Asia sufre otro de los efectos de la palma aceitera



Investigan a las empresas que contaminan con humo el Sudeste Asiático

Fecha de Publicación
: 16/10/2015
Fuente: EFE
País/Región: Asia


Como todos los años, las empresas en las islas indonesias de Borneo y Sumatra prenden fuego para limpiar la tierra y prepararla para los nuevos cultivos, pero en esta ocasión la sequía provocada por el fenómeno de El Niño exacerbó los fuegos, aumentó el humo y la contaminación en Indonesia y en lo países vecinos
Al menos una docena de empresas están siendo investigadas en Indonesia por los incendios forestales que causaron una nube de humo que ha llevado la contaminación hasta niveles insalubres en varios países del Sudeste Asiático.
Tras las presiones de países como Singapur y Malasia, las autoridades indonesias empezaron a llamar a declarar a los ejecutivos de las compañías responsables del fuego, aunque no han querido revelar los nombres.
En un comunicado, la Policía indonesia precisó que entre las firmas investigadas, en su mayoría dedicadas a la explotación de recursos naturales como aceite de palma y papel, hay dos de Malasia y China, y otra de Singapur.
Una comisión parlamentaria analiza en Malasia posibles sanciones para penar a las empresas malasias vinculadas con el humo, mientras que Singapur empezó una campaña para que las compañías que venden derivados de la madera o celulosa firmen un documento que garantice que provienen de fuentes sostenibles.
Pese a las reticencias iniciales, el Gobierno indonesio aceptó la semana pasada ayuda internacional para solucionar el problema de los incendios que han estado lanzando humo a la atmósfera al menos desde el pasado junio, tras el inicio de la época seca.
Desde entonces, aviones de Malasia, Singapur, Japón, Australia y Rusia colaboran en las tareas de extinción, en las que participan más de 3.000 soldados y policías.
Como todos los años, las empresas en las islas indonesias de Borneo y Sumatra acudieron al fuego para limpiar terrenos y prepararlos para la siembra de cultivos, plantaciones o para ganar espacio a las junglas tropicales en la estación seca.
Sin embargo, en esta ocasión la sequía provocada por el fenómeno de El Niño exacerbó los fuegos, los que aumentó el humo y la contaminación en Indonesia y en lo países vecinos.

Se saltan todos los estándares recomendados
En la región indonesia de Kalimantan, en Borneo, los niveles ascendieron esta semana hasta los 1.363 puntos, momentos antes de caer hasta los 684 a última hora del día, y llegó hasta los 2.300 el mes pasado.
Según los estándares internacionales, la calidad del aire es “mala” cuando supera los 151 puntos, “muy perjudicial” por encima de los 201 y “peligrosa” más allá de los 301 puntos.
Sólo en Indonesia, se calcula que han tenido que ser atendidas al menos 136.000 personas debido a infecciones respiratorias, eccemas y alergias provocados por el humo.
Los peores niveles en la región se alcanzaron en septiembre y comienzos de octubre, cuando la nube de humo apenas dejaba ver las Torres Petronas en Kuala Lumpur o la Bahía de Singapur, donde en las últimas semanas la contaminación superó los 200 puntos.
En Malasia, donde la insalubridad del aire llegó a los 308 puntos a principios de octubre, cerraron durante dos días más de 7.000 colegios dejando en casa a cuatro millones de escolares.
Carolina Londoño, una española que vive y trabaja en Kuala Lumpur desde hace tres años, manifestó que en los peores de contaminación raramente podía salir a la calle con su hija y, desde su ventana, apenas podía distinguir los edificios y rascacielos de la capital.
 ”Casi todos los días los hemos pasado en casa encerrados y he tenido que poner hasta toallas húmedas para tapar las rendijas de puertas y ventanas porque el humo entraba a casa desde el exterior”, relató a Efe.

 La contaminación más grave de los últimos años
Los científicos creen la gran nube de humo, que llegó hasta el sur de Tailandia y Filipinas según los satélites de la Nasa, es la más grave causada por los incendios en Indonesia en los últimos años y podría superar a la ocurrida en 1997, que provocó una pérdidas de 9.000 millones de dólares (7.800 millones de euros).
Aunque aún es pronto para saber la cifra definitiva, el coste de los incendios para la Administración indonesia se estima en unos 475 billones de rupias indonesias (34.000 millones de dólares o 41.000 millones de euros), según el diario Straits Times.
Se espera que, durante los próximos días, las mejores condiciones meteorológicas y la ayuda internacional ayude a disminuir la masa densa de humo y mejore las condiciones de la calidad del aire.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs