Cuidado con 'ecoflación'

Inflación, deflación, pero sobre todo... cuidado con 'ecoflación'

Fecha de Publicación: 09/12/2008
Fuente: Reuters
País/Región: Internacional



Añada una nueva preocupación económica a la inflación y a la deflación: la ecoflación, un fenómeno pernicioso que hará aumentar los costes de las empresas en un mundo amenazado por el cambio climático.
La ecoflación podría afectar gravemente a los bienes de consumo en los próximos 10 años, según un informe del World Resources Institute y A. T. Kearney, una consultora internacional.
Las empresas que fabrican bienes de consumo de poca duración, desde cererales hasta champú, podrían sufrir una bajada en sus ganancias de entre un 13% y 31% para 2013, y entre un 19% y un 47% para 2018, si no adoptan prácticas ambientalmente sostenibles, dice el informe.
Los costes del calentamiento global se están manifestando en una intensificación de los fenómenos meterológicos extremos, como las olas de calor, las sequías y quizás las tormentas tropicales, pero aún no se están reflejando en los precios de consumo, dijo Andrew Aulisi tras la presentación del informe.
En cambio, estos costes están siendo pagados por los gobiernos y la sociedad, dijo Aulisi. Esto podría cambiar, en el caso de EEUU, si el presidente electo Barack Obama y el Congreso de EEUU impulsan un sistema que grave las emisiones de los gases de efecto invernadero, añadió el experto.
Algunas empresas están ya intentando reducir sus emisiones, anticipándose a una posible regulación que podría llegar en 2010 en EEUU, declaró Daniel Mahler, de A. T. Kearney.
Por otra parte, las empresas estadounidenses que hasta ahora han creído que se ahorrarían gastos fabricando sus bienes en países donde la mano de obra es barata, se tendrían que replantear su gestión si se aprueba un impuesto sobre las emisiones, que encarecería los gastos de transporte, dice Mahler.
Bajo el escenario de la ecoflación, las principales economías del mundo podrían fijar un precio sobre las emisiones de carbono de 50 dólares por tonelada, opinó Aulisi.
Eso supone entre cinco y diez veces el precio del CO2 que se está negociando en los mercados voluntarios de EEUU.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs