La última esperanza del rinoceronte blanco



Fertilización in vitro, la apuesta para salvar al rinoceronte blanco

Fecha de Publicación
: 04/02/2015
Fuente: Planeta CNN
País/Región: Internacional


Solo quedan 5 ejemplares del rinoceronte blanco del norte, pero los científicos buscan aumentar el número de ejemplares con la fertilización
Para tratar de evitar la extinción del rinoceronte blanco del norte, del cual sólo quedan cinco ejemplares en el todo el mundo, especialistas han decidido recurrir a la fertilización in vitro.
La decisión fue tomada en una reunión en Nairobi, capital de Kenia, donde científicos y conservacionistas analizaron la manera de preservar a estos mamíferos, preocupados por su casi inminente desaparición.
Aunque la supervivencia de la especie ya causaba preocupación desde hace varios años, grupos conservacionistas se alarmaron aún más después de la muerte de dos machos adultos a finales de 2014, lo que redujo a cinco la población del rinoceronte blanco del norte.
Las apuestas se centran ahora en la fertilización in vitro como una oportunidad para su preservación. La nueva tarea es recolectar óvulos de las hembras supervivientes para almacenarlos y utilizarlos en el futuro.
Científicos unirán los óvulos con los espermas de machos, que ya se encuentran congelados y almacenados en un instituto en Berlín, Alemania, aunque por ahora no se ha establecido un plazo para llevarlo a cabo.
Los expertos en el campo seguirán analizando el proyecto, pero la recolección de óvulos es el primer paso para intentar la reproducción de la especie, cuyos últimos cinco ejemplares habitan en el zoológico de Dvur Kralove, en la República Checa.
Esquemas de conservación exitosos con otras especies han involucrado a amplios grupos de sobrevivientes, sin embargo una vez que las cifras disminuyen a figuras individuales hay menos posibilidades de lograr una reproducción asistida.
Los cinco mamíferos restantes son de edad avanzada, lo que dificulta el proceso, por lo que los científicos evalúan incluso la probabilidad implantar el embrión en una hembra sustituta que sea pariente cercano del rinoceronte blanco del norte, quizá el blanco del sur.
Los especialistas descartaron el uso de la inseminación artificial, estrategia que había sido considerada previamente.
Los dos rinocerontes blancos del norte que murieron el año pasado eran machos, uno de ellos tenía 34 años y habitaba en un parque de conservación en Kenia, mientras que el otro tenía 44 años y residía en el Zoológico de San Diego en Estados Unidos.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs