Cumbre de Copenhague: reporte del 8º día






Bloqueadas las negociaciones en la Cumbre de Copenhague

Fecha de Publicación: 14/12/2009
Fuente: ADN
País/Región: Internacional


La Cumbre de la ONU del Cambio Climático quedó en punto muerto después de que las negociaciones fracasaran y de que miles de personas acreditadas se quedaran fuera del recinto de la conferencia a causa del colapso de los accesos.
Según informó la agencia Efe, el bloque africano abandonó hoy las negociaciones tras denunciar que los países industrializados están intentando "matar" el Protocolo de Kioto al intentar sellar un acuerdo más amplio que incluya compromisos vinculantes de reducción de emisiones contaminantes de las naciones emergentes.
La presidencia danesa dedicó la mañana a reunirse con los grupos regionales de la cumbre, ante la llegada de cerca de unos cincuenta ministros de Medio Ambiente, algo que molestó a bloques como el africano, porque implicaba cancelar las sesiones plenarias.
El presidente del grupo, el delegado argelino Kamel Djemouai, denunció que la presidencia danesa trate de forma separada y mezclada elementos contenidos en las dos vías de negociación, la de Kioto y la de la Convención Marco de la ONU, con el propósito de vaciarlas de contenido.
"Si aceptamos esta situación, firmaremos la muerte de Kioto, el único documento legalmente vinculante que existe", afirmó Djemouai. La retirada africana era minimizada por el secretario ejecutivo de la conferencia, Yvo de Boer, quien dijo que la presidenta de la conferencia, la danesa Connie Hedegaard, había dedicado la mañana a coordinar la agenda de la conferencia con los distintos grupos.
Además, sendas ruedas de prensa de las delegaciones de EEUU y China, los dos países más contaminantes del Planeta, previstas para hoy fueron canceladas sin motivo, además de otros encuentros con los medios.
El tono de las negociaciones se recrudeció la semana pasada, ante la negativa de los países emergentes a sellar acuerdos vinculantes -a los que según el Protocolo de Kioto sólo están obligados los países ricos- pero la presentación de dos borradores de trabajo pareció haber calmado algo los ánimos.
Las delegaciones de China y EEUU se enzarzaron en su particular guerra interna, al reclamar el uno del otro mayores compromisos medioambientales, mientras que los Países Menos Desarrollados, se unieron a la petición de las naciones ricas de que también los emergentes se comprometan de forma vinculante.
De Boer insistió hoy, sin embargo, en que la cumbre "no se ha suspendido" y anunció que la presidencia había abierto consultas informales de "final abierto" para acordar los "temas clave" del documento final.
Las 192 delegaciones buscan sellar un acuerdo internacional de reducción de emisiones de dióxido de carbono (CO2) por parte de los países ricos, que sustituya al protocolo de Kioto, una vez éste expire en 2012, y que fije los fondos necesarios para que los países en vías de desarrollo hagan frente al cambio climático.
La cumbre de la ONU se vio colapsada, a escala organizativa, desde primeras horas de la mañana, tras la avalancha de nuevos asistentes que ha supuesto para la cita danesa la llegada de unos cincuenta ministros de Medio Ambiente.
La organización comunicó que se han acreditado más de 43.000 personas para la cumbre, de las que se habían emitido hasta hoy unas 22.000 acreditaciones. Por cuestiones de seguridad, el Bella Center, sede de la conferencia, sólo puede acoger a unas 15.000 personas, pero hoy se contabilizaron ya 20.000 pases en la entrada de los recintos, según un portavoz de la ONU.
La organización comunicó el sábado que a partir de mañana se limitará el acceso a las ONG, previo al tramo de "alto nivel" de la cumbre que congregará a 110 jefes de Estado y de Gobierno.
El caos organizativo provocó que unas 2.000 personas protestaran a las puertas del recinto después de que, tras completarse el aforo de las instalaciones, se quedaran fuera del Bella Center, tras ocho horas de espera y a temperaturas próximas a los cero grados, informó la agencia Efe.

----------------------------------------------------------------------------------

La pugna entre EE UU y China centra la negociación en la Cumbre del Clima

Fecha de Publicación: 14/12/2009
Fuente: El País (España)
País/Región: Internacional


Al secretario de Naciones Unidas para el Cambio Climático, Yvo de Boer, casi le sale un palíndromo al resumir la situación de la Cumbre del Clima Copenhague: "EE UU pide más de China y China pide más de EE UU". El nuevo G-2 acapara una negociación en las que primero se acordó lo que parecía más difícil, las cifras de reducción de emisiones, y el atasco está ahora en las palabras y la financiación. Ayer, unos 50 ministros -España estuvo representada por Teresa Ribera, secretaria de Estado de Cambio Climáticon- se reunieron a puerta cerrada para que los 110 líderes tengan su acuerdo. Mientras tanto, la policía danesa volvió a enseñar músculo al detener a 257 personas que liberó horas después. De los 968 arrestados el día anterior en la gran manifestación, sólo presentó cargos contra cuatro. La desproporción originó una oleada de críticas de los activistas.
La primera semana de la cumbre ha revelado los escollos. EE UU afirma que de ninguna manera financiará a China. "No veo dinero público de EE UU destinado a China"; resumió el enviado de Obama, Todd Stern, quien añadió que no piensan "reparar ni pagar ninguna deuda" por sus emisiones de los últimos 200 años.
El viceministro chino de Exteriores, He Yafei, contestó a lo oriental: "La historia es el espejo en el que mirarnos para avanzar". China exige ayuda para rebajar un 40% del CO2 por unidad de PIB en 2020 con el argumento de que es un país en desarrollo con 150 millones de pobras.
Las cifras chinas no están claras. China no habla de emisiones, sino de intensidad, lo que dificulta la comparación. Para financiarle, los países desarrollados piden que declare sus emisiones, algo que Pekín ve como una intromisión. Los cálculos de la UE no coinciden con los chinos. Europa considera que el objetivo chino supone que, en 2020, sus emisiones estarán entre un 12% y un 15% por debajo de la tendencia actual. Esto se sitúa lejos del 30% pedido por la UE. No se trata de reducir emisiones sino de que crezcan menos. Las dudas crecen porque la Agencia Internacional de la Energía afirma que el plan chino aportará un 25% de la reducción mundial. México, Reino Unido y Noruega han presentado una propuesta de financiación que incluye a China como donante, aunque muy lejos de los países ricos.
La UE exige compromisos mayores a ambas partes. Europa ve cómo los dos borradores de la cumbre contemplan que el Protocolo de Kioto siga vigente entre 2013 y 2020. "Nosotros salvamos Kioto, lo vamos a cumplir y nuestra legislación incluye los mecanismos del protocolo. Pero no basta. No incluye a EEUU ni obliga suficientemente a China", explicó el comisario europeo Stavros Dimas.
Los Veintisiete se reservan la carta de ampliar su recorte de emisiones del 20% al 30%. El anuncio se da por descontado. El Panel Intergubernamental pide para los países ricos recortes de entre el 25% y el 40% y la UE, que ha liderado este proceso, no puede ir con una cifra inferior. Dimas admitió que sin el 30% carecían de "fuerza moral" para reclamar más a EE UU y China.
Mientras la negociación seguía, ayer era el día para buscar explicaciones a la extraña sensación que dejó la noche anterior. Por un lado, la espectacular cifra de 968 detenidos en una multitudinaria manifestación. Por otro, lo pacífico de la marcha y de la vida en Copenhague. Del millar de arrestados la policía sólo presentó cargos contra cuatro, dos daneses, un alemán y un francés. "Estábamos en una manifestación pacífica hablando tranquilamente y llegó la policía y comenzó a detener a todo el mundo", explicó Marie Bumdgaard, detenida y liberada el sábado. "Me pusieron las esposas de plástico y nos obligaron a estar cinco horas sentados con las piernas abiertas en el suelo, todos en fila. Hacía mucho frío y se te quedaban dormidos los brazos y las piernas. El trato fue inhumano, pensaba que esto no ocurría en Dinamarca", relata indignada esta danesa de 21 años: "Había algunos con muy poca ropa y vi a gente que se meó encima, otros lloraban".
"Fue una detención masiva, pero no pensamos pedir perdón", contó un portavoz de la policía, quien matizó: "No podemos garantizar que todos los detenidos hayan hecho algo. Por eso decimos que pueden pedir una compensación".

----------------------------------------------------------------------------------

El plan contra el cambio climático será presentado antes de que acabe el año

Fecha de Publicación: 14/12/2009
Fuente: ABC (España)
País/Región: Internacional


Será antes de final de año cuando la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas presente el programa marco de acción contra el cambio climático 2010-2020, adaptado a los acuerdos que finalmente se concreten en la cumbre que se celebra en Copenhague.
Se trata, en definitiva, de una apuesta prioritaria del Gobierno autonómico por aplicar con celeridad los objetivos globales que se establezcan en el horizonte de 2020, y que implicará a cada una de las Consellerías que integran el equipo de San Caetano.
Con todo, la Xunta señaló que, entre sus acciones, ya se encuentran distintas medidas para avanzar en la lucha contra el cambio climático, como la creación de una Subdirección General de Investigación, Cambio Climático e Información Ambiental, que supone un departamento que aglutina la gestión de los proyectos y de las redes de observación de los distintos componentes del sistema.
Asimismo, también se ha contemplado el desarrollo de medidas de adaptación al cambio climático a partir de conclusiones derivadas del proyecto de investigación Cligal, en el que participan cerca de un centenar de investigadores de todos los centros de investigación gallegos y que analiza las evidencias e impactos del cambio climático en Galicia.
La lucha contra este fenómeno también se asume desde el seguimiento de inventarios de emisiones de gases de efecto invernadero, según explicó el Gobierno gallego. Así, el análisis de la evolución temporal de las emisiones de gases de efecto invernadero, tanto a nivel global como sectorial, permite la identificación de aquellas áreas con un mayor potencial de reducción y posibilita la definición de políticas de mitigación «precisas y efectivas».
Proyectos
En este ámbito, la Xunta cuenta con dos tipos de actuaciones, las exposiciones sobre el cambio climático a través de los ayuntamientos gallegos y el proyecto Climántica, una medida dirigida al sistema educativo en general.
Por otro lado, la Xunta destacó que ha participado de forma activa en la toma de posición del Estado y de las comunidades en el que se pactó la postura común de la Unión Europea en la Cumbre de Copenhague contra el cambio climático. Además, el conselleiro del ramo, Agustín Hernández, asistió a la reunión del Consejo Consultivo de Política Medioambiental para asuntos comunitarios.

----------------------------------------------------------------------------------

Frágil equilibrio en la cumbre de Copenhague

Fecha de Publicación: 14/12/2009
Fuente: BBC Mundo
País/Región: Internacional


Los países africanos regresaron a la mesa de negociaciones de la Cumbre sobre Cambio Climático de Copenhague después de que les prometieran darle prioridad a las conversaciones sobre el futuro del Protocolo de Kioto, informaron delgados africanos y europeos.
La delegación africana se había retirado de las negociaciones porque, en su opinión, los países ricos no estaban centrando la discusión en la reducción de las emisiones de CO2 estipuladas en Kioto.
Si bien la protesta estuvo liderada por las naciones africanas, contó con el apoyo del G7, el grupo de países en desarrollo.
Esta crisis tuvo lugar durante la primera jornada de lo que constituye la segunda y última semana de la cumbre, considerada crucial en la búsqueda de una solución global al problema del calentamiento global.
Apenas se quebró el diálogo, Kamel Djemouai, un funcionario argelino a cargo del grupo africano, aseguró que los países desarrollados están tratando de hacer colapsar esta cumbre en la que participan 192 países.
"Están abandonando las negociaciones en protesta por el proceso y la forma, y no por el contenido. Esto es lamentable", dijo por su parte la ministra de Cambio Climático de Australia, Penny Wong.
La conmoción generada por la protesta marcó un mal comienzo para esta fase decisiva de la cumbre en la e intervendrán más de 110 jefes de gobierno y de Estado.
Además de definir en qué porcentaje los países industrializados deben reducir sus emisiones y en cuánto deben frenar los países en desarrollo el crecimiento de las suyas, el acuerdo que se busca sellar en Copenhague debe establecer cuánta ayuda será destinada a los países más pobres para mitigar las consecuencias del calentamiento global.

Sin grandes avances
Hasta el momento, las conversaciones no parecen haber logrado un acercamiento entre los diversos puntos de vista.
Según señala uno de los enviados especiales de la BBC a Copenhague, Roger Harrabin, aún existe una brecha entre lo que los países desarrollados consideran un buen acuerdo y la opinión de las pequeñas islas estado que temen que un aumento en el nivel del mar, debido al aumento de las temperaturas, les haga perder parte de su territorio bajo las aguas.

Humo
Por el momento se está lejos de llegar a un acuerdo sobre en cuánto se deben reducir las emisiones de CO2.
Al final de la primera semana surgieron dos borradores para un posible acuerdo y algunas fuentes señalan que la cumbre podría finalizar no con un texto final sino con dos.
Uno compilaría una visión compartida sobre las medidas a implementar de manera conjunta a largo plazo y el otro sería una extensión del Protocolo de Kioto, algo que favorecen los países en desarrollo.
Muchos de los elementos presentes en estos textos preliminares están aún entre paréntesis, lo que significa que todavía no se han tomado decisiones al respecto.
Un ejemplo claro que resta determinar es el límite del aumento de la temperatura, que algunos delegados creen que debe fijarse a un máximo de 2ºC mientras que otros creen que el incremento no debe superar 1,5ºC en relación a la era preindustrial.

Acuerdo ambicioso
Según Miliband, hasta ahora las negociaciones no han producido grandes resultados.
Las naciones africanas temen que los países ricos traten, con un segundo acuerdo, de desestimar los compromisos establecidos en Kioto. Mientras que para las naciones desarrolladas, uno de los puntos cruciales es que los países en desarrollo grandes, como por ejemplo India y China, se comprometan legalmente a reducir el crecimiento de sus emisiones.
A medida que se van sumando a la cumbre los líderes mundiales -se espera que la mayoría llegue a Copenhague el jueves- y después de meses de expectativas, aumenta la presión para llegar a un acuerdo global ambicioso.
Sin embargo, después de una semana de idas y vueltas y tras la protesta liderada por los africanos, no todos creen que sea posible.
Según Ed Miliband, ministro de Medio Ambiente del Reino Unido, el giro que están tomando las negociaciones no está encaminado hacia el logro de un acuerdo cabal.
Según el funcionario, hasta el momento no se ha progresado lo suficiente como para lograr un tratado para reducir las emisiones de CO2 y financiar a los países más pobres para adaptarse a las consecuencias del calentamiento global.

----------------------------------------------------------------------------------

La cumbre de Copenhague abre consultas informales sobre "los temas clave"

Fecha de Publicación: 14/12/2009
Fuente: EFE
País/Región: Internacional


La Cumbre de la ONU sobre Cambio Climático abrió hoy consultas informales para que los ministros de Medio Ambiente y las delegaciones de los 192 países reunidos en Copenhague puedan analizar "los temas clave" de la conferencia.
Así lo anunció el secretario ejecutivo de la cumbre, Yvo de Boer, quien insistió en que, pese a que no se ha proseguido hoy con las sesiones plenarias, las negociaciones no se han suspendido.
Su mensaje contradecía la negativa dada por el grupo G77 de proseguir las negociaciones, mientras la presidenta de la conferencia, la danesa Connie Hedegaard, establecía hoy contactos con los distintos grupos de trabajo para preservar el orden establecido en la agenda, dijeron a Efe fuentes de la cumbre.
"La presidencia danesa lleva toda la mañana reuniéndose con los grupos regionales para analizar los asuntos claves que debe incluir el documento final. Y en breve se van a abrir consultas informales de final abierto con las distintas delegaciones", sostuvo de Boer.
Explicó que esas consultas serán un "mecanismo" para centrar la atención de los delegados en los puntos que han generado las mayores controversias durante las conversaciones: la implementación del segundo plazo del Protocolo de Kioto y la financiación para la mitigación del cambio climático en los países pobres.
Respecto al enfado del bloque africano, que hoy criticó la falta de atención que el Protocolo de Kioto recibe en las negociaciones, De Boer manifestó que "la mayoría de los países" proponen la prolongación de ese tratado y rechazó que haya delegaciones dispuestas a "bloquear el proceso".
La cumbre de Copenhague debe arrojar un acuerdo internacional de reducción de gases de efecto invernadero que sustituya al Protocolo de Kioto, una vez que éste expire en 2012.
Según explicó, las nuevas consultas informales buscan "hacer que se mueva" el proceso de negociación y saber "hasta qué punto están satisfechas" las delegaciones con las propuestas del resto de países.
Aludió al debate suscitado por la petición de los países ricos y los Países Menos Desarrollados (LDC, por sus siglas en inglés) de que también las potencias emergentes fijen objetivos vinculantes de reducción de emisiones contaminantes, algo que se opone de forma tajante China.
"Países como Singapur, Corea del Sur y China ya han anunciado propuestas nacionales de reducción de emisiones. Ahora falta analizar cómo capturar esos propósitos dentro de un acuerdo internacional vinculante", apuntó.
De Boer indicó también que, entre los asuntos que faltan por negociar, queda cómo implementar ese acuerdo vinculante y cómo sancionarlo si hay países que no cumplen con sus compromisos.
Acerca de la financiación de los países pobres, manifestó que es necesario conocer "cuáles serán las ofertas individuales" de cada país rico y no el monto de la propuesta industrializada como bloque.

----------------------------------------------------------------------------------

Cambio Climático: odioso fracaso se dibuja en Copenhague

Fecha de Publicación: 14/12/2009
Fuente: Prensa Latina
País/Región: Internacional


La oportunidad perdida, frase lapidaria que anticiparía el fracaso de la Cumbre sobre Cambio Climático de Naciones Unidas, dejó de ser una posibilidad cuando comienza a agotarse el tiempo de las negociaciones.
Sobre las espaldas de los ministros de Medio Ambiente de los 193 países, representados aquí bajo la sombrilla de la Conferencia de las Partes de la ONU (COP15), recaerá la difícil responsabilidad de elaborar un documento de consenso.
Sin embargo, los tropiezos en las deliberaciones se dan por las divergencias de criterios de los países en vías de desarrollo y economías emergentes con respecto al bloque de los ricos, al cual exigen asumir su papel.
Mayores reducciones de CO2 y el financiamiento con recursos y transferencia de tecnología son las solicitudes más perentorias al grupo de los poderosos, reticentes a predicar con el ejemplo.
En los enfoques mediáticos de la prensa occidental se muestran los encontronazos como una falta de voluntad a ceder de todas partes, sin recalcar que los mayores contaminantes del planeta son los integrantes del G7, según los expertos.
Alrededor de 120 jefes de Estado o Gobierno animarán el segmento final de la cita de Copenhague los días 17 y 18 de diciembre, ante el temor de que todo termine en fotos protocolares, discursos vagos y promesas para un futuro incierto con la naturaleza.
Con acuerdos e iniciativas concretas, los países de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra America (ALBA) se reunirán aquí de forma paralela a la COP15 en un gran acto en presencia de los mandatarios Hugo Chávez (Venezuela) y Evo Morales (Bolivia).
Será al anochecer del 17 de diciembre, con la participación de los nueve miembros del ALBA y justo apenas días después de la cumbre de la concertación latinoamericana en La Habana, Cuba.
Las noticias de aliento se inscriben en manifestaciones de grupos indígenas, el interés en las posturas de los pequeños estados insulares (AOSIS, por sus siglas en inglés), y proyectos de la Madre Tierra (Bolivia) y Yasuní ITT (Ecuador), entre otros.
Esta semana veremos cómo se hace historia, para bien o para mal, dijo el director de política climática de Greenpeace, Martin Kaiser.
No sé si continuarán jugando al póker con el planeta con declaraciones grandilocuentes para la opinión pública nacional o si tendrán el valor y la visión de diseñar un acuerdo trascendental en torno al calentamiento de la atmósfera, recalcó a la prensa.
Así y todo, las noticias mundiales están cada vez más en la capital danesa, donde aparecen registradas numerosas personalidades como el Premio Nobel y ex vicepresidente estadounidense Al Gore, el arzobispo suráfricano Desmond Tutu y el propio Bill Clinton.
Lo mismo que la escultural modelo danesa Helena Christensen, la ex presidenta irlandesa Mary Robinson y un rosario de dignatarios con notable resonancia en los medios, con Hugo Chávez, Evo Morales y el brasileño Luiz Inacio Lula da Silva en puestos prominentes.
También, obviamente, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, Barack Obama (Estados Unidos), el primer ministro chino, Wei Jiabao, Nicolás Sarkozy (Francia), Angela Merkel (Alemania) y el primer ministro indio, Manmohan Singh.
"Los países pobres quieren garantizar importantes reducciones de emisiones, pero los ricos intentan retrasar las discusiones sobre el único mecanismo del que disponemos para esto, el Protocolo de Kyoto", remarcó Oxfam International sobre la postura africana.
Las naciones en desarrollo defienden el mantenimiento del Protocolo de Kyoto, con una segunda fase de compromisos a partir de enero de 2013, pero algunos como Estados Unidos prefieren elaborar un tratado con bases diferentes.
No todo está perdido, admitió con dudas en sus palabras el carismático jefe del movimiento ecologista Greenpeace, el surafricano Kumi Naidoo.
Para evitar que la COP15, que entregará la estafeta a México, encargado de auspiciar la COP16 en 2010, termine en la frustración total, el responsable de la ONU para el Cambio Climático, Yvo de Boer, insistió en la perspectiva de un arreglo de inmediatez.
Se refería así a la probable adopción de un documento no vinculante, pero con proyecciones de aplicación a corto plazo y de incidencia directa en beneficios para el medio ambiente.
Del lobo un pelo, se diría.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs