España también padece la minería de uranio



WWF denuncia ante la CE impactos ambientales de mina de uranio en Salamanca

Fecha de Publicación
: 10/02/2017
Fuente: EFE
País/Región: España


WWF ha denunciado ante la CE la falta de evaluación adecuada de los riesgos medioambientales sobre los ríos y los hábitats de la actividad de la mina de uranio que la empresa australiana Berkeley Energía ha iniciado en un espacio de la Red Natura 2000, a tan solo 2,5 kilómetros de Retortillo (Salamanca).
La portavoz del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), Gema Rodríguez, ha informado en entrevista con EFE que la organización ambientalista ha enviado a la CE un informe en el que denuncia la falta de valoración de los impactos medioambientales sobre las “riberas de los ríos Huebras, Yeltes, Uces y afluentes y la flora y la fauna” de la mina de uranio.

Incumplimiento de la normativa española y europea
La no consideración de estos impactos para la aprobación de este proyecto por parte de la Junta de Castilla y León y el Ministerio de Industria, Energía y Turismo supone el incumplimiento de la normativa española y europea, ha explicado.
Jiménez ha añadido que el estudio científico realizado por la Universidad de Castilla La-Mancha declara la actividad como “altamente destructiva”.
La mina generará residuos de metales y radioactivos, pero sus efectos han sido valorados de forma “muy superficial” en la Declaración de Impacto Ambiental de la Junta de Castilla y León, a pesar de ser “graves e irreversibles”.

Permisos necesarios
La mina de uranio de Berkeley Energía necesita cuatro permisos, ha explicado Jiménez, de los que actualmente cuenta con el de explotación de la Junta de Castilla y León, y otro del Ministerio de Industria, Energía y Turismo para la planta de tratamiento y almacenamiento del uranio extraído, si bien este último se encuentra recurrido ante la Audiencia Nacional.
En el informe de impacto ambiental positivo emitido por la Junta “prácticamente no se mencionan los efectos de los residuos radiactivos”.

Alteración y contaminación del agua
WWF considera muy preocupante que se haya aprobado un proyecto de “intereses privados y especulativos” que ponen en riesgo grave la situación del “ya alterado río Yeltes”, con un aumento de la carga contaminante en parte “con riesgo radiactivo, disminución del caudal y alteración morfológica del mismo.
Además, la explotación de la mayor mina de uranio de toda Europa pondría en riesgo la economía local como la ganadería de vacuno o el turismo rural y termal.
Esta zona tiene hábitats de mucho valor como encinares, prados y bosques de ribera, que albergan especies amenazadas protegidas a nivel europeo, como el águila real, la cigüeña negra o el galápago leproso.
La alteración de caudales y la contaminación del agua pueden además llevar a la extinción de una especie de pez conocida como Sarda salmantina, presente únicamente en esta zona y que tiene la máxima protección, así como la afectación grave de otras especies acuáticas de anfibios y reptiles.

Consecuencias para la población
Si bien el informe es de impactos medioambientales, Jiménez ha asegurado que tampoco se ha hecho una valoración de los riesgos de los residuos radioactivos para la población humana, como la presencia de polvo y partículas radiactivas en el aire, el almacenamiento de los residuos con el consiguiente riesgo de filtraciones al río, al acuífero o roturas de balsas, entre otros.
Según Rodríguez, los anuncios que la empresa está realizando en los ambientes inversores, proyectan poner en marcha toda la actividad para 2018.
Aunque, según ha explicado la experta por unas fotografías facilitadas por una plataforma ciudadana que se ha creado, “hay unas obras previas de una pista de acceso de bastante anchura y una excavación en un espacio amplio que podría ser una balsa que ya están provocando destrucción”.
Al riesgo sobre la salud humana, se suma la ausencia de justificación económica, ya que la extracción de uranio en la zona se estima que apenas durará diez años por las reservas existentes.
Las consecuencias recaerán en la destrucción de cerca de 1.000 empleos directos entre ganaderos, y los de un balneario en el pueblo de Retortillo además de los de empresas de alojamientos de turismo.

Paralización de la mina
La organización espera que la CE se pronuncie en unos cuatro meses, sin embargo, a pesar de que se detecte infracción el fallo no conllevaría la paralización de las obras.
La paralización de las obras se daría únicamente con el veto del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs