Se complica más la contaminación en China



Más de 40 ciudades de China, en alerta por contaminación

Fecha de Publicación
: 22/12/2016
Fuente: ABC (España)
País/Región: China


La contaminación que ha traído su frenética industrialización vuelve a asfixiar a China bajo una espesa capa de niebla. Más de 40 ciudades, la mayoría en el nordeste del país, están en alerta por fuerte polución en el aire, según informa la agencia estatal de noticias Xinhua. De ellas, 22 se hallan en alerta roja al haber superado con creces los límites considerados seguros para la salud.
Es el caso de Pekín, donde la alerta durará hasta este miércoles y se han cerrado 700 industrias pesadas cercanas, incluyendo una refinería de la petrolera estatal Sinopec, para controlar sus malos humos. Además de restringir la producción en otro medio millar de fábricas, parar las obras y limitar el tráfico, las autoridades pequinesas recomiendan permanecer en casa, sobre todo a niños y ancianos, y han prohibido las actividades al aire libre en los colegios, muchos de ellos cerrados.
Desde el viernes por la noche, la capital china vive su primera alerta roja por contaminación de este invierno. A tenor de las nuevas normas medioambientales, dicha alerta se declara cuando se prevé que el Índice de Calidad del Aire (AQI, en sus siglas en inglés) supere los 200 durante más de cuatro días seguidos, 300 durante dos días o 500 en 24 horas. Para la Organización Mundial de la Salud, cualquier medición que esté por encima de los 300 es perjudicial para la salud.
En Pekín, donde rige un sistema distinto basado en las partículas PM 2,5, tan pequeñas que se cuelan en los pulmones y pueden provocar cáncer y otras enfermedades respiratorias, se ha registrado ya una concentración superior a los 300 microgramos por metro cúbico y se prevé que la contaminación aumente hasta el miércoles. Aunque dicha cifra está por debajo de los niveles alcanzados en otras ocasiones, cuando la polución rebasó los límites de los medidores, es doce veces superior al tope de 25 microgramos por metro cúbico de PM 2,5 fijado por la OMS.
Peor es la situación en otras ciudades secundarias como Shijiazhuang, capital de Hebei, donde la contaminación superó el límite de 500 marcado por la escala AQI y alcanzó los 1.000 microgramos de PM 2,5. Otras urbes de esta provincia que rodea a Pekín, donde se concentran las siderurgias del país, también se ahogan bajo una espesa nube tóxica. En Tangshan, epicentro de la industria del acero, numerosas plantas se han visto forzadas a detener su producción.
La niebla causada por la contaminación, que cubre el cielo con un manto gris y eclipsa el sol, ha obligado a cortar autopistas por falta de visibilidad y a suspender decenas de vuelos en Tianjin, otra megalópolis costera próxima a Pekín. Espoleada por el crecimiento insostenible del gigante asiático, la polución se ha extendido por la industrializada costa hasta afectar a una decena de provincias, entre ellas algunas cercanas a Shanghái, como Jiangsu.
En invierno, la contaminación se dispara en el norte de China cuando se encienden las calderas de la calefacción, que funcionan con carbón. Sus emisiones se unen a las de las fábricas, siderurgias, centrales térmicas, coches y al polvo de las obras que abundan en la nueva China del desarrollismo. La polución es ya el problema más grave de China y se cobra cada año un millón y medio de vidas.
.

Buscar

Cargando...

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs