Especial COP 21 de Paris: resumen del 5º día







Yvo de Boer: “Es preferible un acuerdo de París débil a que no haya acuerdo”

Fecha de Publicación
: 04/12/2015
Fuente: EFE
País/Región: Internacional

 
El ex jefe de la convención de cambio climático de la ONU es de la teoría de que “más vale pájaro en mano que ciento volando”, y en París, a su juicio, “hay pájaro en mano”.
Entre las 20.000 personas que asisten a la cumbre del clima de París, una de las que más conoce la dificultad de poner de acuerdo a 195 países en la lucha contra el calentamiento es Yvo de Boer, lo que le concede autoridad para afirmar que "es preferible un acuerdo débil a que no haya nada".
El diplomático holandés lleva involucrado en la diplomacia del cambio climático desde que comenzó, a principios de los 90; dirigió las negociaciones del protocolo de Kioto para la Unión Europea y fue secretario de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC) entre 2006 y 2010, lo que incluye la “traumática” cumbre de Copenhague 2009.

Fracaso
En una entrevista con EFEverde en la cumbre del clima, el actual director del Instituto Global para el Crecimiento Verde, sostiene que “la posibilidad de fracaso no está descartada”, por lo que “la mayoría reconocen que un acuerdo débil es mejor que un no acuerdo”.
“Si volvemos a fracasar la Convención de Cambio Climático de la ONU quedará deslegitimada, no habrá ningún tipo de señal para el sector privado, las emisiones continuarán creciendo y habremos perdido un montón de tiempo en el camino”, advierte.
“Si falla esta conferencia harían falta al menos 10 años para volver a sentar a la gente sobre la mesa”, vaticina.
De Boer cree que “hay muchas similitudes con lo que ocurrió en la Organización Mundial del Comercio”, que “intentaron repetidamente alcanzar un acuerdo internacional de comercio y no lo consiguieron; aquello falló y ahora vemos acuerdos de comercio regionales. Con cambio climático estamos empezando a ver lo mismo, cada vez hay más coaliciones de países”.
A pesar de todo, el ex jefe de cambio climático de la ONU sostiene que París no es comparable con la fallida cumbre de Copenhague “porque el objetivo de esta conferencia es mucho más claro”.
“En Copenhague las contribuciones nacionales no estaban tan claras y las ONG querían un acuerdo legalmente vinculante, algo poco realista; en ese sentido, París es menos amenazante políticamente porque la gente no habla ya de un acuerdo vinculante internacionalmente, y los países han sido libres de presentar sus promesas”, opina.
El diplomático agrega que, como consecuencia, el resultado que se espera de París será “más modesto”, pero matiza que “como dice el dicho, más vale pájaro en mano que ciento volando” ya que “en Copenhague la gente ambicionaba dos pájaros en mano y se quedó sin ninguno; mientras que en París hay pájaro en mano”.

Objetivos
Incide en que lo fundamental del acuerdo que se prevé alcanzar es que siente unas bases para revisar los compromisos de reducción de emisiones al alza cada 5 años, y lo explica con un ilustrativo ejemplo: “Si abordar el cambio climático fuera como construir una casa, de lo que se trata en París es de poner los andamios y de ir recubriendo la casa con el paso del tiempo”.
De Boer cree que los objetivos a largo plazo (2050 y 2100) que se debaten para el acuerdo “son interesantes” pero que le importan más ”los compromisos lanzados ahora y el proceso para revisar el nivel de ambición”.
“A estos diplomáticos se les da muy bien negociar cosas a largo plazo, hablar de lo que debe de hacerse cuando sus nietos estén muertos, se les da mucho peor negociar lo que debe pasar mañana”, apunta.

Consejos
¿Qué recomienda el experto negociador a la presidencia francesa de la cumbre del clima para llegar a un acuerdo la próxima semana? ”Manejar las expectativas y manejar el proceso. Francia ya ha hecho un buen trabajo manejando las expectativas, todo el mundo tiene claro lo que puede salir y lo que no de esta conferencia”.
“El reto ahora es manejar el proceso para lograr un acuerdo al final, y lo principal en ese sentido es ser transparentes, porque hay 20.000 personas en esta conferencia y la mayoría de ellas están completamente paranoicas, como esas personas tengan la sensación de que pasan cosas a puerta cerrada todo se irá al traste”, sostiene.
De Boer distingue “a 2 tipos de paranoicos: la gente que teme que no pase nada, y los que temen que pase algo que complique su crecimiento económico. No hay uno que tenga más razón que otro. La clave está en buscar los puntos de encuentro”.

Más Información:

“Camino hacia 1,5 o dos grados pasa por los grandes emisores”


COP-21: resumen de la primera semana de negociaciones

El dinero es la clave de la cumbre climática en París

El borrador de la #COP21 no invita a la ‘esperanza’

El norte contra el sur: las diferencias que impiden un acuerdo en la COP21

"El Papa ha indicado la posición más avanzada sobre el tema"

Aún no hay consenso en lucha contra cambio climático

COP 21: ¿qué países no tienen planes de reducción de emisiones?

La UE, China y EE.UU. buscan un pacto vinculante pero difieren de su alcance

La COP21 de París da sus primeros frutos aunque aún queda camino por recorrer
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs