En 10 años millones de personas sufrirán la falta de agua



700 millones de personas tendrán que dejar su hogar por falta de agua antes de 2030

Fecha de Publicación
: 25/03/2019
Fuente: El Confidencial (España)
País/Región: Internacional


La escasez de agua y las dificutades para acceder a un suministro potable podrían provocar que 700 millones de personas en el mundo se vean forzadas a dejar sus casas
El agua potable y el saneamiento es un derecho humano esencial reconocido por las Naciones Unidas al que todavía no tienen acceso los 2,1 millones de personas que viven en el mundo sin agua potable en sus hogares así como los niños que acuden a una de cada cuatro escuelas primarias sin abastecimiento de agua potable, donde los alumnos se ven forzados a consumir agua de fuentes no protegidas sometiéndose a los riesgos que esto conlleva o incluso a pasar sed.
Esta falta de acceso y suministro se traduce muchas veces en enfermedades o infecciones, como las que acaban cada día con la vida de 700 niños menores de cinco años a causa de la diarrea que les provoca el agua insalubre así como en una cadena perpetua que ata a la pobreza a aquellos que logran sobrevivir. Tal es la importancia del acceso al agua limpia y apta para el consumo humano que la ONU la reconoce un elemento esencial del desarrollo sostenible, pues los recursos hídricos juegan un papel clave en la reducción de la pobreza, en el crecimiento económico e incluso la sostenibilidad ambiental además de en derecho más básico, el de la vida.
El organismo, que este viernes 22 de marzo, como cada año, impulsa el Día Mundial del Agua bajo el lema 'No dejar a nadie atrás', con el objetivo de concienciar sobre la importancia del acceso a este bien básico sin ningún tipo de discriminación, indica que existen varios factores como el sexo y el género, que convierten a algunos sectores poblacionales como más desfavorecidos en lo que respecta el acceso al agua. Entre ellos, destacan también la raza, la etnia, la religión, la nacionalidad, el lugar de nacimiento, la tenencia de bienes, la situación económica y social o los conflictos bélicos.
De hecho, según los datos de UN-Water, el 80% de las personas del mundo que tienen que usar fuentes de agua no seguras o no protegidas vive en zonas rurales, y en el mismo porcentaje de casos son las mujeres y las niñas las que tienen que encargarse de recoger este elemento básico para la vida que para los más ricos tiene un coste muy bajo, pero que, para aquellos que han nacido en zonas o familias pobres, el coste es mucho más alto y el servicio es de mucha menor calidad.

Desplazarse o morir
El difícil acceso al agua potable en algunas zonas llega a acabar cada día con la vida de 800 mujeres cada día a través de complicaciones en el embarazo o el parto, y de hecho, 4.000 millones de personas, es decir, casi un tercio de la población del mundo, padece escasez grave de agua durante al menos un mes al año. O lo que es lo mismo, que solo un tercio de la población mundial se salva de pasar sed o penurias relacionadas con el agua al menos 30 de los 365 días del año.
Esta situación, ligada íntimamente a las zonas geográficas más económicamente deprimidas del mundo, ha provocado ya que 68,5 millones de personas se hayan visto obligadas a huir de sus hogares por problemas para acceder al abastecimiento de agua potable, un movimiento migratorio que podrían verse también abocados a seguir 700 millones de personas más antes de 2030 si no se hace nada para evitarlo.
Desde World Water Council señalan en el mapa del mundo las zonas más afectadas por el desabastecimiento hídrico, apuntando, según datos de 2017, que 319 millones de subsaharianos (32%), 554 millones de asiáticos (12,5%), y 50 millones de latinoamericanos (8%), no tienen acceso a agua potable, siendo en Papúa Nueva Guinea donde la falta de aprovisionamiento es más severa, pues se calcula que en este país solo el 40% de la población tiene acceso a agua potable, una cifra poco superior a la de Guinea Ecuatorial, donde el acceso queda restringido para el 52% de la población y Angola, donde solo llega el suministro hasta el 51% de los habitantes.

Decenio del agua
El tiempo no da tregua y cada gota cuenta. Por eso, desde Naciones Unidas han impulsado también el conocido como 'Decenio del Agua', diez años, de los que hoy se cumple el paso del primero, destinados a acelerar las iniciativas que pretenden hacer frente a los desafíos hídricos del mundo haciendo mayor hincapié en el desarrollo sostenible y sobre todo, en la ordenación integrada de los recursos relacionados con el agua y en la concienciación del uso eficiente de este recurso natural.

¿Qué puedo hacer desde mi casa?
Aunque son necesarios los impulsos estatales e internacionales para solucionar los problemas de abastecimiento hídrico en el mundo, la realidad es que cuando se habla del agua, cada gota cuenta, pues sin ella, ningún ser vivo podría habitar el planeta Tierra. Para proteger este recuro y optimizar su uso, pueden seguirse algunas medidas de ahorro que sin duda, revertirán en el planeta:

    Asegurarse de que los grifos no pierden agua
    Evitar los baños y las duchas largas. Cinco minutos son suficientes para una ducha y un baño gasta 15 veces más agua sque una ducha
    No usar el inodoro como papelera. Para evitar esto y ahorrar unos 55 litros al día, lo mejor es instalar una papelera en baño
    Reutilizar lo que se pueda: el agua que se usa para hervir por ejemplo, un huevo, puede reutilizarse para regar las plantes del jardín
    Optar por plantas autóctonas si se tiene un jardín o huerto, pues estas necesitan menos agua para su crecimiento que las exóticas
    Regar a primera hora de la mañana al atardecer. El sol fuerte puede provocar que el agua se evapore y se necesite mucha más cantidad para el mismo espacio de regadío
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs