Metas de Aichi difñiciles de alcanzar

No conseguiremos frenar la pérdida de biodiversidad para el 2020

Fecha de Publicación
: 28/02/2017
Fuente: Corresponsables
País/Región: Internacional


Sin embargo, los propios datos enviados por los Estados a la Secretaría de la CBD demuestran que no se conseguirá el objetivo global. Estas conclusiones las presentó SEO/BirdLife en la reciente cumbre sobre la biodiversidad celebrada en Cancún (México) del 4 al 17 del pasado diciembre en un detallado informe.
Según este análisis, el progreso de España es insuficiente ya que de las 20 Metas de Aichi, sólo aprueba en las metas 8 (relativa a la contaminación), 11 (sobre áreas protegidas), 17 (puesta en marcha de una estrategia de biodiversidad) y la 19 (sobre conocimiento, ciencia y tecnología).
En las otras 16 metas, el progreso de nuestro país es insuficiente. La situación es aún más grave si se atiende al grado de ambición que se ha fijado España para lograr los objetivos fijados por la comunidad internacional. Sólo en cinco de las Metas de Aichi las intenciones de nuestro Gobierno son similares o superiores a las fijadas por el Convenio de Diversidad Biológica.
Pero España no es un caso aislado. Solo el 10% de los países analizados por el estudio internacional ha planteado objetivos nacionales capaces de alcanzar las Metas de Aichi. El 40% tiene menos ambición de la necesaria para lograr poner freno a la pérdida de biodiversidad. En el 50% restante la ambición se considera “significativamente menor” a la precisa para alcanzar los objetivos a los que se obligó la comunidad internacional. En concreto, la meta 2 (desarrollo y reducción de la pobreza) y la 5 y la 7 (dirigidas a reducir presiones directas sobre la biodiversidad y la promoción de un uso sostenible de los recursos naturales) son las más perjudicadas por la falta de ambición.

Los principales retos
En la reciente Cumbre de Cancún se volvió a poner de relieve que el reto está en conseguir internalizar las políticas de conservación de la biodiversidad en los sectores productivos, especialmente en agricultura, ganadería, industria, turismo, etc. Los esfuerzos en conservar la biodiversidad no serán efectivos mientras no se consiga un cambio de modelo productivo.
No tiene sentido, por ejemplo, que en España se esté ayudando con fondos públicos a la industria del carbón a cielo abierto que se extrae en el interior de espacios protegidos. Es absurdo que por un lado se prime esta actividad que destruye hábitats de especies muy amenazadas, genera contaminación y favorece el cambio climático, y por otro lado se invierta en la conservación de esas mismas especies o en políticas de mitigación al cambio climático.
Lo mismo ocurre con las ayudas de la Política Agraria Común que favorece una intensificación de la agricultura que es uno de los principales motores de pérdida de biodiversidad en Europa.

Falta de información de los ciudadanos
Pese a tener la Unión Europea una Estrategia de Conservación de la Biodiversidad y un importante acervo legal en esta materia, según el último eurobarómetro sobre biodiversidad, sólo un 30% de los europeos y un 35% de los españoles han oído hablar de Biodiversidad y saben lo que significa. De hecho, un 40% de los europeos ni siquiera han oído hablar del término "biodiversidad". Además, sólo un 5% de europeos y españoles consideran que están bien informados sobre la pérdida de biodiversidad. Y todo ello pese a que los ciudadanos se preocupan por el futuro de la naturaleza. Por ejemplo, más de un 94% de los europeos y de los españoles consideran preocupante o muy preocupante la degradación o la pérdida de hábitats naturales como pueden ser los bosques, los pastizales o las zonas húmedas o el declive y pérdida de especies animales y vegetales
¿Entonces por qué los ciudadanos no están informados sobre la biodiversidad europea y las políticas para conservarla? Pues básicamente radica en la falta de implicación de las administraciones en esta política y a que la biodiversidad y, en particular, la Estrategia de la UE no se encuentran en la actualidad informativa, ni siquiera en los medios más especializados en medio ambiente.
Por lo tanto, no sólo es necesario realizar esfuerzos adicionales, considerables y continuos para llevar a cabo las acciones propuestas en la Estrategia de la Unión Europea sino también para aumentar la sensibilización y la comprensión de los ciudadanos europeos, de los sectores clave, incluidos los políticos, las empresas, los agricultores, ganaderos, pescadores y las autoridades locales, regionales o nacionales, de la estrategia de biodiversidad de la UE.
.

Buscar

Cargando...

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs