El nivel del mar podría subir a mayor velocidad



El nivel del mar podría subir el doble de rápido de lo que esperábamos

Fecha de Publicación
: 02/04/2016
Fuente: Hipertextual
País/Región: Internacional


La Antártida ha sido el principal contribuidor a la subida del nivel del mar de las últimas décadas. Y, según un reciente estudio, podría seguir siéndolo en los años venideros en un ritmo sin precedentes. En concreto, tras analizar algunos datos despreciados hasta la fecha, los investigadores han desarrollado un modelo que predice la subida del nivel del mar en más de un metro para finales de este siglo y 15 metros en cuatrocientos años. Aunque las fechas parezcan lejanas, las implicaciones de este hecho nos afectan directamente y de forma casi inmediata.
El aumento del nivel del mar es una consecuencia de un océano y una atmósfera más cálidos, como ya hemos observado. Pero el proceso se produce cada vez más rápido. Especialmente en las plataformas árticas y antárticas donde el hielo está protegido por la estructura que se forma y los ciclos de temperatura. Una vez que el agua templada comienza a hacer mella en las capas inferiores, las plataformas se rompen y comienzan a irse a la deriva. Sin las plataformas flotantes, el hielo "interior" se queda sin protecciones y el ciclo continúa rompiendo la plataforma más "dura". Finalmente la masa de hielo a la deriva se va desintegrando, aumentando el volumen de agua líquida, lo que provoca el aumento de nivel del mar.

La importancia de un modelo
La diferencia crucial en esta estimación con respecto a otros modelos anteriores es que éste tiene en cuenta varios factores pasados por alto anteriormente. Factores como mecanismos de comportamiento, variaciones climáticas y otros aspectos que cambian, notablemente, lo que se puede esperar del deshielo. Y es que hasta la fecha, aunque dichos mecanismos se conocen desde hace tiempo, nunca habían sido integrados. Sin embargo, una vez dentro de este nuevo modelo, las consecuencias estimadas son impresionantes. Para poder realizarlo, se usaron técnicas y medidas de modelos anteriores. Después se añadieron dichos mecanismos conocidos, que no son otra cosa que representaciones matemáticas, fórmulas y manifestaciones estadísticas de lo que conocemos sobre el deshielo de los glaciares.

El aumento del nivel del mar
Para que nos hagamos una idea, las estimaciones indican que durante la última interglaciación, hace unos ciento veinte mil años, el nivel del mar era entre entre seis y nueve metros mayor. También se estima que en el plioceno, tres millones de años atrás, se alcanzó un nivel de entre diez y veinte metros más. Pero en la historia de la tierra jamás se ha elevado tanto tan rápido. Lo que en otras épocas ha necesitado miles o incluso millones de años en ocurrir, podría pasar en solo unos cientos. Esto supone un tiempo geológico ridículo y las consecuencias serán, a todas luces, catastróficas para el mundo que conocemos.
"Seguidamente se aplicó el nuevo modelo sobre datos reales y conocidos y lo compararon para comprobar si coincidía con lo que sabemos de la historia geológica del nivel del mar. Por último, este nuevo modelo se aplicó "hacia adelante", para predecir un posible futuro según la consistencia de los datos. Y los resultados son claros: el nivel del mar podría subir el doble de lo que se esperaba si el calentamiento global continúa al mismo ritmo. Esta conclusión tan importante proviene del trabajo teórico sobre un modelo que observa la realidad. Pero nos permitirá tomar mejores y mayores medidas en un futuro.

El poder de la evidencia
El modelo, al fin y al cabo, es un modelo. Es decir, una interpretación científica de lo que podría ocurrir en ciertas circunstancias. Teniendo esto en cuenta, ¿podemos fiarnos de él? Según las evidencias, tal y como han mostrado los investigadores, este modelo predice el aumento del nivel del mar basándose en evidencias. Eso quiere decir que si todo continua como se espera, y como lo ha hecho hasta ahora, sí, sin duda. Es importantísimo entender que este modelo no solo basa su trabajo en hipótesis y datos, sino que ha sido utilizado para "predecir" lo que ya ha ocurrido, según los datos de hace miles de años, y que ha acertado en sus predicciones. Por ello, la evidencia apoya a este modelo en sus predicciones futuras.
Tal y como afirman los investigadores, el modelo predice que el calentamiento atmosférico será dominante en el proceso de deshielo, al contrario del ciclo que conocemos hasta la fecha. La recuperación de los glaciares y la plataforma helada podría retrasarse milenios debido a un océano más cálido. Eso implica un cambio total en el clima a nivel global. Las corrientes, tanto atmosféricas como marinas, no circularán igual. Ya estamos viviendo algunas anomalías que comienzan a ser demasiado recurrentes. Y, aunque estamos hablando de un modelo, es decir, una herramienta que no deja de ser una representación, lo cierto es que el futuro, desde cualquier punto de vista, se muestra inquietante. En nuestras manos está tratar de ponerle solución.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs