China busca alternativas para paliar la contaminación

China busca nueva estrategia para luchar contra la contaminación

Fecha de Publicación
: 27/03/2017
Fuente: Notimex
País/Región: China


Las autoridades chinas buscan contrarrestar la creciente problemática de la contaminación en las grandes ciudades con nuevas políticas que reduzcan las emisiones negativas y las variaciones adversas que ha provocado el cambio climático. Una nueva investigación sugiere que otro factor puede estar obstaculizando los esfuerzos de China para tomar el control de su devastadora crisis de contaminación ambiental, creando grandes nuves de smog: el cambio climático.
Los cambios en los patrones climáticos vinculados al aumento de las temperaturas mundiales han resultado en una escasez de viento en el norte de China, según varios estudios, provocando una oleada de contaminación que ha generado millones de muertes prematuras.
El viento normalmente ayuda a eliminar el smog, pero los cambios en los patrones climáticos en las últimas décadas han dejado a muchas de las ciudades más pobladas de China mal ventiladas, sostienen los científicos.
Los hallazgos, algunos de los primeros en vincular el cambio climático con el smog, pueden aumentar la presión sobre los líderes chinos para que se intervengan contra las fábricas de acero y las centrales eléctricas alimentadas con carbón en medio de la creciente ira pública.
La investigación también podría empujar a China a asumir un papel aún más contundente en los esfuerzos internacionales para frenar el cambio climático mediante la reducción de las emisiones de carbono, en un momento en que Estados Unidos parece estar retrocediendo. "Todos pensaban que controlar el smog dependía de la reducción de la contaminación regional", sostuvo Liao Hong, profesor de la Universidad de Ciencias de la Información de Nanjing. "Ahora está claro que requerirá un esfuerzo global".
Mientras la indignación pública ha crecido en China por los cielos sucios y una erupción de enfermedades respiratorias relacionadas con el smog, los funcionarios chinos han redoblado esfuerzos en los últimos años para combatir la contaminación del aire. Han enviado equipos de agentes de policía para inspeccionar fábricas, cerraron cientos de centrales eléctricas que utilizan carbón e impusieron límites a la conducción y a las actividades al aire libre, como las barbacoas, destaca un reportaje del diario The New Yotk Times.
El primer ministro Li Keqiang, que habló en la sesión anual de la legislatura de China este mes, prometió "volver a azul" el cielo de las ciudades chinas y prometió tomar medidas adicionales para reducir el uso del carbón. Pero incluso si los funcionarios chinos avanzan con planes ambiciosos para reducir las emisiones, pueden tener dificultades para contrarrestar los efectos del cambio climático, señalan los resultados de los estudios recientes. El estudio de Liao, que examinó los datos sobre la contaminación en Beijing de 2009 a 2016, predijo que las condiciones meteorológicas asociadas con el smog serían cada vez más comunes en las próximas décadas.
El estudio no tomó en cuenta las posibles reducciones de las emisiones de carbono en el marco del Acuerdo de París de 2015 sobre el cambio climático. Los científicos apuntan al llamado "airpocalypse" que cayó sobre Beijing en enero de 2013 como un ejemplo de los efectos del cambio climático en el smog. Durante ese episodio, Beijing y docenas de otras ciudades en el norte de China fueron envueltas en neblina tóxica durante días. A pesar de las medidas de emergencia para reducir las emisiones, la concentración de PM2.5, partículas de un tamaño que puede penetrar en el torrente sanguíneo, se mantuvo peligrosamente alta. Los investigadores ahora atribuyen la resistencia del smog durante ese período a condiciones inusualmente estancadas del aire causadas por el cambio de clima.
El aire fue menos fuerte en tres décadas durante la contaminación de partículas pesadas en 2013, según un estudio publicado este mes en la revista Science Advances. El estudio encontró que el derretimiento del hielo en el Ártico, combinado con el aumento de las nevadas en Siberia, contribuyó a los cambios en los patrones de viento en Asia ese invierno que no logró despejar el aire sobre el norte de China. La creciente evidencia sobre los vínculos entre el cambio climático y la contaminación atmosférica podría servir como un grito de alarma para que China adopte un papel más agresivo en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.
A medida que la administración de Donald Trump sugiere que podría alejarse de los esfuerzos internacionales para reducir las emisiones, los ambientalistas buscan a China, el mayor emisor mundial de gases de efecto invernadero, para desempeñar un papel destacado para reducir ese mal.
.

0 comentarios:

Buscar

Cargando...

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs