Descubren un invertebrado marino nuevo



Descubren una nueva especie de invertebrado marino en la Antártida

Fecha de Publicación
: 28/07/2016
Fuente: Terra
País/Región: Antártida


Biólogos de la Universidad de Barcelona (UB) y del Instituto de Investigación de la Biodiversidad de la UB (IRBio) han descubierto una nueva especie de invertebrado marino en el mar de Weddell, en la Antártida.
La nueva especie es el “nudibranquio Doto carinova“, que ha sido descrito por primera vez en la revista científica “Plos One” por los biólogos Conxita Àvila, Juan Moles, Manuel Ballesteros y Álvaro Pujals, del Departamento de Biología Evolutiva, Ecología y Ciencias Ambientales y del IRBio de la UB, junto con Heike Wägele (Zoological Research Museum Alexander Koenig) y Gabriele Uhl (Universidad de Greifswald), en Alemania.
Según ha explicado Juan Moles, los nudibranquios del género Doto se encuentran distribuidos en océanos de todo el mundo y son moluscos gasterópodos que se alimentan de hidrozoos y cnidarios.
En latitudes antárticas, la única especie del género identificada hasta ahora era ‘Doto antarctica’, encontrada por primera vez en el mar de Ross y descrita en 1907 por el diplomático y malacólogo británico Charles Eliot Norton.
‘D. carinova’, la nueva especie capturada a 277 metros de profundidad en el mar de Weddell, enriquece el patrimonio biológico del continente blanco y amplía el número de invertebrados descubiertos por los expertos de los proyectos Ecoquim, Actiquim y Distantcom, liderados por la profesora Conxita Àvila para estudiar la ecología química, la filogeografía y la ecología trófica de las comunidades de invertebrados marinos en la Antártida.
“La nueva especie D. carinova se diferencia de D. antarctica por los caracteres morfológicos externos: coloración, número y forma de las ceratas, forma de la vaina rinofórica, etc., si bien algunos rasgos internos también son diferenciales, como las glándulas salivales o varios órganos reproductivos”, ha explicado Moles.

La Antártida y la farmacología
El continente antártico contiene hábitats muy particulares y difíciles de estudiar. Buena parte del trabajo de investigación del equipo liderado por la profesora Conxita Àvila se centra en identificar las moléculas que intervienen en las relaciones entre estos organismos y evaluar su posible uso farmacológico.
«Intentamos averiguar qué defensas químicas utilizan estos invertebrados marinos para repeler a los depredadores, para hacerse sitio o para mantenerse limpios y evitar que se les adhieran organismos a la superficie», señala Conxita Àvila. «Estos productos químicos también pueden tener una actividad biológica potencialmente útil en forma de medicamentos», añade. 
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs