El costo de la pérdida mundial de biodiversidad



El daño a la biodiversidad puede costar hasta 1’5 veces el PIB mundial

Fecha de Publicación
: 15/01/2020
Fuente: La Vanguardia (España)
País/Región: Internacional


El sector asegurador debe calcular y afrontar la cobertura de riesgos económicos, la pérdida de recursos naturales y los daños a sectores básicos como la agricultura, la pesca o el turismo
Decir que el impacto monetario de la pérdida de biodiversidad en el Planeta Tierra se estima en una cifra que va de los 125 a los 140 billones de dólares al año resulta tan mareante como a veces difícilmente comprensible.
Con una comparativa, esta gran cifra, con B de billones, se torna más manejable: la progresiva desaparición de la biodiversidad en la Tierra supone, a nivel económico, la pérdida de más de una vez y media el PIB mundial. Léase este PIB, Producto Interior Bruto, como el valor monetario de todos los bienes y servicios finales producidos en todo el mundo en un año.
Para situarnos más, según el Fondo Monetario Internacional, Estados Unidos -el país más rico del mundo- estimó un PIB de 21,3 billones de dólares para 2019 y España cifró sus estimaciones en torno a 1,48 billones de dólares.
Estos datos, recogidos por el AXA Research Fund en su “Guía Biodiversidad en riesgo”, advierten que serán las poblaciones de bajos ingresos los más afectados por estas pérdidas dada su dependencia de los recursos naturales.
Tal y como ha informado el propio fondo para la investigación de la aseguradora francesa, que indica que es la primera vez que se cuantifica el impacto monetario sobre la economía mundial de la pérdida de biodiversidad, esto se traduciría en “la pérdida de hábitat, la contaminación, el aumento de plagas y otras especies invasoras que afectarán a sectores que van desde la agricultura, la pesca y la forestación hasta el desarrollo inmobiliario, el turismo y la salud pública”.
Desde España, el director general de Fundación AXA, Josep Alfonso, considera que “la pérdida de biodiversidad exige más investigación y compromiso por parte de todos para adaptar nuestras sociedades y economías hacia modelos sostenibles desde el punto de vista medioambiental y económico”.
La emergencia climática está forzando a algunas empresas a reconocer la disminución de la biodiversidad también como una amenaza a sus operaciones, cadenas de suministro o riesgos de responsabilidad, normativos, de reputación y financieros.

Las cifras advierten de la emergencia climática y de los daños que sufren las comunidades humanas menos desarrolladas
Para el Fondo AXA, el papel del sector asegurador ante la emergencia climática implica que las aseguradoras deben desempeñar un papel crucial en proveer cobertura de riesgos, lo que implica fijar el precio de los riesgos, asesorar y proteger a los clientes, y ayudar a minimizar el impacto de los eventos adversos, entre los que cabe destacar la pérdida de biodiversidad. Algunos productos de seguros, como los fondos de riesgo y los seguros paramétricos cubren el riesgo medioambiental y existe un mercado creciente de seguros de responsabilidad civil medioambiental.
El estudio analiza la relación de la biodiversidad con el cambio climático, la seguridad y la economía. El objetivo, estudiar la rapidísima transformación del clima de la Tierra a causa de la emergencia medioambiental que se ilustra con otros datos no económicos ni monetarios igualmente escalofriantes.
Entre la etapa preindustrial y hoy, la temperatura del Planeta ha ascendido un grado centígrado; en el último siglo el nivel del mar ha aumentado más de 20 centímetros; más de 68,5 millones de personas ser vieron afectadas en 2018 por los efectos de tempestades y daños climatológicos severos.
Estamos asistiendo a la desaparición de hábitats naturales de manera rotunda: más de 500.000 especies animales viven amenazadas; 3,6 millones de hectáreas de bosque primario se destruyeron en 2018 (un área del tamaño de Bélgica); la acides de los océanos ha aumentado un 30% desde el inicio de la Revolución Industrial lo que supone un aumento cien veces superior al experimentado en los últimos 20 millones de años.
Además, miles de pájaros, animales y plantas siguen en serio riesgo: más de 28.000 especies están bajo amenaza de extinción; una cuarta parte de los mamíferos corren grave peligro de desaparecer junto con el 40% de los anfibios, el 14% de las aves y el 30% de los tiburones y rayas; desde los años 70, los daños han afectado al 81% de las especies continentales y al 36% de las especies marinas.
Según destaca Marie Bogataj, directora del AXA Research Fund, “la biodiversidad es la red de animales y plantas que producen oxígeno, regulan las aguas, retiene la capa del suelo y proporciona protección ante inundaciones” y no tiene repuesto.
Para subrayar los efectos de la emergencia climática sobre el entorno natural, hay que recordar de nuevo que casi un tercio de los pájaros de Norteamérica han desaparecido desde los años 70 hasta hoy. En Alemania, se ha certificado la desaparición del 76% de los insectos en los últimos 25 años. Mientras tanto, la organización naturalista WWF asegura que cada minuto se destruye espacio de bosque equivalente al de 27 campos de futbol, lo que supone cerca de 73 millones de metros cuadrados al año.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs