Colombia: cambios de hábitos para conservar la tortuga



Dejan de comer tortuga de río para conservarla

Fecha de Publicación
: 26/04/2017
Fuente: Terra
País/Región: Colombia


En Puerto Triunfo, en el departamento colombiano de Antioquia, la gente pasó de comer tortugas de río (podocnemis lewyana) a trabajar por su reproducción, y cada año son liberadas en la naturaleza 500 de ellas para ayudar a preservar la especie que está en peligro de extinción.
La iniciativa de conservación nació hace siete años y se pone en práctica mediante un programa de educación de los ribereños, pescadores y cazadores de las tortugas.
En el caserío Estación Cocorná empezó a funcionar en 2010 el Centro de Conservación y Protección de Tortuga de Río, que este fin de semana liberó cien ejemplares en las aguas del Río Claro en el marco de la “Semana por la sostenibilidad Iberoamérica 2017- Ciclo Siete“.
“Las liberaciones son un momento importante para la biodiversidad. Se aporta vida a los humedales, al río y a los humanos a través el conocimiento“, dijo a Efeverde Isabel Romero Gerez, la coordinadora de este centro y un ejemplo de la transformación de esta población que vive principalmente de la pesca y hoy rinde culto a las tortugas.

Garantizar la vida silvestre
La significativa disminución del número de tortugas, que antes se agolpaban a las orillas del río, la llevó a construir este centro y la alejó de la idea de “matar, comer y no cuidar” que heredó a su padre pescador, como sucedió con la mayoría de los habitantes de Puerto Triunfo.
“Hemos educado a la comunidad y creado un sentido de pertenencia con las tortugas. Ahora, buscamos no hacerle daño a la naturaleza y garantizar la vida silvestre de esta especie”, agregó.
El tortugario, que sacó del menú de los lugareños a la podocnemis lewyana -endémica en las cuencas de los ríos Magdalena y San Jorge-, se materializó con la Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los Ríos Negro y Nare (Cornare) y gracias a la vinculación de los pobladores hoy cuenta con una sala de incubación, dos piscinas de paso, una playa artificial y una zona de pastoreo.
Según explicó a Efe el biólogo de Cornare David Echeverri López, esta especie “históricamente ha sido muy apetecida para el consumo de sus huevos y carne por los pescadores, lo que hizo que las poblaciones hayan sido reducidas”.
La tortuga de río es de aguas cristalinas y su presencia es un indicador del buen estado del ecosistema, pues solo habita en aguas limpias y libres de cualquier contaminación.

Peligro crítico de extinción
Echeverri indicó que liberación de las cien tortugas en el Río Claro tuvo como objetivo principal recuperar el estado natural de las poblaciones de esta especie que está en “peligro crítico de extinción“.
Con una charla técnica, de expertos que explican el proceso de cuatro meses que atravesaron las tortugas se inició el ritual de liberación que, para garantizar que las especies lleguen a su medio natural, obliga a un viaje en lancha de casi una hora por el río, donde hay un desfile de aves y la presencia de monos aulladores reposando en los árboles.

Tres liberaciones por año
Desde su creación, el Centro de Conservación realiza por año tres liberaciones y ha conseguido que 3.752 tortugas estén libres en su hábitat gracias a un trabajo en el que intervienen diez personas en funciones que van desde el seguimiento de nidadas hasta seguridad y recolección de posturas.
“En el tortugario hay un hombre que fue un cazador acérrimo de estas especies. Él, que es muy importante por su capacidad para buscar nidadas y coger los huevos, dice que trabaja para reponer todas las tortugas que se comió”, relató Romero.
Esta liberación hizo parte de la “Semana por la Sostenibilidad Iberoamérica 2017- Ciclo Siete”, iniciativa que vincula a 22 países para ejecutar actividades que promuevan el cuidado de la biodiversidad y mitiguen la desaparición de especies en peligro de extinción.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs