Los Mayas resisten a Monsanto



Mayas vs. Monsanto: la guerra contra los transgénicos puede llegar a su batalla final

Fecha de Publicación
: 04/09/2019
Fuente: Agencia Sputnik
País/Región: México


La Justicia mexicana determinó que solo el Gobierno Federal puede legislar sobre organismos genéticamente modificados, derribando así un decreto que declaraba a Yucatán como estado libre de este tipo de organismos.
En el más reciente episodio de una pelea que comenzó en 2012 con la llegada a México de la soja RR de Monsanto, la Suprema Corte de Justicia mexicana emplazó al Secretario de Agricultura, Víctor Villalobos, a resolver un largo reclamo de los apicultores mayas: que se prohíban los transgénicos y todo su paquete tecnológico en 10 municipios de Yucatán.
"El fallo refiere a una cuestión de competencias", explicó a Sputnik María Colin, abogada y vocera de Greenpeace México. La Corte resolvió que únicamente el nivel federal de Gobierno puede regular en la materia, por lo que invalidó la prohibición local existente en Yucatán.
Sin embargo, para Colin, esto no necesariamente afecta a los mayas de manera negativa "porque la Justicia ordenó a la Secretaría de Agricultura a resolver esta solicitud", que cumple siete años de haberse promovido.

Los pueblos mayas vs Monsanto: ¿un David contra Goliat?
Cuando Monsanto fue la primera empresa en recibir la aprobación para comerciar en México su cultivo estrella, la soja resistente al herbicida glifosato —llamada sojaRR debido a su nombre comercial Roundup Ready— decenas de comunidades campesinas e indígenas de los estados de Yucatán y Campeche se ampararon judicialmente contra este permiso.
En 2015, la Suprema Corte de Justicia dijo que debía suspenderse en México la liberación comercial de este transgénico y su paquete accesorio (el herbicida y el método de siembra directa que se necesita para manejar estos productos) en tanto no se consultara a las comunidades afectadas. Un fallo que fue considerado a favor de los campesinos.
A la par de este movimiento, 2.000 apicultores yucatecos se basaron en el artículo 90 de la Ley General de Bioseguridad mexicana y reclamaron la declaración de Yucatán como una zona libre de organismos genéticamente modificados.
"Hay que revisar la Ley de Bioseguridad porque hoy sólo el nivel federal de Gobierno tiene facultad para regular en la temática y en estas cuestiones las autoridades locales deberían tener mayor participación", dijo la abogada.

¿Por qué los apicultores no quieren los transgénicos?
Durante este proceso de lucha para convertirse en la primera zona de México en ser declarada libre de cultivos transgénicos, los apicultores mayas pasaron por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente de Yucatán, la cual aportó argumentos científicos a la causa legal.
"Hay impactos sociales, ambientales y culturales que el modelo de producción de soya genéticamente modificada ha tenido en la región peninsular: desde incremento en tasas de deforestación; contaminación de los mantos freáticos por el uso de agrotóxicos, en particular por el herbicida glifosato; contaminación de la miel con polen transgénico que pone en riesgo su calidad de exportación", explicó Colin.
En México tanto el maíz como la soja genéticamente modificados tienen su ingreso legalmente detenido, aunque se cultivan ilegalmente en distintas partes del país, como prueban los casos de contaminación hallados en cultivos locales con polen de las plantas transgénicas.

¿Qué detiene que la zona maya sea declarada libre de transgénicos?
Aunque el trámite para lograr esta declaratoria es engorroso, explicó Colin, lo que finalmente detiene este proceso es la falta de voluntad política. La experta señaló que a pesar del compromiso del presidente de rechazar el avance de los transgénicos, la Secretaría de Agricultura no ha resuelto este tema.
Esta es una oportunidad perfecta para traducir esa promesa en un hecho, señaló Colin, bajo las consideraciones sociales, económicas y culturales que plantean los apicultores mayas.
"Es una prueba de fuego para el nuevo Gobierno, con Víctor Villalobos al frente de la Secretaría de Agricultura que Yucatán sea la primera zona libre de organismos genéticamente modificados del país", concluyó la abogada. Y así, la Península maya podría efectivamente convertirse en la primera zona libre de transgénicos de México.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs