EEUU no cumplirá leyes ambientales para el muro



EEUU ignorará requisitos ambientales para acelerar la construcción del muro en la frontera con México

Fecha de Publicación
: 03/08/2017
Fuente: Univisión
País/Región: Estados Unidos


El Departamento de Seguridad Nacional anunció este martes que pasará por alto requisitos legales y ambientales que generalmente regulan grandes proyectos de infraestructura, como el que propone Trump en la frontera sur.
El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció este martes que ignorará leyes ambientales, de recursos naturales y de manejo de tierras para acelerar la construcción del muro en la frontera con México, una de las principales promesas de campaña del presidente Donald Trump.
Según un comunicado publicado este martes, el gobierno presentó una exención que lo habilitará a "no aplicar ciertas leyes, regulaciones y otros requisitos legales para asegurar la rápida construcción de barreras y carreteras cerca de la frontera internacional en San Diego".
La exención aplicará a la construcción del muro en un segmento de 15 millas que comienza en el Océano Pacífico en San Diego, California, y que el gobierno ha señalado como un área de prioridad. "El sector de frontera en cuestión sigue siendo un área de alta entrada ilegal, por lo cual hay una necesidad inmediata de mejorar la infraestructura actual y construir barreras y caminos fronterizos adicionales", explica el comunicado.
La ley federal usualmente requiere estudios de impacto ambiental y otras medidas que evitan diversos riesgos ecológicos al construir en tierras públicas. Sin embargo, la renuncia comunicada este martes eliminaría este requisito a la hora de construir el muro en la frontera.
La decisión ha escandalizado a grupos ambientalistas de Estados Unidos y de México, quienes ya comienzan a reaccionar en medios de comunicación y en sus redes sociales.
El gobierno estadounidense asegura que la decisión es necesaria para detener la inmigración ilegal. Durante el año fiscal 2016, dice el comunicado, agentes de la Patrulla Fronteriza en esa área de California arrestaron a más de 31,000 "extranjeros ilegales" y capturaron más de 9,000 libras de marihuana y 1,317 libras de cocaína.
“El Departamento de Seguridad Nacional supervisará la instalación de barreras adicionales, carreteras, luces, cámaras y sensores bajo la autoridad de la Ley de Reforma de Inmigración Ilegal y de Responsabilidad de Inmigrantes (IIRIRA) de 1996”, dice el comunicado.
La renuncia está programada para ser publicada en el Registro Federal en los próximos días, detalló el DHS. La fecha de inicio formal del proyecto no se ha dado a conocer, pero la administración de Trump ha expresado su deseo de que sea para marzo o abril de 2018. Para lograrlo, el presidente Trump debe terminar de conseguir del Congreso el apoyo para financiar el muro.
Aunque parezca sorprendente, según un memorando publicado por el Servicio de Investigación del Congreso en enero de este año, el DHS tiene autoridad para renunciar a cualquier ley que pueda impedir la construcción expedita de barreras y caminos bajo una enmienda de 2005 a la ley IIRIRA.
No es la primera vez que una administración renuncia a normativas vigentes para construir en la frontera. El propio Departamento de Seguridad Nacional indicó en su comunicado que entre 2005 y 2008 se acogió en cinco ocasiones a esta fórmula. George W. Bush también lo hizo para terminar de construir casi 1,100 kilómetros de valla fronteriza a lo largo de la misma frontera que Trump pretende ahora cerrar.
La semana pasada, la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó un aumento de $68,000 millones en gastos militares el próximo año con una legislación que también proporcionó los $1,600 millones que pidió Trump para construir el muro fronterizo. Este financiamiento aún debe ser ratificado por el Senado, donde ahora mismo Trump no cuenta con el apoyo necesario en esta materia, pues cuenta con la oposición de los senadores demócratas y también de algunos republicanos.
La propuesta de Trump para avanzar con la construcción del muro también requiere de 32 millas de división en el Valle del Río Grande de Texas. Allí se ubica actualmente el refugio nacional de vida silvestre de Santa Ana, de 2,000 acres y hogar de 400 especies de aves y una disminución de la población de ocelotes actualmente protegidos por normativa federal.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs