Cambio climático en las selvas

Un estudio investiga el impacto del cambio climático en las selvas tropicales

Fecha de Publicación: 12/03/2008
Fuente: Centro nacional francés de investigación científica
País/Región: Internacional - Francia


Las selvas tropicales no han modificado su funcionamiento debido al cambio climático y siguen siendo grandes sumideros de carbono. Sin embargo, hay indicios que sugieren que los episodios de sequía y otros trastornos climáticos terminarán limitando la capacidad de estas selvas para absorber el dióxido de carbono atmosférico. Éstos son los principales resultados de un importante estudio internacional publicado en PLoS Biology.
Las selvas tropicales representan casi dos tercios de la biodiversidad terrestre y almacenan más de la mitad del carbono de la biosfera. Recientes estudios han sugerido que estas selvas están directamente amenazadas por los cambios en el uso de la tierra y otras actividades humanas. Otra investigación ha sugerido que incluso las pluviselvas aparentemente no afectadas también pueden estar sufriendo grandes cambios en las reservas de carbono debido a los cambios medioambientales, como una mayor concentración de CO2 atmosférico, depósitos de nitrógeno, temperatura, frecuencia de las sequías e irradiación.
Los estudios de campo informan sobre varios patrones de resultados del cambio climático global como aumentos en los depósitos de biomasa sobre tierra, en la renovación de árboles y en el dominio de especies de rápido crecimiento.
Dadas las importantes implicaciones que los resultados de estos estudios tienen para el futuro de uno de los principales ecosistemas de la Tierra, un equipo de científicos internacionales decidió analizar la capacidad de captura de carbono de las selvas tropicales y medir los efectos del cambio climático en su modo de funcionamiento.
El estudio, que reúne a 38 científicos de 15 países por primera vez, utilizó registros forestales iniciados a principios de la década de 1980, que inventariaban más de dos millones de árboles pertenecientes a 5.000 especies aproximadamente. Los científicos desarrollaron novedosos métodos estadísticos que permitieron calcular la biomasa de ciertas especies de árboles. También pudieron definir dos grupos de especies: las de rápido crecimiento y las de lento crecimiento. Para cada terreno estudiado, se realizaron evaluaciones de carbono a escala del ecosistema y con relación a ambos grupos de especies.
Basándose en estos cálculos, los científicos descubrieron que la capacidad de almacenamiento de carbono había aumentado significativamente en las dos últimas décadas, lo que confirma la función que las selvas tropicales desempeñan como grandes sumideros de carbono. No había pruebas claras que confirmaran el papel del cambio climático en las selvas. Sin embargo, los científicos creen que muchos de los diferentes terrenos de las selvas se están reconstruyendo como respuesta a los trastornos humanos y naturales no calificados que se han producido en el pasado. Por tanto, hace falta investigar para comprender cuáles pueden ser estos trastornos.
El estudio concluía con una invitación a la precaución. Aunque no se han encontrado pruebas claras del impacto del cambio climático en las selvas, los científicos sugieren que es probable que algunos cambios climáticos como la sequía jugarán un papel cada vez más importante en el futuro.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs