Reserva paraguaya cae al ritmo de la "Deforestación Cero"

Avanza con firmeza y sin pausa la deforestación en reserva San Rafael

Fecha de Publicación
: 27/05/2018
Fuente: Ultima Hora
País/Región: Paraguay


La Ley de Deforestación Cero es letra muerta, pues en un parque nacional –donde el control debería ser más intenso– centenares de hectáreas de bosques siguen siendo deforestados, sin pausa.
No se trata de fotos de archivo, sino de recientes imágenes aéreas a las que Última Hora tuvo acceso, pertenecientes al interior de la reserva San Rafael. No hay pausa y no existe freno a la abierta deforestación que se realiza en el territorio a la vista de todos, entre ellos el cuidador, que denuncia –una vez más– la crítica situación, pero prefiere el anonimato por temor a represalias.
Los árboles continúan siendo derribados y aserrados, no hay piedad para los ejemplares nativos de la reserva San Rafael, cuya superficie de más de 70.000 hectáreas abarca parte de los departamentos de Itapúa y Caazapá. La madera que se observa en las fotos será o ya fue trasladada a un aserradero en la ciudad de Asunción. Esto ocurre como mínimo dos veces a la semana, y es una especie de secreto a voces que los pobladores cercanos conocen, pero nadie habla del tema.
A la gravedad del caso se suma que no se trata de un caso aislado, porque existen otras zonas en donde también son derribados árboles que posteriormente tienen otros destinos, siendo transportados sin documentación alguna en forma de rollos o maderas aserradas a bordo de camiones de carrocería cerrada.
Descontrol cómplice. Para llegar a destino, estos rollos tienen que pasar por diferentes controles, la mayoría de ellos puestos policiales, pero no existe acción alguna de parte de las autoridades, sin que, por lo menos en lo que va del año, hayan demostrado algún grado de eficacia.
A pesar de las promesas y proyectos, San Rafael continúa siendo mutilada. La última reserva de los bosques atlánticos va desapareciendo. No existe eficacia alguna que pare esta verdadera locura que ha de terminar por acabar con la irrepetible fauna y flora del lugar, con plantas y animales únicos, varios de ellos ya desaparecidos.
Los pedidos de cortes de madera para majestuosas viviendas siguen llegando al lugar, generando un atractivo ingreso económico para una gran parte de la población del asentamiento Amistad del Sur, instalado dentro de la misma reserva. Aserran, transportan y almacenan, pero no existe un solo operativo para frenar los crímenes que a diario ocurren contra este hábitat natural.
Nadie hace nada y los bosques siguen desapareciendo; todo es anuncio de nuevas acciones, pero los resultados están a la vista.
LETRA MUERTA. La Ley de Deforestación Cero tiene por objetivo propiciar la protección, recuperación y el mejoramiento del bosque nativo en la Región Oriental, para que en un marco de desarrollo sostenible cumpla con sus funciones ambientales, sociales y económicas, contribuyendo al mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes del país.
Dicha ley prohíbe actividades de transformación o conversión de superficies con cobertura de bosques, pero se hace caso omiso a las prohibiciones. Pese a ello la deforestación sigue, no solo en San Rafael, sino también en otros puntos del país, como San Pedro, donde centenares de hectáreas de bosques son deforestados, principalmente por colonos brasileños que adquieren las propiedades y devastan las áreas boscosas para convertirlas en inmensos sojales.
Sin respuesta. La Secretaría del Ambiente no respondió las reiteradas llamadas de nuestro medio para dar su versión sobre el tema.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs