A Poopó solo le queda un 2% de su grandeza



Poopó: el lago ‘oficialmente’ muerto de Bolivia

Fecha de Publicación
: 19/10/2016
Fuente: Ecoticias
País/Región: Bolivia


“La historia del lago Poopó que llegó a cubrir casi mil kilómetros cuadrados con una profundidad de 4800 metros debería servir de advertencia al resto del mundo, para darse cuenta de lo que puede suceder cuando se administran mal los recursos hídricos.”
Si bien los niveles han fluctuado con el clima en el pasado, los científicos están sumamente preocupados ya que con apenas un 2% de su caudal original creen que ya no será posible su recuperación, después de que en diciembre de 2015 y tras provocar un desastre ecológico y la migración de cientos de personas fuera declarado “oficialmente evaporado”.

Efectos antropogenéticos
Desde el gobierno le han echado la culpa al fenómeno de El Niño, al cambio Climático y al Calentamiento global, pero según investigadores de National Geographic, la realidad es que no solo estos factores son los que han influido para que el Poopó desapareciera, sino que hubo mucho más.
Al uso inadecuado de las aguas (por contaminación y exceso de extracción) se le sumó un manifiesto fracaso por parte de las autoridades para aplicar los planes de recuperación que ya existían y eso hizo que el desecado del lago se produjera rápida y definitivamente.
El Poopó obtenía la mayor parte de su agua del río Desaguadero, que fluye desde el lago Titicaca (que es el lago más grande de Bolivia). De acuerdo con el plan de manejo hídrico, se supone que los gestores del agua debían permitir el flujo río abajo hacia el Poopó, pero contrariamente a ello, acabaron por frenarlo.
Dado que el Titicaca tiene agua suficiente, ese no puede ser considerado el problema fundamental, sino que parte del agua que debía llegar al lago se desvía para la agricultura y la minería. E incluso cuando se dispone de agua, el río a menudo se atasca con la sedimentación, debido a la escorrentía y a explotación minera en la zona.
Como el Poopó está a 3.680 metros y el área se ha calentado al menos un grado Celsius durante el siglo pasado, ello implica un aumento en la tasa de evaporación del lago. Y la falta de lluvia durante el año pasado ha acelerado aún más el proceso. Sin embargo, estos factores habían sido previstos por los científicos.

Otro más
Los investigadores de la National Geographic sostienen que con el Poopó pasó casi lo mismo que con el Mar de Aral en Rusia, lo acabaron desecando por la simple razón de que sacaban más agua de la que entraba en ellos.
Aunque los investigadores no están de acuerdo sobre si el lago se recuperará, sí tienen muy claro algo y es que el hecho de que hoy haya un lugar árido y seco, donde antes florecía la vida es lamentablemente una imagen del cambio climático que se repetirá.
.

Buscar

Cargando...

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs