El extraño 'perro' que intenta salvar México



El extraño 'perro' en peligro de extinción que científicos mexicanos intentan salvar

Fecha de Publicación
: 22/07/2017
Fuente: InfoBae (Argentina)
País/Región: Internacional


Una asociación civil mexicana recurrió al crowdfounding para costear las tareas que se necesitan para salvar al perrito llanero mexicano.
El "perrito llanero" mexicano es en realidad un roedor, una especie de ardilla, pero le debe su nombre a un peculiar sonido que emite, que por momentos se asemeja a un ladrido. Actualmente está en peligro de extinción y sin apoyo oficial.
Ante la falta de presupuesto oficial para su rescate, una asociación civil se ha dado a la tarea de recolectar fondos a través de un esquema de crowdfounding.
La conservación de esta especie endémica de zonas semidesérticas en México es importante porque es vital para el ecosistema ya que dispersa semillas en el pastizal y al construir extensos sistemas de túneles y madrigueras para vivir, favorece la infiltración de agua y provoca el renacimiento de la vegetación.
Desde hace tres años la Asociación Civil Espacios Naturales y Desarrollo Sustentable (ENDESU) inició en coordinación con el gobierno federal un proyecto para poder recuperar la especie, actualmente en peligro de extinción, pero ante el recorte que se aplicó este año a los programas oficiales, el perrito llanero quedó fuera de los planes gubernamentales y la AC se quedó sin dinero para continuar con el proyecto que habían emprendido
Integrantes de la AC notaron que el perrito estaba en riesgo desde el año 2011, mientras realizaban un proyecto para el rescate del águila real, otra especie en peligro. El mamífero servía de alimento al águila, pero también al extenderse los pastizales, se alteró su hábitat natural, además de que por su aspecto, los ganaderos empezaron a sacrificar ejemplares ante el temor de que le quiten el alimento al ganado.
"La ganadería se ha ido comiendo terreno, otras especies como árboles invadieron el pastizal. El perrito hace tantas madrigueras que cuando las abandonan son ocupadas por las víboras de cascabel, los tecolotes y permiten que el pasto se recupere más fácilmente", dice a Infobae Alejandra Monroy, coordinadora de Proyectos de ENDESU.
"Este proyecto trata de concientizar a los ganaderos de que pueden convivir con el perrito. El problema es que los exterminan porque creen que acaban con el pasto y que los túneles son peligrosos para que crezca, pero pasa todo lo contrario, ayudan a que se recupere más pronto", explica.

Proteger al "Señor de los túneles"
La AC fue fundada en 1995. Ha desarrollado más de 200 proyectos para recuperar selvas y humedales, así como una serie de acciones para cuidar especies en riesgo como el cóndor de california, entre otros.
El perrito llanero habita en el 0,014% del territorio mexicano en los estados de Coahuila, Nuevo León, San Luis y Zacatecas.
A raíz de los esfuerzos realizados a partir de 2014 para rescatar la especie se tienen registradas 26 colonias en Coahuila, 24 en Nuevo León, seis en San Luis Potosí y cinco nuevas colonias en Zacatecas, creadas por ENDESU, donde se había extinguido por completo en 1992.
"Aunque no se conoce el número exacto de perritos llaneros mexicanos se puede estimar su población a través de la extensión de sus colonias, ya que se calcula entre 1.5 y 2.5 perritos por cada hectárea", explica Alejandra Monroy.
Mediante la plataforma Donadora, el ENDESU espera reunir 300.000 pesos (USD 5.400) para crear una nueva colonia en Zacatecas que pueda permitir que las poblaciones ya establecidas se puedan interconectar y así garantizar la reproducción de la especie en distintas zonas.
"Lo primero será generar las condiciones adecuadas en el hábitat para recibir a los perritos, que serán trasladados desde otras colonias fuente. Esto implica, realizar trabajos de conservación de agua y suelo, construir un corral de 2.500m2 y excavar 100 madrigueras artificiales para mantenerlos a salvo de los depredadores las primeras semanas", señala la organización.
También se necesita darle un seguimiento cotidiano durante al menos 3 meses para vigilar que la especie vaya retomando su hábitat poco a poco.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs