¿Transgénicos más seguros? ¿y hasta ahora?



Transgénicos más seguros y controlados

Fecha de Publicación
: 24/01/2015
Fuente: ABC (España)
País/Región: Estados Unidos


Científicos de la Universidad de Yale obtienen un aminoácido sintético que permiten confinarse de manera fiable en el medio ambiente al limitar su propagación y supervivencia
Científicos de la Universidad de Yale, en New Haven (EE.UU.), han ideado una manera de asegurarse que organismos modificados genéticamente (OMG) pueden confinarse de manera segura en el medio ambiente, según publica hoy la revista «Nature». Estos organismos creados mediante la modificación del ADN de una cepa de bacterias que requieren la presencia de un aminoácido sintético especial que no existe en la naturaleza para activar genes especiales que potencian su crecimiento o actividad. Los aminoácidos, según aseguran los investigadores, son los bloques de construcción de las proteínas, que llevan a cabo las funciones de la vida.
De este modo, se evitaría uno de los principales obstáculos para el uso generalizado de los nuevos OMG en la agricultura, la producción de energía, la gestión de residuos y la medicina, ya que el nuevo código genético modificado permitió al equipo vincular el crecimiento de las bacterias a los aminoácidos sintéticos que no se encuentran en la naturaleza, por lo que se establece una salvaguarda importante que limita la propagación y la supervivencia de dichos organismos en ambientes naturales.
Hasta el momento, una de las principales controversias para el uso de transgénicos empleados en la agricultura es la posibilidad de que se produzcan las denominadas polinizaciones cruzadas, entre el polen de los OGM y de los cultivos tradicionales, pudiendo afectar, pese a las zonas de seguridad que delimitan las áreas de cultivos de estos organismos. Con todo, es un asunto que no deja indiferente, ya que existe una guerra cerrada entre los defensores y sus detractores, entre los que se encuentran numerosos grupos ecologistas, que se oponen a su uso con todas sus fuerzas, especialmente en el sector agroalimentario.
«Esta es una mejora significativa sobre los enfoques existentes de biocontención de los organismos modificados genéticamente», afirma el autor principal del estudio, Farren Isaacs, profesor asistente en el Departamento de Biología Molecular, Celular y del Desarrollo y el Instituto de Biología de Sistemas en West Campus.
Isaacs, Jesse Rinehart, Alexis Rovner y biólogos sintéticos de Yale llaman a estas nuevas bacterias organismos genómicamente recodificados (GRO, por sus siglas en inglés) porque tienen un nuevo código genético ideado por el equipo de investigadores. El nuevo código permitió al equipo vincular el crecimiento de las bacterias a los aminoácidos sintéticos que no se encuentran en la naturaleza, estableciendo una salvaguardia importante que limita la propagación y la supervivencia de los organismos en ambientes naturales.
En un segundo estudio, Isaacs, Ryan Gallagher y Jaymin Patel, de Yale, diseñaron una estrategia para de múltiples capas salvaguardias que también limitan el crecimiento de los OMG a ambientes que contienen un conjunto diferente de moléculas sintéticas. Publicado ayer en la revista «Nucleic Acids Research», este estudio describe un conjunto complementario de garantías distintas y portátiles capaces de asegurar una amplia gama de organismos.
Estos OGM seguros mejorarán la eficiencia de este tipo de organismos manipulados, que ahora están siendo utilizados en sistemas cerrados, como la producción de productos farmacéuticos, combustibles y químicos nuevos. Las preocupaciones sobre el uso de OMG en entornos abiertos ha limitado su adopción en otras áreas.
Nuevas aplicaciones
Los autores también creen que el nuevo código de combinación con aminoácidos artificiales permitirá a los científicos crear OGM más seguros para su uso en sistemas abiertos, incluyendo la mejora de la producción de alimentos o el diseño de probióticos para combatir una serie de enfermedades y microorganismos especializados para limpiar derrames de petróleo y vertederos.
«A medida que la biología sintética lleva a la aparición de OMG más sofisticados para hacer frente a estos grandes desafíos, debemos asumir un papel proactivo en el establecimiento de soluciones seguras y eficaces para la biotecnología, similares a quienes han trabajado para asegurar internet en la década de 1990», concluye Isaacs.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs