer con tal exactitud. La elaboración de este mapa permitirá también un mayor control sobre los movimientos de las placas tectónicas, un avance vital en la previsión de erupciones volcánicas, terremotos y tsunamis, que gracias a la información facilitada, podrían anticiparse con márgenes de 24 o 48 horas.
Una vez lanzado, el GOCE orbitará a una altura de 250 kilómetros, localizando puntos en los que la gravedad actúa con igual fuerza. Los creadores del proyecto explican que la gravedad no actúa de forma uniforme en todo el planeta; la rotación, la variación de los casquetes polares, los accidentes geográficos e incluso las grandes construcciones pueden variar el mapa gravitatorio terrestre.
Es la primera vez que un dispositivo europeo orbitará a tan baja altura, circunstancia que ha supuesto un importante reto para sus diseñadores, debido a la presión que la atmósfera ejercerá sobre la nave y el instrumental. Para contrarrestar estas condiciones, sus diseñadores han preparado una nave con forma de saeta, que tiene una altura superior a cinco metros y un peso de más de 1000 kilogramos.
Una de ellas es CRISA, responsable de la unidad de control de propulsión iónica y de la unidad de acondicionado y distribución de potencia. La empresa ha invertido cuatro años en el proyecto. «La propulsión iónica es una fuerza de poquísimo empuje, era necesaria porque la propulsión química no se puede usar para empujes tan pequeños ni durante tanto tiempo», explica Víctor Rodrigo, presidente de CRISA, empresa integrada en el gigante del sector EADS-Astrium. Esta empresa española ya había participado en otros importantes proyectos de la ESA, como el vehículo ATV, que abastece desde marzo de este año a la Estación Espacial, o la lanzadera Arianne5. En la actualidad participan en el proyecto de la NASA Mars Science Labortory, en el que la agencia norteamericana también colabora el Centro de Astrofísica de Madrid y que estudiará las condiciones climáticas en el planeta Rojo.
Otra firma española presente en GOCE es Deimos Imagine, que preside el astronauta Pedro Duque y que ha participado en los sistemas de planificación de la misión, en el de análisis de prestaciones en el sector tierra y en los sistemas de monitorización y calibración. Esta empresa también es responsable del primer satélite de observación español, llamado Deimos 1 que prestará servicios de ámbito agrario y medioambiental. Además Deimos ha colaborado en los proyectos 'Galileo', iniciativa europea para crear un sistema de posición alternativo al GPS y GLONASS y en el proyecto 'Don Quijote', con el que la ESA espera analizar los efectos de los impactos de asteroides en las aeronaves.

'Planeta Vivo'
El lanzamiento del satélite GOCE pone de relieve la voluntad de la ESA de encontrar una aplicación más práctica a la tecnología espacial. En el 2002 la agencia lanzó el Envisat, el mayor satélite de observación de la tierra jamás construido, con el que se pretendía dar respuesta a importantes cuestiones medioambientales.
Más tarde se impulsaría la iniciativa 'Planeta vivo', que comenzó en 2005 con el fallido lanzamiento del satélite Cryosat. La iniciativa está compuesta por un conjunto de proyectos con los que la agencia pretende conseguir un mejor entendimiento de la tierra, además iniciar un proyecto de monitorización del planeta y conseguir una aportación más práctica de la tecnología espacial de la que puedan beneficiarse tanto científicos como autoridades civiles. Entre los proyectos que componen 'Planeta vivo' está la iniciativa GMES, con los que se espera poner en marcha un entramado de observación de la tierra usando la tecnología espacial y el intercambio de datos entre los distintos países comunitarios.
Otras de las iniciativas continentales son el programa Fuegosat; un sistema de detección y monitorización por satélite de incendios forestales, o el programa DESIREX2008, que estudiará los efectos de las olas de calor en las superficies humanas, tomando Madrid como modelo.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs