Revisarán categorías de la CITES

CITES revisa la evolución de media docena de especies amenazadas

Fecha de Publicación
: 27/11/2017
Fuente: EFE
País/Región: Internacional


La situación de la vaquita marina,  el pez totoaba, el palo de rosa, los pangolines o la caza furtiva de elefantes y rinocerontes van a centrar la reunión la próxima semana de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).
El comité permanente de CITES se reúne del 27 de noviembre al 1 de diciembre en Ginebra en su 69 reunión para revisar los avances en la implementación de medidas de protección de especies en peligro y de 76 cuestiones relacionadas con las amenazas más inmediatas ocasionadas por el comercio.
El secretario general de CITES, John E. Scanlon, recordó hoy en rueda de prensa que se trata de la primera reunión del comité permanente de CITES tras la celebrada en la Cumbre del Clima de Durban (COP17), cuyas decisiones fueron respaldadas por la Asamblea General de la ONU sobre el Tráfico Ilícito de la vida silvestre, adoptada hace dos meses.

Vaquita marina: sólo quedan 30 ejemplares
Uno de los principales asuntos a tratar es la desaparición de las vaquitas marinas, la marsopa más pequeña del mundo y endémica del golfo de California.
La vaquita se ve afectada por la pesca ilegal del pez totoaba, declarado en Peligro de Extinción y por cuya vejiga natatoria se pagan elevados precios en los mercados asiáticos.
El comité debe revisar la actuación de México, Estados Unidos y de China, país este último destino de este producto en el mercado negro.
El comercio de ambas especies está prohibido por CITES desde la década de los años 70 y, a pesar de ello, a día de hoy de la vaquita solo quedan 30 ejemplares en libertad.
Según explicó el jefe de servicios científicos de CITES, Thomas De Meulenaer, tanto la Marina estadounidense como el Ejército mexicano están implicados en el salvamento de la especie e intentan acorralar a los ejemplares para acompañarlos a una zona protegida.
“La muerte reciente de un ejemplar joven de vaquita nos hace pensar que los esfuerzos se han interrumpido. La próxima semana veremos cuáles son los planes de estos países en la última oportunidad de salvar esta especie” dijo De Meulenaer.
Según el científico, la totoaba se paga a 1.000 dólares por kilo en México, en Estados Unidos a 5.000 dólares y en China la cifra alcanza hasta 20.000 dólares.
“Los precios que se pagan por este pez son un incentivo para la población pobre que intenta pescarlos de noche” aseguró.

Otras especies
Otros asuntos que figuran en la agenda de la reunión son la crisis del palo de rosa en África y Asia, el comercio ilegal de pangolines, el progreso hecho contra la caza furtiva de elefantes africanos y del rinoceronte, la lucha contra el tráfico ilegal de marfil y el progreso legislativo en la implementación de la Convención.
Además, el comité escuchará por primera vez información sobre el programa “de investigación científica” de Japón en la captura ballenas sei y si se realiza de acuerdo con las provisiones de la Convención que regulan el tráfico no comercial.
La reunión también suscita un alto grado de interés entre los fabricantes de instrumentos musicales, después que el pasado 2 de enero las especies palo de rosa, bubinga y kosso se incluyeran en el Apendix II de la CITES, lo que significa que los instrumentos musicales que contengan dicha madera deberán ir acompañados de los permisos adecuados establecidos por la Convención.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs