Los tiburones pierden la batalla de la CITES

Los tiburones pierden la batalla de la CITES

Fecha de Publicación: 23/03/2010
Fuente: AFP
País/Región: Internacional



Una sola especie de tiburón de las cuatro propuestas -el topo- obtuvo este martes la protección de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).
Por 86 votos contra 42 (en votación secreta), los Estados miembros de la CITES decidieron que este tiburón ('Lamna nasus'), pescado fundamentalmente en aguas templadas y considerado "en peligro" en el Atlántico noreste, sólo podrá ser comercializado bajo condiciones.
El tiburón topo hará de esta forma su entrada en el Anexo II de la convención, que autoriza las exportaciones bajo control y con certificados que señalen que su comercialización no amenaza la supervivencia de la especie.
La conferencia de la CITES no quiso este martes colocar bajo su protección dos especies de tiburones--el tiburón martillo y el oceánico- después de haber rechazado a otras dos de gran valor comercial: el atún rojo del Atlántico oriental y el coral rojo.
Con 75 votos a favor y 45 en contra, la proposición de Estados Unidos y Palaos para la inclusión del tiburón martillo ('Sphyrna lemini') en el Anexo II de la CITES, que hubiera permitido regular las exportaciones, fue rechazada al no obtener los dos tercios de los votos requeridos.
Unos instantes después, otra propuesta de los mismos países, relativa al tiburón oceánico de puntas blancas (Carcharhinus longimanus -lamia, jaquetón de ley o tiburón loco) también fue rechazada (75 a favor y 51 en contra).
Todas fueron propuestas en el Anexo II de la convención, autorizando las exportaciones a condición de que se realicen de una forma que no perjudique a la especie.
La Unión Europea, autora de la propuesta de inscripción junto con Palaos, recordó que el año pasado cerró sus pescaderías de tiburón topo, buscado por sus aletas y su carne.
La inscripción de este pez había sido propuesta infructuosamente en 2007, durante la conferencia anterior. Canadá, que se opuso entonces, explicó este martes que esta vez apoyó dicha propuesta debido a la "falta de progresos" en la gestión de esta pesca por los organismos profesionales regionales.
De esta manera, se confirmó la negativa, sobre todo de Asia, a regular el comercio internacional de especies marinas muy rentables.
Japón, tal como hizo con el atún rojo y los corales preciosos, hizo presión en este sentido junto a sus aliados de Asia -sobre todo Indonesia, principal pescador de tiburones entre 2000 y 2007- y el Caribe, alegando el impacto económico para sus poblaciones o la dificultad, incluso "la imposibilidad", de efectuar controles pertinentes sobre los cargamentos de pescados o aletas.
No obstante, el representante estadounidense Thomas Strickland dio a entender el martes por la noche que iba a seguir presionando a la convención para intentar reabrir el debate antes del jueves, en la sesión plenaria, con el fin de "echar atrás las decisiones".
Cada año, hasta 73 millones de tiburones son pescados en el mundo, y muchos son arrojados de nuevo al mar tras cortarles las aletas, vendidas a hasta 100 dólares el kilo en el mercado de Hong Kong.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs