COP 21: haran 'todo lo posible para que (...) sea un éxito'



Hollande quiere en 2015 una declaración de derechos para preservar la Tierra

Fecha de Publicación
: 09/01/2015
Fuente: Yahoo Noticias
País/Región: Internacional - Francia


El presidente de Francia, François Hollande, se marcó hoy como gran objetivo para 2015 lograr que la conferencia sobre el cambio climático de París en diciembre sea un éxito, y que allí se adopte "una declaración de derechos de la humanidad" para preservar la Tierra.
Hollande, que desde hace dos años se mantiene en cotas de impopularidad históricas, defendió su acción de reformas en el tradicional discurso de fin de año, y lanzó "un mensaje de confianza" a los franceses.
Pero las metas que se fijó para 2015 estuvieron más en el terreno diplomático, en concreto en la cita sobre el cambio climático que organiza Francia, y en la que dijo que hará "todo lo posible para que (...) sea un éxito".
"2015 será un año esencial para el planeta" y esa cumbre con los jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo constituye "una magnífica oportunidad" en la que "Francia debe ser ejemplar", señaló antes de asegurar que ya lo está siendo en el terreno medioambiental con su nueva ley sobre la transición energética.
Explicó que igual que Francia hace 70 años estuvo en el origen de la Declaración Universal de Derechos Humanos, ahora tiene que "arrastrar al mundo para que se pueda adoptar una declaración de derechos de la humanidad para preservar el planeta".
Se trata -añadió- de que "cuando nuestros hijos, nuestros nietos nos pregunten sobre lo que fuimos capaces de hacer en 2015, podamos estar orgullosos de decir que contribuimos a preservar el planeta".
Francia tomó el relevo de Perú, tras la conferencia de Lima a comienzos de mes, para la organización de la cumbre de la ONU sobre el cambio climático, con el propósito de en París se apruebe un acuerdo que sustituya en 2020 al protocolo de Kioto, que tan solo obliga a reducir emisiones a los países desarrollados.
El texto adoptado en Lima establece que todos los países tienen que presentar compromisos cuantificables de reducción de gastes invernadero que deben ir acompañados de información detallada de las acciones que van a desarrollar para que esa disminución de emisiones se cumplan.
En un plano más interior, Hollande dijo ser consciente de "las dificultades" que viven los franceses, pero puso el acento en que quiere "acabar con el desaliento", y para ello empezó por recordar que "Francia es un gran país, la quinta potencia económica del mundo" y que "tenemos todas las razones de tener confianza en nosotros, pero a condición de avanzar".
Reconoció que "2014 fue un año duro", aunque inmediatamente señaló que él ha "mantenido la dirección que (se) había fijado", en una clara defensa de su política, y en primer lugar del llamado "pacto de responsabilidad" que reduce las cotizaciones de las empresas en 41.000 millones de euros para que puedan ser más competitivas.
A ese respecto, recordó a los empresarios la contrapartida que espera de ese "pacto de responsabilidad", que supone que no tendrán que pagar ninguna cotización patronal por los trabajadores remunerados con el salario mínimo: la creación de empleo.
También hizo valer la reforma de la estructura territorial del país, "que se había anunciado mil veces, y que se ha adoptado en menos de seis meses".
Aseguró que esa reforma, que reduce en particular de 22 a 13 el número de regiones metropolitanas, supondrá "más eficacia y menos gastos".
En la misma línea que con el "pacto de responsabilidad", el presidente alabó el proyecto de ley de su ministro de Economía, Emmanuel Macron, que pretende liberalizar algunos sectores, como los taxis, los notarios o las farmacias, y que a su juicio aportará un "rejuvenecimiento" a la economía francesa.
Hollande señaló su voluntad de que el Parlamento este próximo año "pueda adoptar una ley de consenso que contribuya a atenuar el sufrimiento (al final de la vida) y tenga en cuenta la voluntad del enfermo sobre el derecho a morir dignamente".
Frente a amenazas como el terrorismo, el jefe del Estado socialista dijo que la respuesta no puede ser "la estigmatización" o la discriminación de ciertos colectivos sociales o religiosos, sino "defender firmemente nuestras reglas comunes" como "el laicismo".
Por eso, adelantó que hace "de la lucha contra el racismo y el antisemitismo una causa nacional".
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs