Perú: caminan 300 km para denunciar desidia minera



Caminan más de 300 kilómetros hasta Lima para denunciar contaminación minera

Fecha de Publicación
: 04/10/2015
Fuente: Terra
País/Región: Perú


 Un grupo de 58 personas llegó hoy al Congreso de Perú, en Lima, y completó la "Marcha del Sacrificio", una peregrinación de más de 300 kilómetros desde la provincia andina de Pasco para denunciar la contaminación de metales pesados en el medioambiente y en los organismos de sus habitantes por la actividad minera.
Un centenar de personas acompañó a los peregrinos, que realizaron su tramo final tras quince días de caminatas para completar a pie la distancia que separa Lima de Cerro de Pasco, la capital de Pasco, situada a 4.380 metros de altura y construida alrededor de un mina de tajo abierto.
Entre los manifestantes que completaron el trayecto se encontraba una niña postrada en una silla de ruedas a causa presuntamente de los efectos de la contaminación en su organismo, según dijeron a Efe los participantes de la marcha.
La comitiva tiene previsto reunirse hoy con representantes de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) a los que les exigirán el cumplimiento de los compromisos de una resolución ministerial del Ministerio del Ambiente que contemplaba la creación de una clínica de desintoxicación de plomo en la sangre, entre otras acciones.
El alcalde del distrito de Simón Bolívar, Zumel Trujillo, explicó a Efe que otra exigencia será el cierre de pasivos ambientales que son "focos de contaminación", como desmontes mineros producto de siglos de explotación minera en su provincia.
Trujillo comentó que unos análisis realizados en universidades de Atlanta (Estados Unidos) y Pisa (Italia) detectaron que 2.070 niños de Pasco tienen en su sangre presencia de metales pesados, "que en algunos casos llegan a la decena".
El alcalde aseguró que tienen identificados más de 400 pasivos ambientales en Pasco y que no se marcharán de Lima hasta solucionar sus exigencias.
El activista ecológico Rodolfo Rojas indicó a Efe que "existen montículos inmensos de desechos minerales al costado de la ciudad y eso daña la salud de los niños".
"Los niños tienen vómitos y sangrado nasal. En algunos casos la edad no concuerda con su talla y peso. Hay niños que tienen 14 años pero su estatura es la de un niño de 9 años. Su estado es crítico y siguen en silla de ruedas. El plomo y otros metales pesados han pasado de la sangre a su sistema óseo", aseguró Rojas.
Una de las peregrinas, Gladys Mandujano, afirmó que su grupo busca "un diálogo directo y un compromiso directo" del Gobierno del presidente Ollanta Humala.
"Basta ya de abusos y de aplazamientos. Hemos venido a luchar por la vida y la salud de esos niños que están muriendo pausadamente", dijo.
A la marcha también se sumó un grupo de jóvenes que se manifestaron en solidaridad con el paro que secundan las comunidades campesinas de Challhuahuacho, en la región andina de Apurímac, contra el proyecto minero Las Bambas, donde las protestas dejaron cuatro muertos esta semana.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs