Brasil le pone puertas a la Amazonia

Brasil le pone puertas a la Amazonia

Fecha de Publicación: 29/04/2008
Fuente: El País (España) - La Voz del Interior (Argentina)
País/Región: Brasil


El gobierno de Brasil tiene previsto a corto plazo enviar al Congreso una ley que restringe el acceso a los visitantes de la Amazonia. De aprobarse la ley, lo que es bastante probable, dado que la impulsan de forma conjunta los ministerios de Justicia y Defensa y la apoya el ejército, todos los trabajadores de organizaciones no gubernamentales (ONG), los grupos de turistas o cualquier otro tipo de visita al pulmón del planeta requerirá un permiso oficial. Para quien acceda sin autorización se prevén multas de hasta 40 mil euros.
Las primeras informaciones oficiales de esta iniciativa se conocieron el martes de la semana pasada a través del ministro de Justicia, Tarso Genro, un hombre muy cercano al presidente Luiz Inácio Lula da Silva y figura clave del Partido de los Trabajadores (PT). Genro declaró al diario Estado de São Paulo que muchas ONG extranjeras son una tapadera de grupos que se apropian de la riqueza biológica para investigar y patentar nuevas medicinas y que ejercen una dañina influencia sobre las comunidades indígenas.
El viernes, el secretario de Justicia, Romeu Tuma, confirmó la puesta en marcha de la ley: "Queremos que el Amazonas sea nuestra (...). Queremos que el mundo visite la región, pero queremos que nos informen cuándo van a venir y qué van a hacer". Tuma insistió en que la razón principal de las restricciones es lo que llamó la biopiratería (la apropiación de plantas medicinales o remedios y tratamientos ancestrales).
Brasil es, junto a India, el país que más interés tiene en que la Organización Mundial de Comercio (OMC) reconozca los derechos intelectuales sobre estas medicinas para protegerlas de la apropiación de las farmacéuticas foráneas.
Una fuente de Itamaraty, el ministerio de Exteriores brasileño, comentó que el ejército brasileño estaba preocupado por la presencia descontrolada de extranjeros en la Amazonia, un área que limita con Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia y que es muy difícil de mantener bajo control. Los militares, incluso, han tenido roces con el presidente Lula por la concesión a los indígenas de un territorio (del tamaño de Misiones)en la frontera venezolana.
La ley en estudiorestringiría la entrada de extranjeros en un área de entre cinco y siete millones de kilómetros cuadrados que incluyen a ciudades como Manaos. Algo parecido se intentó en los años ´70, pero fue imposible aplicar los controles. Ahora, Brasil cree que podrá hacerlo con nuevas tecnologías.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs