Canadá y un concurso de caza más que polémico



Polémica en Canadá por los concursos para matar al mayor número de lobos, pumas o coyotes

Fecha de Publicación
: 19/03/2019
Fuente: El País (España)
País/Región: Canadá


Los cazadores pueden abatirlos a cambio de premios económicos y bajo el argumento de proteger al caribú y al borrego cimarrón
Grupos defensores de la vida silvestre exigen al Gobierno de Columbia Británica que ponga fin a concursos organizados por clubes de caza y tiendas de armas en esta provincia canadiense. Los cazadores reciben premios en metálico si matan el mayor número de depredadores salvajes. Lobos, pumas, coyotes y mapaches son las presas a abatir para, supuestamente, proteger a las poblaciones de caribú y borrego cimarrón, argumento refutado por los conservacionistas.
El pasado 10 de marzo, la Coalición para la Protección de la Vida Salvaje, un grupo que reúne a 54 organizaciones de Canadá y Estados Unidos, envió una carta a Doug Donaldson, ministro provincial de Bosques, Recursos Naturales y Desarrollo Rural, para que se prohíban estos torneos. “Nuestra Coalición pide con urgencia al Gobierno de Columbia Británica que ponga fin a estos concursos, que asesinan a la vida salvaje, y que modernice las regulaciones de caza para lograr que estos aborrecibles concursos sean ilegales en el futuro”, aparece en la misiva.
Los inconformes citan en la carta tres eventos específicos. El primero ha sido organizado por una tienda de armas en la población de Williams Lake para matar al mayor número de lobos entre el 1 de diciembre y el 31 de marzo. El segundo, que tendrá lugar en la comunidad de Yahk del 16 al 24 de marzo, dará tres puntos en un concurso para quien mate a un lobo o a un puma, dos por un coyote y uno por cada mapache. Este concurso es una idea de un club de caza y concede premios en metálico a los ganadores. El tercero, también una iniciativa de un colectivo de cazadores, ofrece en estos primeros meses del año 500 dólares canadienses (unos 330 euros) por cada lobo abatido en la región de Kootenay. Además, los participantes tienen derecho a conservar la piel del animal, que puede alcanzar los 200 dólares en el mercado (133 euros).
El Ministerio de Bosques, Recursos Naturales y Desarrollo Rural de Columbia Británica emitió un comunicado en respuesta a los conservacionistas. “El Ministerio no condona ni incentiva este tipo de eventos. No existen actualmente reglas que impidan estos concursos, siempre y cuando los cazadores tengan las licencias adecuadas y cumplan con todas las leyes”, escribieron las autoridades.
En las redes sociales, algunos participantes de estos torneos expresaron que se trata de una divertida actividad para cuidar a las poblaciones de caribú y borrego cimarrón. Sin embargo, otros usuarios de Facebook y Twitter comentaron que la protección de la vida salvaje debe contemplar también a los depredadores. Además, señalaron que incluir a los mapaches como presas refleja que la iniciativa no es necesariamente para velar por los rumiantes.
El Comité de Vida Salvaje del Oeste de Canadá manifestó que estos torneos tienen fines de entretenimiento y no cuentan con respaldo científico sobre los supuestos beneficios de la eliminación de depredadores. El problema para ciertas especies, según esta asociación, tiene que ver más bien con la destrucción de su hábitat. En el mismo sentido, Tommy Knowles, director de la Liga de Defensa de la Vida Silvestre, declaró a Daily Hive Vancouver que estos concursos no reciben asesoría de biólogos u otros expertos. “Pueden tener consecuencias muy negativas en la salud del ecosistema”, comentó.
Los críticos de estos torneos no bajan la guardia, ya que cuentan con un precedente a su favor: en diciembre de 2017, tras años de protestas, el Gobierno de Columbia Británica prohibió la caza del oso grizzli. La única excepción es para miembros de comunidades indígenas que lo maten para obtener alimento o con fines ceremoniales.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs