Selfis peligrosas para las especies amenazadas



Los selfis con animales están amenazando a especies en peligro de extinción

Fecha de Publicación
: 20/10/2017
Fuente: The Objective
País/Región: Internacional


Detrás de esos selfis de vacaciones en los que el turista sujeta feliz a un cocodrilo, a una serpiente o a un perezoso, hay un vida de sufrimiento y maltrato para estos animales. Así lo ha advertido alto y claro la ONG Protección Animal Mundial. “Los turistas se preocupan por los animales, pero la mayoría no son conscientes de la cruel industria que están alimentando. Detrás de las cámaras, esos animales han sido arrebatados de su hábitat natural, muchos han sido arrancados de sus madres siendo bebés. Los están golpeando, manteniendo escondidos en condiciones pésimas y cebando con comida. Están sufriendo un severo trauma psicológico”, ha dicho el CEO de Protección Animal Mundial, Steve McIvor. “Muchas de estas especies están en peligro de extinción“, ha añadido.
La ONG ha centrado su última investigación en las especies protegidas del Amazonas, en concreto en dos puntos: Manao, en Brasil, y Puerto Alegría, en Perú, pero sus conclusiones se pueden extrapolar. El informe ha revelado cómo los animales son apartados de su entorno natural, normalmente de forma ilegal, para ser explotados por empresas e “irresponsables operadoras de viajes” que ofrecen a los turistas fotos con animales exóticos a cambio de un alto precio.
Los investigadores han encontrado signos de violencia y abusos tanto públicamente como “detrás de las cámaras”. Los perezosos son capturados en estado salvaje y son atados a árboles con cuerdas, por lo que no sobreviven más de seis meses en esas condiciones. Muchas aves, como tucanes, tienen heridas y cortes severos en las patas. Las anacondas verdes son heridas y deshidratadas antes de mostrarlas a los turistas. Los caimanes están reducidos con bandas de goma alrededor de sus mandíbulas. Además, han hallado un ejemplar de ocelote prisionero en una pequeña jaula, un manatí atrapado en un pequeño tanque en el patio de un hotel local y un oso hormiguero gigante maltratado y golpeado por su dueño.
En los tres últimos años, los selfis con animales salvajes han aumentado en Instagram un 292%, según datos de esta ONG de origen británico. Protección Animal Mundial ha calculado también el porcentaje de estos selfis que son inapropiados para el animal: el 40%.
Este problema ha llegado a tal magnitud que hasta Tinder inició una campaña con la asociación animalista PETA para acabar con las fotografías con tigres en su aplicación de citas: “Con vez con más frecuencia de la deseada vemos fotos que muestran a estas hermosas criaturas que han sido arrancadas de su entorno natural. Los animales salvajes merecen vivir en la naturaleza”, manifestaron.
Como muchos de estos animales están protegidos, la ONG ha pedido a los Gobiernos que hagan cumplir la ley y a las compañías de viajes y a los turistas que la respeten. Sin embargo, aunque son muchas las empresas que sacan provecho y se lucran con el sufrimiento de estos animales, en otras ocasiones son los propios turistas los que los dañan con sus actos. Este año, varias crías de delfín han muerto en la costa porque los humanos las agarran y las sujetan para hacerse fotos con ellas. Los turistas también han interrumpido la anidación de las tortugas marinas en las playas de Costa Rica por buscar la mejor fotografía de estas criaturas.
Con motivo de este informe, Protección Animal Mundial ha presentado una guía de cómo hacerse selfis con animales salvajes, de manera que no los dañemos ni a ellos ni al medio ambiente. El llamado Código Selfi, establece que no te debes hacer un selfi con el animal si está siendo sostenido, abrazado o sujetado, si lo puedes atraer ofreciéndole comida o si puedes dañarle. En cambio, sí puedes hacerte un selfi si mantienes una distancia segura, está en su hábitat natural, si es libre de moverse y no está en cautiverio.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs