Asia sufre la migración ambiental pero nadie la ve



Migrantes climáticos son invisibles en el sur de Asia

Fecha de Publicación
: 17/12/2016
Fuente: IPS
País/Región: Asia


Tasura Begum recuerda el día en que ella y su esposo observaron cómo el poderoso río Padma se llevó su vivienda de paja y su pequeña granja en la aldea de Beparikandi, de Bangladesh, y con ellas, sus esperanzas y sueños.
Su marido tuvo que emigrar a Arabia Saudita para trabajar en la construcción y poder pagar el préstamo que habían sacado para comprar comida y construir otra choza más alejada del río. Su hijo mayor se fue a Daca y dejó a Begum con un hijo de cuatro años y una hija adolescente que sueña con convertirse en médica para curar la enfermedad renal de su madre.
Las malas cosechas, el aumento del nivel del mar y las inundaciones provocadas por el cambio climático generan más emigración que nunca en el sur de Asia, según el estudio El Cambio climático no tiene fronteras, publicado el 8 de este mes en forma conjunta por ActionAid,  Climate Action Network-South Asia y Pan para el Mundo.
Abordar las brechas políticas antes que las fuerzas del clima provoquen emigración en masa, xenofobia y conflictos
Las tres organizaciones internacionales advierten sobre las consecuencias del cambio climático, en particular en Bangladesh, India, Nepal y Sri Lanka, y piden a los gobiernos que reconozcan y remedien las carencias en políticas estatales antes de que exploten y se conviertan en emigración masiva, descontento y conflictos por los recursos.
Desastres repentinos, como ciclones e inundaciones, pueden provocar desplazamientos temporales. Pero si estos hechos se reiteran, la gente puede perder sus ahorros y sus bienes hasta que se ve obligada a trasladarse a otras ciudades o países, incluso ilegalmente, para encontrar trabajo, según varios estudios.
La salinización por el aumento del nivel del mar y la pérdida de tierra por la erosión, entre otros factores, también obliga a la gente a abandonar sus hogares en el sur de Asia, donde la dependencia de los recursos naturales y la pobreza son altas.
El ciclón Roanu pasó por Bangladesh, India y Sri Lanka en mayo, y provocó daños generalizados con costos de reconstrucción estimados en 1.700 millones de dólares.
El impacto de la sequía y la falta de cultivos este año se extendió por Bangladesh, India, Nepal y Sri Lanka, afectando a 330 millones de personas solo en India.
En 2015, Asia meridional – que tuvo 52 desastres y 14.650 muertes, o 64 por ciento de las víctimas del planeta por este motivo – fue la subregión más propensa a los desastres dentro de la región de Asia-Pacífico, que a su vez es la más propensa a los desastres de todo el mundo, según la Comisión Económica y Social de las Naciones Unidas para Asia y el Pacífico (Unescap).
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs