Brasil y su ganadería contaminante y deforestadora



Pecados sanitarios y ambientales de la carne en Brasil

Fecha de Publicación
: 05/07/2017
Fuente: IPS
País/Región: Brasil


Deficiencias sanitarias amenazan el auge de las exportaciones brasileñas de carne vacuna, pero ello poco va a influir a la reducción de la deforestación de la Amazonia, en su mayor parte provocada por la ganadería.
Estados Unidos suspendió la importación de carne bovina fresca de Brasil el 22 de junio, por la “preocupación persistente” por su calidad y seguridad, que acarreó el rechazo de 11 por ciento del producto, 10 veces más que lo ocurrido con otros países.
En marzo las propias autoridades policiales brasileñas revelaron fallas en la inspección sanitaria de frigoríficos, por corrupción en el nombramiento de responsables del servicio en el Ministerio de Agricultura.
A causa de la llamada operación “Carne Débil” de la Policía Federal, varios países suspendieron sus compras a Brasil, pero solo de 21 frigoríficos bajo sospecha. El escándalo también despertó la necesidad de mejor control sanitario de las carnes brasileñas.
En el mismo mes, las autoridades ambientales multaron a varios frigoríficos por comprar ganado criado en áreas ilegalmente deforestadas de la Amazonia, entre ellos dos pertenecientes a la compañía JBS, la mayor exportadora cárnica del mundo y cuyas denuncias de corrupción pueden sacar del poder al presidente Michel Temer.
Pese a los sucesivos golpes en su imagen, la carne vacuna brasileña seguirá disputando con India el primer lugar entre los exportadores del sector, con más de 1,4 millones de toneladas vendidas y 5.515 millones de dólares obtenidos en 2016.
“No hay alternativas de proveedores que puedan atender la demanda internacional”, sostuvo Fernando Molinari, analista de Proteína Animal de la consultora Safras & Mercado.
El embargo estadounidense representa poco en términos de ingresos inmediatos, porque aún eran pequeñas las ventas a ese mercado que solo volvió a comprar carne fresca brasileña el año pasado,  tras 17 años de gestiones para responder a las exigencias sanitarias. El grueso de las exportaciones a ese destino es de carne procesada.
Pero la medida “genera incertidumbres porque otros países pueden seguir el mismo camino, un riesgo para el futuro que preocupa”, admitió Molinari a IPS.

Ganadería vacuna, un gran problema ambiental
La carne vacuna constituye uno de los principales problemas ambientales del mundo, por la expansión de las tierras ocupadas por la ganadería y por su elevada participación en la emisión de gases de efecto invernadero. Pero su producción comercial está concentrada.
Cuatro países, India, Brasil, China y Estados Unidos, junto con la Unión Europea, acaparan más de 70 por ciento de las reses y dos tercios de la producción de carne.
En Brasil había una cabaña de 215 millones de vacunos en 2015, más que la población humana de 204,5 millones de entonces, según el instituto estadístico estatal. Gran parte de la expansión ganadera ocurrió en la Amazonia.
El mercado interno es el gran impulsor del sector, al representar cerca de 80 por ciento de la demanda. Pero las exportaciones ganaron peso, al ampliar su participación de cinco a 20 por ciento en lo que va del siglo y decuplicar sus ingresos en dólares.

Ver Informe Completo
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs