Bayer ahora tiene otro frente legal en Australia por el glifosato



Glifosato: otro agricultor australiano demanda a Monsanto porque contrajo cáncer

Fecha de Publicación
: 16/10/2019
Fuente: Agencia NOVA
País/Región: Australia


Un agricultor de 67 años de Nueva Gales del Sur está demandando a Monsanto, alegando que la exposición a largo plazo a Roundup causó su linfoma no Hodgkin. Según la Comisión Australiana de Radiodifusión (ABC), Ross Wild fue diagnosticado con la enfermedad el año pasado después de usar el herbicida de Monsanto en su propiedad agrícola cerca de la frontera de NSW y Victoria desde 1976.
Esta demanda sigue a la de un jardinero de Melbourne de 54 años que inició acciones legales contra la compañía en junio pasado, siendo esa la primera vez en Australia que un agricultor ha emprendido acciones legales contra Monsanto, el fabricante de Roundup, alegando que causó su cáncer.
Monsanto, propiedad de Bayer, la Federación Nacional de Agricultores y el ministro de Agricultura dicen que el glifosato es seguro si se siguen las instrucciones.
Ross Wild, de 67 años, ha utilizado Roundup en su propiedad agrícola mixta en Moama desde su introducción en Australia en 1976. El año pasado, fue diagnosticado con linfoma no Hodgkin y asegura que es por culpa de la exposición a largo plazo al ingrediente activo de Roundup, el glifosato. Durante cuatro generaciones, la familia de Ross Wild se ha ganado la vida con la tierra, pero el agricultor de granos y ovejas nunca hubiera imaginado que su trabajo podría enfermarlo.
"Me desperté un sábado por la mañana, puse mi mano debajo de mi brazo y sentí un bulto allí", dijo. Fue diagnosticado con linfoma no Hodgkin de cáncer de sangre agresivo, un shock después de toda una vida sin mayores problemas de salud. Inicialmente le habían dado "cincuenta y cincuenta" de probabilidades de vencer al cáncer, que se había extendido a sus amígdalas, senos, bazo y médula ósea. "Simplemente pensé que había terminado", dijo. "Comencé a usar estos herbicidas probablemente cuando tenía 18 o 19 años o algo así", dijo Wild.
El socio gerente de Carbone Abogados, Tony Carbone, dijo que "no tenía dudas" de que Monsanto sabía de los riesgos para la salud asociados con su producto. "Los principales cánceres que parecen ser un denominador común son el linfoma no Hodgkin y otras leucemias y trastornos sanguíneos", dijo. "Pero estamos comenzando a recibir muchas consultas con esófago, hígado, vejiga, pulmones. Por lo tanto, parece ser bastante extenso", agregó.

Advertencia “inadecuada”
Estará representado por el abogado Tony Carbone, con sede en Melbourne, quien es socio gerente de Carbone Abogados.
En junio, Carbone inició otro caso contra el gigante químico que involucra al jardinero de 54 años de Melbourne, Michael Ogliarolo.
El caso del señor Wild fue presentado ante la Corte Suprema de Victoria a principios de esta semana. Carbone dijo que las advertencias en las botellas Roundup eran inadecuadas y que la ropa y el cuerpo de su cliente habían sido "empapados" en el herbicida durante un período de uso de 40 años.
El demandante busca daños punitivos o castigos por no advertir adecuadamente a los consumidores sobre los peligros del uso, así como la compensación por dolor y sufrimiento, posible pérdida de ingresos y gastos médicos, incluidos los servicios gratuitos asociados con su atención.
"La compañía siempre ha promovido el producto como seguro. De hecho, en algunos casos, dijo que era 'más seguro que la sal de mesa'", expresó Carbone. "La persona promedio, incluidos los agricultores y jardineros, pensaría 'ok, si se comercializa así, entonces no puede ser inseguro'. "El señor Wild quiere que todos sepan que el producto no es seguro".
Los casos australianos siguen a juicios similares en los Estados Unidos, en los que Monsanto recibió la orden de pagar miles de millones de dólares en compensación.
En una declaración, Bayer Australia dijo que sentía una gran simpatía por cualquier persona con cáncer, pero el "cuerpo científico extenso" sobre herbicidas basados en glifosato respaldaba la conclusión de que Roundup no causaba linfoma no Hodgkin.
"Respaldamos firmemente la seguridad de los productos a base de glifosato y, como empresa dedicada a las ciencias de la vida, aseguramos a los australianos que su salud y el medio ambiente son nuestra principal prioridad", señaló. "Al final del día, ya sea que se encuentre en el tribunal de Justicia, las agencias reguladoras o el tribunal de opinión pública, es la ciencia lo que debería importar aquí. Bayer respalda estos productos y los defenderá enérgicamente", añadió.
La Federación Nacional de Agricultores (NFF) se negó a comentar sobre el caso y dirigió al ABC a su comunicado de prensa alegando que el vínculo entre el glifosato y el cáncer era un "mito". "Más de 800 estudios y revisiones científicas, incluidas numerosas evaluaciones de seguridad regulatorias independientes, afirman que el glifosato es seguro y no causa cáncer", dijo el comunicado de prensa de NFF. "Un reciente estudio longitudinal realizado por el Instituto Nacional de Agricultura de los Estados Unidos siguió a 57.000 agricultores y aplicadores registrados de glifosato durante más de 20 años. El estudio no encontró conexión entre el cáncer y el glifosato".

El Gobierno Federal ha descartado cambios en las leyes que rigen el uso de glifosato
A pesar de los casos exitosos contra Monsanto, propiedad de Bayer en los Estados Unidos, la ministra federal de Agricultura, Bridget McKenzie, dijo que la mejor ciencia disponible descubrió que el glifosato era seguro de usar.
Esa evaluación también cuenta con el apoyo de la Autoridad Australiana de Plaguicidas y Medicamentos Veterinarios, que es la agencia legal federal responsable de la gestión y regulación de todos los productos químicos agrícolas y veterinarios en Australia.
"Es ilegal usar glifosato a menos que lo use de acuerdo con las instrucciones de etiquetado, y eso es para mantener a las personas seguras", dijo. "No debemos reaccionar ante las emociones o los argumentos irracionales. Tenemos que basar nuestras decisiones en la ciencia, siempre".
La directora ejecutiva de Cancer Council Australia, Sanchia Aranda, dijo que la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) había clasificado el glifosato como un probable carcinógeno.
"Si bien parte de la evidencia ha mostrado resultados mixtos, después de revisar cientos de estudios, el IARC concluyó que el glifosato es 'probablemente carcinogénico en humanos'", afirmó. "El aumento aparente de los riesgos se encontró principalmente en los trabajadores agrícolas, y el principal tipo de cáncer asociado con el uso fue el linfoma no Hodgkin".
La profesora Aranda está pidiendo una revisión sistemática de los datos sobre la exposición al glifosato en Australia, y dijo que la coordinación, el monitoreo y la aplicación de las leyes y regulaciones asociadas con el uso del químico deberían mejorar.
Además, dijo que no parecía haber un riesgo de cáncer para la comunidad a través del "uso general, jugando en áreas donde se ha aplicado el producto o mediante el consumo de alimentos".
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs