Comisión Europea intima a ocho países por la contaminación



Europa da un ultimátum a España por los niveles de contaminación

Fecha de Publicación
: 04/02/2018
Fuente: ABC (España)
País/Región: Europa - Unión Europea


Es el último aviso. La Comisión Europea dio ayer una oportunidad más a ocho países, España entre ellos, para que garanticen el cumplimiento de la legislación europea en materia de contaminación del aire, que es uno de los asuntos que más en serio se toma el ejecutivo comunitario. Si en una semana no presentan planes específicos y convincentes de que van a mejorar la calidad del aire que respiran sus ciudadanos, Bruselas amenaza con llevarlos ante el Tribunal de Justicia de Luxemburgo, que podría imponer sanciones directas.
Los representantes de esos ocho países habían sido convocados por el Comisario de Medio Ambiente, Karmenu Vella, para leerles la cartilla e instarles a cumplir con los criterios de contaminación atmosférica, que se consideran como uno de los factores más importantes de muertes prematuras en Europa. «Insto a todos los Estados miembros - dijo Vella- a abordar este problema con la urgencia que merece. La inacción tiene consecuencias y los Estados miembros tienen la responsabilidad de actuar». Y para subrayarlo, el comisario les advirtió que la inacción también tiene consecuencias legales». Según Vella, «lo único que puede evitar que la Comisión vaya al Tribunal es que las medidas y acciones que los países pongan sobre la mesa sean suficientes para alcanzar nuestras metas sin retrasos», ha garantizado.
Los nueve países señalados y a los que la Comisión ya ha abierto expediente de incumplimiento por no respetar los límites de la calidad del aire de algunas áreas, son España, República Checa, Alemania, Francia, Italia, Hungría, Rumanía, Eslovaquia y Reino Unido. Todos ellos han salido de la reunión con la amenaza de ser denunciados ante el Tribunal Europeo.
Por parte española acudió la secretaria de Estado de Medio Ambiente María García, que después de la reunión dijo haber expresado ante el comisario Vella la voluntad de la Administración de mejorar los puntos concretos de la geografía española donde el problema subsiste. Pero por otro lado, le ha indicado que esta es una competencia de las comunidades autónomas, por lo que ha pedido a la Comisión que envíe sus expertos a comprobar directamente cuales son las acciones concretas que se llevan a cabo en cada región afectada. «Espero- dijo- que la Comisión tenga en cuenta cuál es la situación de cada país, en qué circunstancias estamos cada uno y en qué punto estamos cada uno en esta materia y qué esfuerzos venimos realizando desde hace muchos años y la previsión de mejoras que tenemos a corto plazo».
En España, las zonas que más e preocupan a la Comisión son la ciudad de Madrid, la zona metropolitana de Barcelona y puntos concretos de Andalucía y Asturias. La semana pasada hubo una reunión en el ministerio de Agricultura con representantes del Ayuntamiento de Madrid y las tres comunidades autónomas concernidas para que esas administraciones resumieran las medidas en materia de calidad del aire puestas en marcha por cada una de ellas de cara a la reunión de ayer.
Según la Comisión, los puntos negros de la contaminación ambiental en España por incumplimiento de la Directiva de Calidad del Aire son las dos grandes ciudades. En Barcelona y su área metropolitana y la del Baix Llobregat se superan tanto los límites de NO2 (el contaminante que proviene sobre todo de los motores diesel) como de micropartículas. En Madrid ciudad el problema es solo el dióxido de nitrógeno. Las partículas preocupan en zonas rurales de Andalucía (Villanueva del Arzobispo, Jaén), Asturias central (Avilés) y Gijón.

20.000 millones de euros en toda la UE
El comisario ha vuelto a decir que según las cifras que maneja la Comisión, en Europa mueren cada año de forma prematura unas 400.000 personas a causa de la contaminación atmosférica, sin contar con los que sufren enfermedades relacionadas con la mala calidad del aire que respiran. En total calculan que el fenómeno causa pérdidas de unos 20.000 millones de euros en toda la UE. «Estoy seguro de que los presentes en la reunión comparten mi frustración», a pesar de que hasta ahora y a su juicio a los países señalados les ha faltado el «sentido de urgencia a la hora de adoptar todas las medidas posibles sin retrasos».
La secretaria de Estado se ha esforzado por convencer al comisario de que la evolución constante en España es hacia la mejora de los índices de contaminación y que en todo caso «no se trata de un problema generalizado sino muy puntual» que se refiere «a zonas geográficas bien acotadas».
Los nueve países convocados no son los peores en esta clasificación. Bulgaria y Polonia, por ejemplo, ya están ante los tribunales. De hecho, 23 de los 28 países miembros rebasan en elgún lugar los límites de la directiva, pero la mayoría tienen todavía margen para reaccionar a juicio de la Comisión. 130 ciudades europeas tienen problemas de calidad del aire. En el caso de los nueve países recibidos ayer por el Comisario, todos se arriesgan a ser llevados ante la justicia si no proponen en una semana un plan de acción convincente.
La Comisión insiste en que los países y las autoridades locales deben reducir la circulación automovil, pasar al vehículo eléctrico y limitar las emisiones de los motores diesel, una tecnología cada vez más acorralada en todos los frentes.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs