Contaminación de China e India es un problema global



La contaminación del aire en China e India ya llegó a la estratósfera

Fecha de Publicación
: 01/12/2016
Fuente: Telam (Argentina)
País/Región: Internacional


El aire contaminado de China e India, no solo crece en densidad cotidiana sino que está llegando a mayores alturas en la atmósfera, según lo revela un estudio publicado por la revista Climate Dynamics.
Esta verificación científica surge de un análisis ecológico de las tormentas monzónicas que, además de alcanzar las alturas de los montes Himalaya, se proyectan hacia la estratósfera incentivando el calentamiento global.
La publicación de este nuevo estudio destaca la interacción de las tempestades estacionales del sur asiático conocidas como "monzones" con la contaminación del aire por sobrecarga de los llamados "aerosoles" climáticos.
Si bien el término "aerosol" suele referirse a líquidos almacenados bajo presión en envases herméticos, también en los estudios ambientales remite a partículas muy pequeñas de sólidos (o líquidos) suspendidas en el aire.
Las evidencias indican que las micropartículas que contaminan el aire de China e India no sólo se multiplican en cantidad, sino que también son bombeadas hacia elevadas alturas de la atmósfera, debido a la acción del sistema de monzones del verano en el sur asiático.
El estudio publicado por Climate Dynamics sostiene que la contaminación ambiental está alterando la dinámica de los monzones, de modo que los aerosoles nocivos, surgidos de la quema masiva de combustibles fósiles y de leña, absorben la radiación solar e incrementan el calentamiento global.
William Lau, jefe de un equipo interdisciplinario de la universidad de Maryland que realizó la reveladora investigación, estudia este fenómeno desde el año 2008, "donde verificamos la presencia de una capa extremadamente densa de aerosoles de polvo".
En sus verificaciones, los científicos encabezados por el profesor Lau constataron que "los aerosoles juegan un papel principal en la circulación del viento monzónico, lo cual causa grandes diferencias de temperatura entre las secciones norte y sur de la estratósfera".
El contrastante resultado pudo confirmarse mediante el uso de modelos de lectura atmosférica diseñados por la NASA, la Administración Norteamericana del Espacio y la Aeronáutica.
No fueron los únicos científicos que comprobaron la presencia de contaminantes en la estratósfera, que es la capa atmosférica inmediatamente por encima de la tropósfera que contiene todo el ozono que circunda la tierra.
El bombeo hacia las alturas de los aerosoles había sido ya detectado por el Calipso, un satélite franco-estadounidense puesto en órbita en 2006.
El doctor Lau determinó entonces que durante la temporada pre-monzónica (de marzo a mayo), hollín proveniente del norte de India y polvillo de los desiertos del China occidental, Afganistán y Pakistán se acumulan en las laderas de los montes Himalaya.
Y dado que los aerosoles absorben el calor ambiental, calientan el aire circundante como un bombeador hasta 15 kilómetrps por encima de la cumbre de la cadena del Himalaya.
En 2009, otro equipo de la NASA dirigido por Jean-Paul Vernier también localizó una densa capa de aerosoles -de 13 a 18 kilómetros de altura- por encima del este del mar Mediterráneo, el norte de India y el oeste de China.
Para sorpresa de los variados equipos aplicados a medir estos fenómenos, el grupo de Vernier constató en 2015 que el volumen de aerosoles se había triplicado desde 1996, cuando los datos aparecieron por primera vez en las mediciones satelitales.
Su equipo contaba con científicos suecos, suizos y chinos, que fueron los autores de un calificado estudio publicado por la revista Journal of Geophysical Research.
El grupo de la NASA, en cooperación con científicos hindúes de Tirupati (Laboratorio Nacional de Investigaciones Aeronáuticas), confirmó las mediciones provenientes de 30 globos atmosféricos disparados en India y Arabia Saudita durante un período de tres años.
Los más recientes estudios del profesor Lau han sido presentados en agosto de 2016 durante un taller internacional sobre interacciones atmosféricas en la Meseta Tibetana, realizado en China.
Allí expresó que "los aerosoles de los contaminantes de superficie no sólo tienen efectos locales en la salud y el medio ambiente, y en el cambio del clima de la región monzónica, sino que podrían también producir impactos en el cambio climático global".
"Ello sería viable mediante procesos de realimentación de la radiación, que son mucho más potentes en la alta tropósfera y en la baja estratósfera", resaltó el científico.
Como consecuencia de estos procesos, los especialistas sostienen que no se trata apenas de modificaciones en la pauta de los monzones y la incentivación del calentamiento global.
El testimonio del doctor Lau expresa que en tales alturas los contaminantes podrían dispersarse globalmente y destruir la capa de ozono que nos protege de la radiación utravioleta.
Lo cual, por añadidura, generaría cáncer de piel, cataratas y supresión del sistema inmunológico de los seres humanos, así como la reducción de los cultivos alimentarios.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs