El Valle del Río Tijuana, frotera contaminada



Ambientalistas y autoridades combaten contaminación en la frontera EEUU-México

Fecha de Publicación
: 27/07/2015
Fuente: minuto30.com
País/Región: Estados Unidos - México


Las fuertes lluvias que se pronostican en California (EE.UU.) como consecuencia del fenómeno “El Niño” podrían agudizar aún más el problema de contaminación que aqueja desde décadas al Valle del Río Tijuana, en la frontera de con México, según advirtieron a Efe grupos ambientalistas.
Cada temporada de precipitaciones, el valle que se ubica justo en la zona que divide a San Diego (Estados Unidos) y Tijuana (México), recibe toneladas de basura, sedimento y “cientos de miles de llantas”, además de aguas negras que se escurren desde México, constituyendo un problema de impacto ambiental y de salud pública.
Un ejemplo de ello se registró el pasado fin de semana, cuando cayó una atípica tormenta en pleno verano que, sumada al exceso de basura en la zona, derivó en una congestión de residuos entre la vegetación del área, además de la pérdidas de cosechas para los pequeños agricultores del valle.
“Se inundaron partes aquí en el valle que no se habían inundado antes”, dijo a Efe Paloma Aguirre, directora de la región México-Estados Unidos del grupo ambientalista Wildcoast, con sede en California.
Cada temporada de precipitaciones, el valle que se ubica justo en la zona que divide a San Diego (Estados Unidos) y Tijuana (México), recibe toneladas de basura, sedimento y “cientos de miles de llantas”, además de aguas negras que se escurren desde México, constituyendo un problema de impacto ambiental y de salud pública.
Un ejemplo de ello se registró el pasado fin de semana, cuando cayó una atípica tormenta en pleno verano que, sumada al exceso de basura en la zona, derivó en una congestión de residuos entre la vegetación del área, además de la pérdidas de cosechas para los pequeños agricultores del valle.
“Se inundaron partes aquí en el valle que no se habían inundado antes”, dijo a Efe Paloma Aguirre, directora de la región México-Estados Unidos del grupo ambientalista Wildcoast, con sede en California.
A consecuencia de las precipitaciones, el Departamento de Salud Ambiental local emitió una alerta de contaminación en las playas de San Diego, desde la frontera hasta más de 24 kilómetros al norte.
Aguirre recalcó que lo más preocupante es que de registrarse lluvias más intensas podrían observarse más inundaciones que pondrían en riesgo tanto a residentes como visitantes del valle ubicado en este parque estatal.
Tanto ambientalistas como las autoridades locales coinciden en que el problema debe atenderse con un planteamiento que incluya los dos lados de la frontera.
“Es lo más inteligente y la manera más efectiva de atender esta problemática”, consideró Aguirre.
Se estima que cada año, las autoridades locales y estatales invierten cerca de 3 millones de dólares para limpiar la basura del valle, no obstante las lluvias siguen arrastrando desechos desde Tijuana (Baja California) hasta Imperial Beach, en el condado de San Diego, lo que hace interminable el problema.
Como una manera de hacer frente a esta problemática, el gobernador de California, Jerry Brown, incluyó dentro de su presupuesto estatal fondos para la creación de un comité binacional que elabore estrategias que puedan ejecutarse de manera coordinada a ambos lados de la frontera.
La vocera de la Asamblea de California, Toni Atkins, destacó que con esta partida de recursos habrá un “progreso significativo” en el objetivo de mitigar de manera “eficiente y rentable” los desechos y llantas que causan la contaminación en la zona.
En dicho presupuesto, se establece que California podría invertir fondos en México para ser utilizados en medidas de prevención, entre ellas un programa de reciclaje de neumáticos desperdigados en Tijuana, antes de que las lluvias las arrastren a San Diego.
Se espera que en agosto, las autoridades de México y Estados Unidos firmen un acuerdo para que ambos países establezcan acciones que mejoren las condiciones de la Cuenca del Río Tijuana, según reveló a Efe Roberto Espinoza, representante en Tijuana de la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA).
Espinoza reconoció también que hay preocupación sobre los efectos medioambientales que puedan observarse durante la temporada de precipitaciones, aunque señaló que constituirá un reto adoptar medidas en tan corto tiempo una vez establecido el acuerdo.
“Se tiene que iniciar con ver cuáles son las cosas inmediatas, las más apremiantes, para enfocar los esfuerzos hacia ellas y de esta manera ver de qué manera deben prepararse las autoridades para afrontar ese reto”, puntualizó.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs