Desastre ambiental en Chile por fuga de salmones



Piden cerrar una planta de cultivo tras la fuga de un millón de salmones en Chile

Fecha de Publicación
: 24/07/2018
Fuente: Diario Popular (Argentina)
País/Región: Chile


Estos peces representan una amenaza para el equilibrio del ecosistema marino porque pueden actuar como depredadores de otras especies de la zona, explicó la coordinadora de océanos de Greenpeace, Estefanía González. El país trasandino es el segundo productor mundial de estos peces después de Noruega y sus principales mercados son Estados Unidos, Japón y Brasil.
Las autoridades sanitarias chilenas solicitaron este miércoles a los tribunales que se detenga el funcionamiento de un centro de cultivo de salmones, desde donde se fugaron casi un millón de estos peces, lo que podría generar un riesgo para el medio ambiente marino y para la población.
La medida fue solicitada por la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA), tras visitar e inspeccionar el Centro de Cultivo de Salmónidos (CES) Punta Redonda, de propiedad de la empresa noruega Marine Harvest Chile, de la que se fugaron los salmones el pasado 5 de julio.
La decisión de la SMA está basada en la información obtenida en una inspección realizada por el equipo Regional Los Lagos de esa entidad, en conjunto con un equipo del Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca), el día jueves 12 de julio.
Luego de los análisis, se solicitó al Tercer Tribunal Ambiental, con sede en la ciudad sureña de Valdivia, que dicte una medida urgente y transitoria, el cierre de la planta por un plazo de 30 días corridos, debido al daño inminente y grave al medio ambiente y la salud de la población que puede ocasionar el suceso.
Esto, considerando que en la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) no se contemplan medidas de reparación, compensación o mitigación de los impactos que se pueden llegar a producir ante el escape de más de 900.000 salmónidos.
Estos salmones que se han fugado representan una amenaza para el equilibrio del ecosistema marino porque pueden actuar como depredadores de otros peces de la zona, explicó la coordinadora de océanos de Greenpeace, Estefanía González.
En cuanto a la salud de la población, esta ONG ambientalista indicó que la fuga representa un peligro porque los salmones que se escaparon tienen altas dosis de antibióticos, por lo que no pueden ser consumidos.
Chile es el segundo productor mundial de salmón después de Noruega y sus principales mercados son Estados Unidos, Japón y Brasil.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs