Intentan salvar al jaguar en Panamá



Esperanza para salvar al jaguar en Panamá

Fecha de Publicación
: 29/12/2014
Fuente: La Prensa (Panamá)
País/Región: Panamá


Hay que concienciar sobre la importancia de su conservación. Registrar la desaparición de la especie no es una opción.
El gato más grande del continente americano, el jaguar (Panthera onca) –en peligro de extinción a causa de la deforestación, la destrucción de su hábitat, la cacería furtiva y de sus presas–, podría seguir rugiendo en los bosques panameños gracias a una iniciativa financiada por la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) que busca obtener información sobre su abundancia relativa y la de sus presas, así como de su movimiento espacial en cinco áreas protegidas, simultáneamente.
El proyecto “Fortalecimiento de capacidades de la Anam en apoyo al plan de conservación del jaguar en el Corredor Biológico Mesoamericano del Atlántico Panameño” contempla la colocación de 100 cámaras trampa para estimar la abundancia relativa del jaguar y otras especies que coexisten con él, y se desarrollará en el Parque Nacional Soberanía, el Bosque Protector de Arraiján/Península Gigante, el Parque Nacional Portobelo, Nusagandí, en la comarca Guna Yala, y en el Parque Nacional Santa Fe, en la provincia de Veraguas.
También se le pondrán radio collares GPS (sistema de posicionamiento global) a tres ocelotes en el Parque Nacional Soberanía para conocer sus movimientos en esta zona, cercana a comunidades y donde predomina el flujo de vehículos. Esta información permitirá mejorar el diseño de corredores biológicos.
Pero, como indica el biólogo panameño Ricardo Moreno, de Yaguará Panamá, “no se puede hacer ciencia por hacer ciencia”, ya que solo se estaría registrando la desaparición de la especie. También es imperativo crear conciencia sobre la importancia del jaguar y por qué es necesaria su conservación.
Los grandes felinos son depredadores al tope de la cadena alimenticia porque controlan las poblaciones de herbívoros. Sin jaguares u otros felinos, la población de herbívoros aumentaría demasiado, consumirían masivamente semillas y plantas y esto cambiaría la composición del bosque. ¿Y cómo afecta esto al ser humano? Pues, los bosques son vitales para mantener la cantidad y calidad de las aguas de los ríos y quebradas que surten acueductos para el consumo humano, y para sectores como el agropecuario.
“Garantizar la conservación del jaguar en Panamá requiere de un esfuerzo sostenido a gran escala, que no se puede realizar por sectores aislados, sino con la participación del Gobierno y de toda la sociedad, y en especial de la iniciativa privada”, añade Moreno.
En ese sentido, el biólogo, quien lidera el proyecto, destaca que éste propone acciones puntuales de conservación, concertadas entre los diferentes actores involucrados a través de talleres de capacitación, que incluyen temas sobre medidas antidepredación y el mejor uso de las fincas para tratar de minimizar el conflicto con los jaguares, así como una estrategia de comunicación, educación ambiental y difusión.
La semana pasada se realizó el primer taller en Santa Fe de Veraguas, y se han hecho reuniones entre las sedes regionales de la Anam. Los próximos talleres serán el 6 de enero en Arraiján, en conjunto con personas de Chorrera, y posteriormente en Nusagandí y Chepo. A principios de enero también se colocarán las cámaras.
En el trabajo colaboran la bióloga Natalia Young en la parte administrativa, Ninon Meyer, candidata al doctorado, el biólogo Elliott Brown y el estudiante de licenciatura en biología, Josué Ortega, en Santa Fe.
.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs