Migraciones masivas de biodiversidad por el clima



La mitad de las especies del mundo se están desplazando por cambio climático

Fecha de Publicación
: 05/05/2017
Fuente: El Espectador
País/Región: Internacional


Estudio publicado en "Science" demuestra cómo este fenómeno está cambiando los patrones de comportamiento de flora y fauna. Mientras los especímenes terrestres se mueven tres metros por década, los habitantes del mar lo hacen cuatro veces más rápido.
 Que el cambio climático está cambiando cada vez más las condiciones de la Tierra es ya una sentencia irrefutable. En los últimos años, según concluye un estudio publicado en la revista Science, la redistribución de las especies, tanto de fauna como de flora, está cambiando alrededor del mundo. Un fenómeno que no sólo ha desplazado a varios especímenes, desde los grandes mamíferos hasta los microbios, sino que está afectando a los alimentos humanos, a las empresas que se basan en estos y, de paso, está despertando una nueva lógica detrás de las enfermedades.
Probablemente, afirma el estudio, los primeros en responder a las nuevas condiciones climáticas fueron los arbustos. Hacia el siglo XIX, la mayoría de los arbustos de Alaska, en Estados Unidos, no alcanzaban a crecer más de 1 metro. No obstante, debido a que la temperatura empezó a aumentar como consecuencia de prácticas como la quema de combustibles fósiles y el exceso de emisiones de gases efecto invernadero, las estaciones en las que estas especies crecen se alargaron y hoy se pueden encontrar arbustos que alcanzan casi los dos metros.
Como en un efecto domino, a su vez, esto generó que los alces, llamados por una vegetación más alta, se movieran por corredores que antes no los atraían. Y después, siguiendo los pasos de los alces, llegaron las liebres. ¿El problema? Los cazadores indígenas de la región, quienes subsisten de estos dos animales, han tenido más dificultades para poder cazar, pues la zona donde se distribuyen sus presas ahora es más amplia.
Pero estos cambios de distribución no sólo se han visto en grandes especies, sino en enfermedades. La malaria, por ejemplo, está empezando a ser identificada en zona de montaña, tanto en Colombia como en Etiopía, mientras la leishmaniasis, conocida por ser una enfermedad tropical, está empezando a subir hasta llegar hasta el norte de Texas, ya que las moscas que alojan esté parásito ahora encontraron un hábitat adecuado en nuevas zonas.
En cuanto a la agricultura, explica un artículo publicado en National Geographic, los efectos más fuertes del cambio climático se están sintiendo en las plagas que están ampliando su alcance. En Sudáfrica, las polillas de las madrugadas, que afectan cultivos como las coles y la coliflor, se están extendiendo. En América Latina, por su parte, los hongos y plagas en las plantaciones de café están apareciendo en nuevas zonas.
“Estamos atravesando uno de los mayores cambios de los sistemas ambientales que se hayan visto en millones de años. Y está afectando a las personas”, aclaró Gretta Pecl, líder de la investigación, a NatGeo.
De hecho, las palabras de la científica están lejos de ser descabelladas, pues después de hacer un recuento de más de 4.000 especies en todo el mundo, la investigación encontró que la mitad de estas están en movimiento. Las terrestres, en promedio, se han desplazado tres metros por década, mientras las marinas se han movido cuatro veces más rápido.
Ahora, otro de los puntos que preocupa a los científicos es que el tiempo en el que se cumplen los ciclos biológicos también está siendo alterado por el calentamiento de la Tierra. Las ranas, igual que otros anfibios, están empezando a entrar en temporada de reproducción ocho días antes cada año. Los pájaros y las mariposas, en cambio, están anticipando este ciclo cuatro días por año.
Este cambio en los tiempos de reproducción, a su vez, trae otras consecuencias, como el hecho que alrededor del mundo están apareciendo especies híbridas. Mariposas, osos y tiburones son sólo algunos de los ejemplos de nuevas especies híbridas que han sido documentadas como consecuencias de estos nuevos ciclos.
Finalmente, y como podría esperarse, otro efecto que ha tenido el cambio climático sobre las especies es la extinción. El pájaro playero rojizo, una especie que migra del trópico al Ártico cada primavera para reproducirse y alimentarse de insectos, es uno de los animales que ya empieza a sentir negativamente los efectos de los cambios. Debido a que la nieve se está derritiendo a una tasa más rápida, los infectos están saliendo de sus huevos antes de que los pájaros lleguen a esta zona, poniendo en riesgo su supervivencia.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs