La pérdida de mariposas puede afectar todo el ecosistema

"La extinción de una mariposa puede desequilibrar todo el ecosistema"

Fecha de Publicación
: 12/10/2017
Fuente: 20 Minutos (España)
País/Región: Esapaña


Revolotean a nuestro alrededor a diario y, a pesar de captar casi todas las miradas con su belleza, no les dedicamos tanta importancia como merecen. Las mariposas pertenecen al grupo de los insectos, que suponen el 53% de toda la biodiversidad. Dentro de ese porcentaje, las mariposas, o lepidópteros, tienen una gran importancia, pues son el segundo mayor grupo. En España contamos con más de 230 especies diurnas de mariposas y más de 4.000 especies nocturnas; que realizan una labor imprescindible para el medio ambiente. Desde la Asociación Zerynthia, conscientes de este papel, lleva una década trabajando en el estudio, divulgación y conservación de las mariposas en España.
Se han convertido en la asociación de referencia en el estudio de los invertebrados a nivel nacional, transmitiendo ese mensaje –a ciudadanos e instituciones– a través de las mariposas. Cumplen diez años de dedicación en los que han conseguido realzar el valor natural de las mariposas en algunos lugares donde hasta ahora pasaban desapercibidas. Yeray Monasterio, es su presidente.

¿Cómo nace la asociación y con qué fines?
Nace hace diez años para trabajar en el estudio, conservación y divulgación de las mariposas, así como para medir su importancia y detectar aquellas más amenazadas para, con la ayuda de la administración y la población, poner el foco más en ellas.

¿Hasta que punto son importantes las mariposas?
Los insectos son el 53% de la biodiversidad. La importancia que tienen dentro del ecosistema es enorme comparado con los vertebrados, a los que se dedica toda la atención y que solo suponen el 5% de toda la biodiversidad. Es muy complicado trabajar con las mariposas por la cantidad de especies que hay, pero a la vez son las más visibles, las más fáciles de acercar al público y la administración, que ya poco a poco va comprendiendo que los invertebrados son importantes. Poco a poco nos hemos consolidado como la entidad nacional de referencia y la única en el estudio y conservación de los invertebrados.

Poco a poco crecéis hasta ser una entidad referencia a nivel nacional, ¿cuál es vuestro foco de actuación? ¿Conseguís abarcar todo el territorio nacional?
Hay que crecer muchísimo más pero, por ejemplo, este año hemos empezado un producto que se llama Ciencia ciudadana. Consiste en involucrar a la gente en la obtención de información científica para estudios. Hemos empezado en Tenerife este programa con voluntarios que observan mariposas, anotan los datos de sus observaciones y así nosotros podemos hacer cálculos estadísticos de cómo están las mariposas de Tenerife. Las diferentes iniciativas que tenemos están repartidas en diferentes puntos de todo el territorio nacional.

¿Y cómo elegís la mariposa del año?
Primero nosotros hacemos una selección previa y luego es la gente quien elige a la especie mediante un formulario online. Este año ha salido la Parnasius Apollo, una especie muy bien elegida, tanto por su belleza como porque está muy amenazada. El cambio climático está haciendo desaparecer muchas poblaciones. Estamos haciendo un informe de la especie a final de año y sabemos que se ha extinguido en varios lugares de la península.

Pues, ¿cuál es la situación de la mariposa en España?
Tenemos más de 230 especies de mariposas diurnas. Cada una de ellas tiene sus circunstancias. Muchas de ellas son habituales pero hay otras que son endémicas. Sí que un dato interesante es que de momento no se ha documentado la extinción de ninguna especie en España. Aunque hay algunas bastantes amenazadas. En Canarias por ejemplo la mariposa capuchina, que está amenazada por una avispa invasora de Japón introducida por el humano para el control de plagas.

¿Cuáles son las principales amenazas de las mariposas en España?
La amenaza que tiene no es tanto que vaya una persona y coja tantas mariposas un día, sino la alteración del medio. Por ejemplo, hay unas especies que se llaman las hormigueras porque viven asociadas a hormigas. Son unas mariposas que la oruga vive dentro del hormiguero y huele igual que las hormigas, entonces estas la adoptan. Las praderas donde vive no pueden tener ni mucho ganado ni poco ganado, tienen que tener un equilibrio. Entonces lo que está ocurriendo con las praderas afecta no solo a estas mariposas si no a todas. Lo que se ha visto es que han disminuido las mariposas de pradera un 30% debido a estas alteraciones. Esto es importante porque cada especie de estas 236 que tenemos de mariposas diurnas se alimenta de una o dos especies de plantas en concreto. Por eso tenemos esa necesidad de conservar las praderas como se hacía antiguamente.

Porque, ¿hay algún reflejo o dato de cómo la mariposa se ha adaptado a la modificación humana del medio?
Es todavía pronto para verlo pero sí que hay casos de mariposas que están bien en el sur retrayéndose. Hay especies que no estaban en Suecia o en Noruega y que están apareciendo nuevas porque ya no es tan frío el clima, entonces algunas especies que no soportaban el frío de antes les está permitiendo subir hacia arriba.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs