África: piden levantar la prohibición del comercio de marfil



Cuatro países del sur de África presentan petición para levantar la prohibición internacional al comercio de marfil

Fecha de Publicación
: 06/03/2019
Fuente: GlobalVoices
País/Región: África


Mientras el mundo se prepara para la XVIII Convención Anual de Comercio Internacional de Especies en Peligro de Fauna y Flora Silvestre (CITES) y su Conferencia de Partes (CoP18), cuatro países del sur de África —Zimbabue, Botsuana, Namibia y Sudáfrica— enviaron una petición y propuesta para retirar las restricciones y permitir el comercio internacional en marfil sin procesar registrado de sus elefantes.
CITES es un “acuerdo internacional entre Gobiernos para garantizar que el comercio internacional de especímenes de animales y plantas silvestres no amenace su sobrevivencia”. La convención se llevará a cabo en Colombo, Sri Lanka, entre el 23 de mayo y el 3 de junio de 2019.
La propuesta de 12 páginas busca enmendar la anotación del listado de las poblaciones de elefantes de Botsuana, Namibia, Sudáfrica y Zimbabue del Apéndice II. Afirma que esos cuatro países africanos en total tienen la mayor población de elefantes, con un estimado de 256 000 ejemplares. Es el equivalente al 61 % de todos los elefantes africanos.
CITES ha rechazado anteriores propuestas de Zimbabue y Namibia de permitir el comercio de marfil con controles menos rigurosos, y CoP18 de este año parece que será la continuación de una batalla que ya lleva 30 años, desde la prohibición de comercialización internacional de marfil de 1989.
¿Serán diferentes las cosas esta vez? La prohibición internacional se impuso por la disminución de la población de elefantes por la crisis de caza furtiva. Según la Fundación de Vida Silvestre Africana, se mata a 35 000 elefantes por sus colmillos cada año. La propuesta para poner fin a la prohibición del comercio de marfil desencadenó un enfrentamiento entre conservacionistas de elefantes y quienes están a favor de la práctica, por razones económicas.
Antes de la prohibición, el comercio de marfil era floreciente en África con regulaciones legales, y lo mismo ocurría con la caza furtiva. La Sociedad Humana Internacional informó que entre 1979 y 1989, la cantidad de elefantes africanos pasó de aproximadamente 1.2 millones a unos 600 000. Esto llevó a la prohibición de CITES de 1989 en el comercio de marfil, los elefantes entraron a una lista de especies amenazadas con extinción.

Levantar la prohibición al comercio de marfil
Uno de los principales pedidos de los cuatro países es permiso para comercializar marfil sin procesar registrado —es decir, quieren autorización para vender marfil sin procesar de elefantes que mueren de manera natural. Este marfil sin procesar se obtendrá de existencias del Gobierno, excluido el marfil incautado y marfil de origen desconocido.
Además, el comercio solamente se haría con socios comerciales verificados en la secretaría de CITES. Los proponentes sugieren que estas medidas de seguridad garantizan el cumplimiento y eliminan la posibilidad de vender marfil de origen ilegal.
Quienes están en contra del comercio de productos de animales silvestres sacan sus argumentos de lo ocurrido cuando CITES aprobó una venta excepcional de marfil legal a China y Japón en 2008. La razón para esta venta fue inundar el mercado, bajar los precios del marfil y, a la larga, poner fin al beneficio, financiero de la caza furtiva. Se recaudaron 15 millones de dólares estadounidenses de la venta de 102 toneladas de reservas de propiedad estatal de esos cuatro países africanos.
Sin embargo, esto causó un dramático aumento de la caza furtiva de elefantes. Los que están en contra de levantar la prohibición señalan estos antecedentes para mostrar que el comercio de marfil perjudica más que beneficia a los elefantes africanos —hasta con medidas de seguridad sugeridas.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs